Alberto Calatrava: el que no ‘aparece’, pero siempre está

Hay jugadores que brillan en la sombra. Que pasan desapercibidos, pero que para sus equipos son como un mechero para un cigarro, imprescindible. Esos futbolistas que, cuando no están, el equipo lo nota negativamente. Falta alguien que pique piedra en la sombra. Eso es lo que ocurre con Alberto Calatrava, un futbolista que juega en la sombra, pero es el pilar que hace que se mantenga la casa; el super glue. El pasado fin de semana hizo un partido… Dios mío, qué partido. Y eso que no marcó ni asistió, pero fue clave para sostener a su equipo cuando el Atlético achuchaba arriba y el Levante estaba tocado.

Alberto lo vio claro: había que meter el partido en el congelador y que los ritmos cardíacos se desplumasen. Lo hizo al segundo. Peñaranda y Borja Cortina se entendieron con Calatrava solo con la mirada y el ’15’ se unió a ellos para formar la punta del triángulo. Era el ‘cebo’ perfecto para que Rayane y compañía saltaran a la presión y Moya y Kareem Tundé encontrasen espacios. Con una pausa tremebunda y mucha delicadeza, Alberto asumió ese riesgo (y era uno grande) de ser la vía de escape para el Levante Juvenil A cuando los ‘perros de presa’ colchoneros olían la sangre. Y la realidad es que lo hizo perfecto. En su cabeza sonaría algo así como: «Vienen dos y estoy de espaldas, no pasa nada». Recibió de espaldas y, sin girarse, jugó directamente con el lateral que ya se encontraba libre. Eso lo repitió unas 3-4 veces dando lugar al inicio de varias ocasiones granotas durante el primer período. No me gustan las comparaciones, pero para que se hagan una idea aquellos que no lo tienen visto es un ‘Busquets’, pero con mucho físico.

Asumió el control cuando la marea subía

Hace brillar a sus compañeros porque siempre encuentra ventajas. Los focos para otros. Un tren que nunca descarrilla convertido en un stopper. Lo cierto es que contra el ATM no se desquebrajó en ningún momento: total de pases acertados, juego en largo coherente y siendo vencedor en todas las disputas cuando el cuadro de Fernando Torres galopaba al contragolpe. Con esa melena rizada emulando a un león de la sabana, Alberto es la pieza angular en la medular para Euge Ribera. Un chico que entiende el fútbol como si se tratara de una ingeniería aeronáutica y se adelanta 2-3 segundos a lo que va a pasar. Su posicionamiento en el verde es impoluto; se orienta bien y eso le hace ganar segundos vitales tanto para atacar como para defender. Siempre trabajando en silencio y haciendo apenas ruido, ‘Cala’ se ha convertido en una piedra Rosseta del cuadro granota. Porque no es solo que sea un futbolista muy inteligente sin balón, sino también es que no le quema el esférico cuando lo tiene: sabe qué hacer con él en todo momento y eso es difícil de encontrar en el panorama actual.

Foto: Fútbol Juvenil

Cuando el Levante ahogaba al ATM, Alberto iba arriba a presionar y era ‘Peke’ el que se quedaba en la base. El centrocampista de Quart de Poblet ganaba metros y se colocaba cerquita de los extremos (dependiendo de dónde estuviese la pelota), pero siempre con algo de margen para evitar hacer un sobreesfuerzo corriendo hacia atrás. Un salto de mata para evitar que el cuadro colchonero pudiese transitar a sus anchas. Alberto estaba ahí para frenarlo. Y es que su buen hacer viene de atrás: 27 partidos disputados de 30 posibles en DH más otros 3 en Copa del Rey y el reciente en Copa de Campeones. A eso añadirle que es el tercer futbolista con más partidos jugados y también el jugador que ocupa el tercer escalón en cuanto a titularidades en este curso. Un todoterreno.

Llegó hace 2 años al Levante procedente del Alboraya UD para incorporarse al Juvenil B del Levante en el que jugó 23 partidos. Sin embargo, su buen rendimiento y aptitudes hizo que se metiese en dinámica con el DH desde octubre. Iba alternando Liga Nacional y División de Honor en el mismo curso suponiendo un desgaste importante. En el Alboraya ya apuntaba maneras, pero en el Levante ha acabado de despegar. Ya esta campaña, con 4 goles además, Alberto ha acabado de completar su faceta más táctica antes de pasar al fútbol amateur. Nacido en el 2005 en la localidad de Quart de Poblet, Alberto es ese jugador que todo entrenador quisiera tener en su plantilla: comprometido, aguerrido, sacrificado y sesudo. El pack completo.

Autor / 543 publicaciones

Área Villarreal CF. Periodista deportivo. Cubriendo al fútbol base, al bonito, al de verdad. Me leeréis por aquí con todo lo relacionado con la cantera del Villarreal desde el filial hasta los juveniles y más.

Un comentario en “Alberto Calatrava: el que no ‘aparece’, pero siempre está

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *