El Villarreal Juvenil A supera al Patacona en un partido loco (5-3)

Tras encarrilar la primera parte con cuatro goles, el Villarreal venció a un Patacona que no bajó los brazos y se llegó a poner a tan sólo un tanto de lograr la igualada. Caden McLoughin, tras varios intentos, anotó el 5-3 definitivo en un encuentro loquísimo que deja a los de Mario Bárcena en la 3ª plaza a la espera de lo que haga el Atlético Madrileño frente al Albacete, y casi al borde del descenso al conjunto de Alboraya.

Con el título de liga ya perdido a manos del Levante UD, el Villarreal recibía al Patacona que se jugaba la vida. 3 jornadas para el final y a 5 puntos de salvarse, el conjunto alborayense necesitaba ganar como fuera en la Ciudad Deportiva José Manuel Llaneza. No le valía otra cosa para acercarse a salir del descenso. Por su parte, los amarillos querían continuar con su buena dinámica (4 victorias seguidas) y cazar al Atlético Madrileño, dueño de la tercera plaza.

Objetivos muy distintos y el balón comenzó a rodar en el Mini Estadi. Minutos de inicio muy intensos donde el Patacona no quería perder el tiempo y buscaba la portería de Rodrigo Rocafort. Ahí es donde el conjunto de Mario Bárcena iba a encontrar peligro. Primero, un centro de Mario Gil que no pudo rematar Fofana y después un balón colgado de Budesca que, ahora sí, introducía en el fondo de la red el propio Fofana. El delantero maliense aparecía como una liebre para cabecear ese caramelo de Dani Budesca. La fiesta no iba a parar porque, a los 3 minutos, Gerard Hernández iba a recoger un balón en la frontal para mandarlo con mucha violencia a la portería de Juan Pablo. Golazo desde la medialuna que encarrilaba la victoria grogueta.

Sin embargo, el Patacona, cuando más noqueado estaba, recortó distancias por medio de Pau Mascarell. Iker ponía un saque de banda larguísimo desde la izquierda que no lograba rematar Javier, pero sí Pau Mascarell. 2-1 en apenas un cuarto de hora corto de juego. Ritmo frenético que Celso Bermejo no iba a dejar caer. Fofana caía dentro del área y el delantero gaditano no fallaba desde los 11 metros para poner el 3-1 en el marcador.

Llevábamos 20 minutos y ya se habían dado 4 goles y otro que estuvo a punto de hacer Diatta con un disparo a la media vuelta que se estrelló en el larguero. Ya llegando al descanso, Gerard envió un balón teledirigido, desde casi 30 metros, a Mario Gil que controlaba y batía a Juan Pablo. Pero ahí no iba a terminar la cosa. El Patacona respondió inmediatamente con un gol de Pau Mascarell (que se adjudicaba un doblete) a centro de Izan. Imparable para Rocafort. El descanso hacía acto de presencia.

Un segundo acto (casi) de lo más tranquilo

La segunda parte se presentaba muy complicada para el Patacona que necesitaba un milagro para voltear el marcador. El Villarreal bajó la intensidad y trató de defenderse con balón, aún sin renunciar a ampliar la ventaja. Los pataconeros se estiraron más, pero eso tuvo como consecuencia, dejar muchos huecos atrás y llegar muy exhaustos a las tareas defensivas. Los chicos de Adrián Olivares tuvieron que recurrir a los balones en largo teniendo en cuenta que el tiempo se estaba agotando y el minuto 60′ aparecía. Al Patacona le costaba hilar jugadas de ataque e incluso una larga combinación de pases. A través de los centros laterales, intentó intimidar a Rodrigo Rocafort que apenas tuvo que esmerarse. Caden McLoughin y Javi Aznar eran los primeros cambios en el equipo vila-realense para tratar de ponerle la guinda al partido. Ya apenas se jugaba en campo del Villarreal.

No obstante, el Patacona no iba a rendirse y en un saque de esquina botado por Raúl Monfort, Montejo batía a Rocafort después de peinar el balón. Los de Alboraya vieron una opción clarividente de poder empatar el duelo. Hugo Montalt tuvo el empate después de un duro disparo que rechazó Rodrigo y parecía que el 4-4 podía darse. Sin embargo, Caden se encargó de disipar cualquier atisbo de duda después de cazar un buen centro de Aznar. A la cuarta fue la vencida.

El Villarreal cerró el encuentro con ese tanto del irlandés y aún tuvo tiempo para que Luis Montes y Celso Bermejo pusiesen el ‘set’. No hubo tiempo para más y los groguets acabaron derrotando a un Patacona combativo que fue capaz de anotar tres goles, pero al que no le dio para rascar un punto del Mini Estadi.

Autor / 543 publicaciones

Área Villarreal CF. Periodista deportivo. Cubriendo al fútbol base, al bonito, al de verdad. Me leeréis por aquí con todo lo relacionado con la cantera del Villarreal desde el filial hasta los juveniles y más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *