Toda la información del fútbol base valenciano

CD Malilla: de 17 niños en la escuela hace 6 años… a ser un club de Superliga 2018-2019

COMPARTIR
, / 1376 1

Con el pitido final llegó el éxtasis. Ninguna palabra puede hacer justicia a lo vivido en esos momentos sobre el césped del Polideportivo de Malilla. Pero para eso está el vídeo. Y las fotos. Y las miradas, las lágrimas y los recuerdos. Hace seis años el CD Malilla languidecía, de capa caída, como escuela sin presente y sin futuro. Apenas un puñado de chavales formaban parte de la escuela aquel verano. Hoy, el club roza los 400 alumnos, tiene un campo de fútbol-11 en construcción y es, merecidamente, nueva escuela de Superliga la temporada que viene.

El trabajo del Alevín A durante toda la temporada en el Grupo A4 Valencia de Segundo Año se encontraba huérfano de un digno colofón. Estuvo cerca la semana anterior, pero un inesperado tropiezo ante un bravo CD Zafranar (1-1) hizo que el líder tuviese que posponer sus fastos. No fue así este sábado: con el recinto literalmente a reventar, globos rojos y verdes por todas partes y la afición motivadísima, llegaba el momento de que el cuadro dirigido por Víctor Bruna y Carlos Martínez rematase un año en el que han sido líderes prácticamente desde la primera jornada.

El choque comenzó con muchos nervios por parte de Malilla y Valencia CF ‘C’, segundo clasificado y que -aunque no podía lograr ascender al ya haber un equipo de la escuela en Superligas- buscaba ganar a domicilio para adelantar a su rival en la tabla y conquistar el campeonato. El E-1 Valencia ya había ganado su partido ante el FS Picassent y se ponía con 61 puntos, a sólo cinco del cuadro verdirrojo. El triunfo daba el ascenso para los locales; una derrota suponía caer a la segunda plaza y ver recortada su renta.

Todo se dinamitó en el minuto 5, cuando un disparo de Ramón Furió rebotó en un defensor e hizo una parábola imposible para el portero valencianista. 1-0 nada más arrancar y la locura se apoderó de la grada. Los familiares sufrieron con las acometidas de un Valencia que hizo un gran partido, obligando a los porteros Jorge García y César Torres a emplearse a fondo con auténticos paradones. Sólo así se explica que se alcanzase el tiempo de descanso sin más goles: el Malilla sufría pero no renunciaba a ser ofensivo y tuvo varios saques de esquina y acercamientos para lograr el segundo, con el espigado Paul Adesina ejerciendo de ‘torre’ en ataque.

En el segundo acto, pronto el Malilla sentó las bases de su victoria con varias acciones de peligro encadenadas, que culminaron en el gol de Pedro Jesús Rubio mediada la segunda mitad: remate raso y duro que golpeo en el poste y se coló en la meta blanquinegra. El 2-0 fue un mazazo definitivo para el Valencia, que lo intentó sin suerte en la recta final. La cuenta atrás llegó a su fin tras el tiempo añadido: el pitido final del árbitro no fue más que el pistoletazo de salida a una invasión de campo histórica, merecida e inolvidable.

Entre lágrimas y abrazos, la figura de Bruna y Martínez, que ya conquistaron el título de campeones de Copa Federación con el Benjamín ‘C’ del Malilla hace tres años y que vuelven a saborear las mieles del éxito. Ambos fueron manteados por jugadores y técnicos del club, ya que muchos de los equipos de la escuela habían sido convocados al campo para animar a su Alevín A. También voló por los aires Javier Saez, director deportivo de la entidad y que no pudo reprimir el llanto al recordar la travesía recorrida para alcanzar la élite del fútbol-8 de la Comunitat.

“Me emociona recordarlo, porque han sido seis años de muchos ‘palos’. Éramos 17 niños cuando llegamos. Me acuerdo de mi familia, de mi mujer que ha aguantado mucho, mis padres, que saben lo mal que se pasa…”, explicaba Saez a ESPORTBASE entre lágrimas. “Estoy orgulloso de esos equipos que han estado animando en la grada, equipos que lo han pasado mal esta temporada y aquí estaban para empujar. Han venido todos. Pero estar en Superliga no nos va a cambiar la filosofía: vamos a seguir contando con todas las familias, la gente de casa tendrá prioridad por haber confiado en este club. Entrenadores, jugadores, coordinadores, padres… Todos han puesto su granito de arena, no quiero dejarme a nadie“, agregó.

Malilla contará la temporada que viene con un club de Superliga, con cuatro equipos peleando en la máxima categoría de fútbol-8 de la Comunitat. Son la tercera escuela en confirmar su ascenso, tras Torrent CF y después Sporting Benissanó. Pero su presidente Juan Cerdán no quiere detenerse en el éxito logrado y apunta, en palabras a este periódico a la construcción del nuevo campo de fútbol-11 como clave en la consolidación de la entidad.

“Hemos trabajado mucho para llegar hasta aquí, esto es un trabajo de equipo. Ascender a Superliga es muy bueno para el club y para Malilla. Nos falta la guinda: acabar el campo nuevo. Pido por favor al Ayuntamiento y a la empresa constructora que se den prisa y podamos, aunque sea, empezar a jugar allí a mediados de la temporada que viene con un equipo Amateur, un equipo Femenino, otro Inclusivo… porque las actuales instalaciones nos limitan mucho“, declaró.

Un comentario

  • Sabroson dice:

    Cada día ,cada mes,cada temporada haces un trabajo mejor y superas lo anterior hecho.
    Enhorabuena Paco Polit. Gracias por tenernos informados de todo el fútbol base.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.