Toda la información del fútbol base valenciano

Los contratiempos de Alessandro Burlamaqui en el Valencia Mestalla

COMPARTIR
, / 843 0

Alessandro Burlamaqui aterrizó en la Academia del VCF este verano tras terminar contrato con el RCD Espanyol. El club che aprovechó que el pivote peruano no iba a renovar su contrato para ofrecerle la posibilidad de tener dinámica de primer equipo y jugar durante la temporada en el filial. Desde su llegada todo empezó a transcurrir a un ritmo vertiginoso, puesto que ante la falta de efectivos en el primer equipo, contó con diversas oportunidades a las órdenes de Bordalás.

Dado su ímpetu e implicación, el futbolista peruano forzó la maquinaria viéndose con la posibilidad de contar para el primer equipo, y tras varias semanas entrenando con “los mayores” llegó su primer parón. En este caso sufría estrés tibial, una lesión que genera un dolor inespecífico que se produce en las piernas durante los deportes de carrera. Las fuerzas de impacto repetitivos durante el trote, la carrera o la caminata vigorosa pueden sobrecargar la unidad musculotendinosa y causar dolor en las espinillas. Esta lesión puede derivar en fracturas en los huesos también, así que se decidió frenar al centrocampista durante unos días. Con el Mestalla fue titular en el primer partido de liga del filial frente al CD Castellón ‘B’, pero desde entonces (4 de septiembre) no volvió a competir hasta el 12 de octubre frente al Elche Ilicitano.

Tras este primer parón, Alessandro tuvo un fuerte golpe durante un entrenamiento en la cadera y un mal apoyo que le producía molestias en el tobillo que no le dejaban entrenar con normalidad con el Valencia Mestalla y en su proceso de recuperación estuvo fuera de los terrenos de juego hasta el 4 de diciembre unos minutos ante el Villarreal C y el 8 de diciembre, como titular, frente al Torrent CF.

Tras otras semanas parado, el pivote de diecinueve años volvió ayer a jugar unos minutos frente al Olímpic de Xàtiva, y Angulo, preguntado por si el futbolista es de su confianza o no y porqué desaparece tanto de los onces respondía esto: “Es un jugador que lo tenemos muy bien considerado, que lo tenemos en plantilla pero no siempre cuando lo queremos porque pasa muchas fases de la semana entrenando con el primer equipo y eso nos hace muchas veces cambiar el plan. Es un jugador que necesita confianza, que necesita minutos, estamos deseando que encuentre su momento óptimo para que pueda rendir bien para darle esos minutos que el chaval también se merece“.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.