Toda la información del fútbol base valenciano

Ontinyent CF: pequeños detalles que consolidan el juego ‘limpio’

COMPARTIR
, / 726 0

Foto: Lleida Esportiu

No pasa de ser una anécdota, pero refleja perfectamente la idiosincrasia y filosofía de un equipo: tras el choque en Segunda B hace unos días entre el Lleida Esportiu y el Ontinyent, el conjunto local quiso emplear sus redes sociales para felicitar al rival por su aseo y limpieza en vestuarios tras el partido.

“Pocos equipos que han pasado por el Camp d’Esports de Lleida han dejado así el vestuario“, indicaba el mensaje del cuadro leridano, acompañando el tuit con una foto del vestuario visitante. “Los equipos grandes lo son, no lo dicen. Gracias por el trato en el partido de idea y por el trato en nuestra casa”, agregaron.

En la imagen se podía ver el vestuario empleado por el Ontinyent CF prácticamente impoluto tras el choque, con el suelo mojado (lógicamente) tras la ducha de los futbolistas pero limpio por completo, toda la basura recogida y en su respectiva papelera y todos los bancos de madera colocados en su lugar. Una imagen que, a tenor de la reacción del Lleida, no suele ser habitual. Y más cuando en un partido como el disputado ese día los visitantes caen por 4-0 y quizá no tengan demasiadas ganas de recoger sus cosas tras el choque.

Semejante muestra de valores y respeto por las instalaciones y por el personal que las cuida fue muy aplaudida por aficionados de ambos equipos. “Esto sí que es deporte”, “así se comportan los clubes señores” o “enhorabuena por el comportamiento y el agradecimiento” fueron algunos de ellos. El propio Ontinyent respondió al piropo: “Es simple correspondencia con el trato recibido, muchas gracias a vosotros y os deseamos la mejor de las suertes en lo que resta de temporada”, comentaron.

El ejemplo de limpieza (literal y figurativamente) del primer equipo del Ontinyent, uno de los referentes en fútbol regional y base de la Comunitat, puede ayudar a muchos jóvenes futbolistas a comprender la importancia de cuidar y conservar en buen estado las instalaciones deportivas. De hecho, cada vez más escuelas incluyen la responsabilidad con los materiales deportivos y los vestuarios como una de sus obligaciones más importantes para los pequeños deportistas, que son educados desde el principio por sus entrenadores a cuidar las instalaciones, no provocar desperfectos, recoger camisetas y ropa del suelo, etc. Civismo, en definitiva.

En unos días en los que, por desgracia, otros ejemplos de infraestructuras en mal estado han sido protagonistas, los niños y mayores pudieron constatar que no es tan difícil ser educado, respetuoso y responsable en campos propios y ajenos: basta con dejar el vestuario igual de limpio que te lo encontraste.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.