Empate amargo del Villarreal ‘B’ en Andorra (1-1)

Un gol de Scheidler en el tiempo añadido evitó la segunda victoria consecutiva del Villarreal ‘B’ que compitió bien en Andorra, pero acabó sumando solo un punto. El VAR fue protagonista validando los dos goles: el primero de Diego Collado (que volvía a ver puerta casi un año después) y el empate del punta francés del Andorra que anotó un golazo con el empeine. Con este empate, el filial groguet rompe su dinámica lejos de La Cerámica donde había perdido en los últimos cinco encuentros.

Miguel Álvarez y Eder Sarabia eran conscientes de la importancia del partido. Tanto Villarreal ‘B’ como FC Andorra estaban en la zona baja de la clasificación, aunque el filial amarillo se encontraba fuera de los puestos de descenso con 29 puntos. Se jugaban mucho más que tres puntos como comentó Miguel Álvarez en rueda de prensa teniendo en cuenta que el que ganase iba a tener el golaverage a favor.

El equipo tricolor arrancó mejor por las necesidades que tenía de salir del atolladero. La ansiedad y las ganas de sumar de 3 empujaron a los chicos de Eder Sarabia que se adueñaron del esférico en los primeros 15 minutos del partido teniendo enfrente a un filial groguet que no se amedrentó ante la delicada situación de su rival. Los visitantes esperaron al Andorra en campo propio y trataron de correr al espacio con Pascual y Forés lanzados. No corría prisa, había que cocinar el partido a fuego lento y con paciencia. Rodri venía a la base a recibir, formando un trivote con Carlo y ADM, y ahí el Villarreal se hacía con la pelota. Se consumía la primera media hora y no había habido muchas ocasiones, por no decir ninguna. Solamente una de Jorge Pombo que acabó en gol, pero fue anulado.

Muy lineal la primera parte donde el Andorra ponía empeño, pero apenas le hacía cosquillas al Villarreal. Forés se acercó en un par de ocasiones, pero tampoco sin peligro. Las malas noticias para el equipo castellonense llegarían cerca del descanso cuando Del Moral y Petxa disputaban un balón y Alberto caía mal al césped. El centrocampista tuvo serios problemas para recomponerse y Miguel Álvarez se vio obligado a sustituirlo por Gelardo. Contratiempo importante para el submarino que perdía a su capitán a causa de una torcedura de tobillo.

Ya en la segunda mitad, el Andorra implementó más intensidad en busca de abrir la lata, pero completamente en vano. Algún tiro desde larga distancia y centros laterales sin peligro alguno para Iker Álvarez que estaba jugando delante de su gente. En una de esas, el Villarreal iba a pillar ‘casi desnudo’ al Andorra. Tasende detectaba el movimiento de Pascual, le enviaba un balón en largo, aprovechando que Marsà se había resbalado, y, en el mano a mano con Ratti, no lograba anotar. Había sido la mejor ocasión de todo el encuentro hasta el momento. A los pocos minutos, Lobete iba a responder con un imperial remate de cabeza que desviaba por encima del larguero Iker. Acción, reacción y el partido cogía temperatura.

Collado y Geralnik dentro por Pascual y Lanchi. Miguel Álvarez lo tenía claro: quería ganar el partido en esos 20′ que quedaban. Y así iba a ser. Nuevamente, Tasende (que es un asistente magnífico) le ponía un balón aeréo al espacio a Diego Collado que, con un simple control de pecho, se deshacía de Ratti y marcaba a placer. El colegiado anuló el tanto en primera instancia, pero, tras el suspense de la revisión del VAR, el gol subía al marcador. El granadino se estrenaba en la presente temporada y no marcaba desde el 22 de abril de 2023 (ante el Albacete). Abraham y Requena eran los últimos elegidos para tratar de mantener el ajustado resultado que suponía la segunda victoria consecutiva para el filial. Y sí, suponía. En condicional. Porque en el 90′, un balón en largo lo cazaba Scheidler (con la ayuda de Karrijaburu que dejaba pasar el balón) para batir a Iker con un golpeo de empeine que caía con una parábola. Hubo suspense e incertidumbre porque se reclamaba un posible fuera de juego del delantero andorrano al recibir el balón. Sin embargo, el árbitro autorizó el tanto y el Andorra creyó en la remontada con más de 3 minutos de descuento por delante.

El tiempo añadido se alargó un poco más (por la intervención del VAR) y los dos, sin fuerzas, iban buscando el tanto que les glorificase. Lekovic apareció para cortar un pase de la muerte cuando Karrikaburu se relamía delante de la portería. La energía ya estaba casi al 0% y el empate se aventuraba como el resultado final. Ambos lo intentaron, pero el marcador ya no se movió más. El filial se quedó con un sabor de boca agridulce por no haber sumado los 3 puntos cuando lo tenía todo de cara para hacerlo. Este reparto de puntos no le permite despegarse de la zona de peligro.

Foto: La Liga Hypermotion

Autor / 498 publicaciones

Área Villarreal CF. Periodista deportivo. Cubriendo al fútbol base, al bonito, al de verdad. Me leeréis por aquí con todo lo relacionado con la cantera del Villarreal desde el filial hasta los juveniles y más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *