Toda la información del fútbol base valenciano

VIDEO: La verdadera tragedia para el niño benjamín al que le partieron la pierna en Almería: la reacción de los padres rivales

COMPARTIR
, / 815 0

Tres días después de lo ocurrido, todo el mundo ya ha visto las imágenes: Álvaro José Gómez, jugador benjamín del Natación Almería, corriendo pegado a la banda izquierda con el balón pegado al pie y la dura entrada de un jugador local del CD Vera que provoca un sonido escalofriante. ‘Crack!’ Los gritos de dolor del pequeño de nueve años ponen los pelos de punta: fractura de tibia y peroné. Por delante, ya fuera de peligro tras ser operado y en su domicilio, semanas de silla de ruedas y una recuperación que le tendrá por lo menos tres meses fuera de los campos de fútbol.

Más allá de la acción (que, no tenemos ninguna duda, no portaba malicia ni intencionalidad por parte del futbolista local en su entrada sobre Álvaro), la crudeza de las imágenes han elevado el debate al escenario público de los medios nacionales. Como siempre, conviene extraer lecturas de aprendizaje de lo sucedido. Estas son nuestras cinco reflexiones respecto a lo sucedido:

1) La reacción de los padres locales: según la versión de los hechos narrada por el diario Ideal indica que algunos padres del conjunto local recriminaron al pequeño que había sufrido la lesión que estaba “simulando”. El hecho se comenta sólo. Hay que tener algo desajustado a nivel cognitivo para creer que los gritos de dolor de un niño de nueve años al que le han partido la pierna son una representación teatral. De hecho, el entrenador del CD Vera se encaró con sus propios aficionados al descanso: “Tuve palabras inadecuadas con los padres porque entendía que estaban acosando al chico, pero he mandado un escrito pidiendo disculpas por ello”, dijo.

2) La reacción del técnico local: las primeras versiones de lo ocurrido apuntaron, por ejemplo en el diario ABC, que el propio técnico aplaudió la contundencia de su jugador y que tenía que “seguir en esa línea”, sin “ablandarse” porque “había que ganar el partido”. Jota, el míster del CD Vera, dio su versión de los hechos horas después en Radio Marca: “Aunque no puedo pensar que el niño fuera intencionadamente a hacer daño ni que yo lo haya incitado, desde luego se comprueba que es una entrada muy fuerte. Es un lance más, una jugada desafortunada. Ahora la veo más dura de lo que vi en el campo”, explicó.

3) La falta de medios para evacuar al lesionado: nada más producirse la lesión, se puede ver en las imágenes cómo el delegado de campo recoge a Álvaro del suelo y se lo lleva al vestuario, donde aguardaba su padre. Según su versión de los hechos, no recibieron ayuda de ningún miembro del personal del equipo local para evacuar al menor. Tuvo que ser la madre de otro jugador del Natación Almería la que pusiese de su parte para poder trasladar al chico en coche al Hospital Mediterráneo, donde ingresó y fue operado a las pocas horas.

4) El árbitro: no señaló ni falta en una acción de evidente juego brusco. Eso sí, detuvo el juego inmediatamente cuando percibió la gravedad de lo sucedido.

5) Aprendizaje en los días después: las reacciones de clubes, padres, entrenadores y aficionados en los días siguientes al lance sí han estado a la altura de lo que el fútbol base debe representar. Lo resumía a la perfección Gabri, míster del Natación Almería y uno de los primeros que vio en directo la gravedad de la lesión: “Tenemos que tratar de concienciar a los niños, da igual la edad que tengan, que todos estamos aquí porque nos gusta el fútbol y para hacer amigos, en tu equipo y también en el contrario. En el campo son rivales, pero todos somos amigos”, declaró.

Las muestras de apoyo al pequeño, animándole a una pronta recuperación, no han dejado de llegar. Eso es lo verdaderamente importante. En frío, todo el mundo suele responder a la perfección; ahora hay que pulir las reacciones ‘en caliente’. Nadie puede predecir una lesión de gravedad como la que Álvaro tuvo la mala suerte de sufrir, pero sí podemos mejorar los comportamientos ante una situación extrema como esa.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.