Toda la información del fútbol base valenciano

El ‘ojo de halcón’ que muchos equipos traen de casa al COTIF Promesas Istobal 2023

COMPARTIR
, / 429 0

Ya en la primera jornada de torneo, el procedimiento se convirtió en habitual en la plataforma central entre los campo 1 y 2 de Els Arcs: un miembro del ‘staff’ del equipo en cuestión subiendo las escaleras con un gigantesco trípode y un dispositivo de grabación a cuestas. Y, tras montarlo rápidamente, pasar los cuarenta minutos atento al partido y también a la grabación del mismo. Este ‘ojo de halcón’ videográfico es la tecnología de vanguardia usada por clubes de élite hace muchos años y que, desde hace varias temporadas, ha supuesto también una revolución para las escuelas y clubes medianos y más humildes. El COTIF Promesas Istobal no iba a escaparse a esta nueva tendencia.

Son varios los equipos que graban los partidos con su cámara cenital. Con esa grabación en bruto luego se pueden llevar a cabo varias acciones, como nos explican desde el Carlet EMF, uno de los combinados que guarda el vídeo de cada uno de sus partidos. “El retorno no es sólo deportivo. Sí, es un recurso más para los entrenadores ya que pueden editar rápidamente jugadas del partido y luego mostrárselas a los jugadores para pulir y corregir aspectos. Pero también hay que destacar su aspecto social, ya que le facilitamos el partido a los padres para que puedan disfrutar de él donde quieran y guardar un recuerdo de sus hijos jugando en las diferentes categorías de la escuela”, declara a ESPORTBASE Juanjo Rodríguez, director deportivo de la escuela carletina.

A pesar de que las inversiones en este tipo de tecnología eran elevadas la década pasada, el abaratamiento de costes la ha convertido en una alternativa bastante asequible para los clubes. “Nos costó poco más de 1.000 euros hacernos con la cámara y el trípode, a lo que sumar una cuota de unos 80 euros al mes para poder acceder a la plataforma de edición de vídeos (en nuestro caso, Pixellot)”, añade Rodríguez, que apunta a la satisfacción de los padres y al valor añadido que aportan estas iniciativas a la relación con las familias de los futbolistas.

“Por ejemplo, tener grabados partidos del COTIF es un gran avance a nivel social para nuestros padres, que siempre nos insisten en que traigamos la cámara para grabar a sus hijos. Intentamos grabar la mayor cantidad posible de partidos”, insiste.

Rodríguez lleva toda la vida vinculado al fútbol como jugador y como entrenador, y en la actualidad suma dos años como director deportivo del Carlet. Ha podido ver la evolución de la tecnología y recuerda que, hace no demasiado tiempo, sólo las escuelas de élite y de Primera División tenían acceso a estas cámaras y métodos de grabación.

“Ayuda a nivelar la balanza. Es una inversión económica viable, aunque al principio teníamos nuestras reservas. De hecho, muchas escuelas nos preguntan por la cámara, por el coste, por el uso que le damos… Creo que estas nuevas tecnologías van a ir a más, porque ayudan a mejorar el nivel de la escuela de fútbol”, concluye.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.