Toda la información del fútbol base valenciano

Apelación deja sin sanción al delegado del Atlético Museros que no pudo parar los insultos racistas en su campo

COMPARTIR
, / 1098 0

Foto: GPS Atlético Museros

Uno de los sucesos más desagradables de esta recta final de 2017 tuvo lugar el pasado 10 de diciembre en el Campo Municipal de Museros, donde un partido entre juveniles del Atlético Museros y La Creu – Pobla de Farnals hubo de ser suspendido por el árbitro debido a los insultos racistas proferidos por una parte del público a los jugadores del conjunto local.

El incidente, que contó con pronunciamientos públicos por parte del equipo visitantedesvinculándose de lo ocurrido– y del equipo localque quiso dejar claro que el otro equipo de la ciudad, el Museros CF, no había tenido relación con los hechos-, fue juzgado con dureza por parte del Comité de Competición de la FFCV. Ciñéndose al acta del partido, Competición sancionó el pasado 14 de diciembre con dos años de suspensión al delegado de campo del GPS Atlético Museros, José María García, por “no adoptar medidas o falta de diligencia” ante los incidentes descritos en el acta por el colegiado del encuentro, disputado en la categoría de Segunda Regional Juvenil. El equipo local presentó un nuevo recurso ante el Comité de Apelación, que falló el pasado día 21 de diciembre.

Puede que también te interese: Suspendido al descanso el GPS Atlético Museros – La Creu Pobla de Farnals por insultos racistas

El documento, al que ha tenido acceso ESPORTBASE y emitido el 28 de diciembre, detalla que en el recurso del GPS Atlético Museros se adjunta un informe de la Policía Local del lugar, admitido por Apelación “pese a ser de fecha posterior al plazo para efectuar alegaciones” dado que el Artículo 41 del Código Disciplinario lo tiene en cuenta (“podrán presentarse (…) aquellos documentos de prueba que no estuvieran disponibles para ser presentados en primera instancia”).

Extracto de la resolución de Apelación | Foto: ESPORTBASE

El texto de Apelación considera que “viendo el informe policial, es evidente” que el delegado del Atlético Museros “procedió a llamar a la Policía Local 20 minutos antes de que el partido fuera suspendido“, un hecho que contrasta con la versión del acta arbitral, en la que el delegado sancionado, “tras ser instado a que conminara a los espectadores del Club La Creu CF Pobla de Farnals para que dejaran de proferir insultos o fuesen desalojados”, manifestó “no hacerse cargo”.

Por tanto, el Comité considera que el acta arbitral “ha quedado desvirtuada” ya que el delegado “sí que adoptó las medidas que pudo”. El informe policial avala el recurso interpuesto, y Apelación ha decidido dejar sin efecto la sanción de 24 meses y la multa accesoria de 115,20 euros impuesta al delegado Jose María García, conocido popularmente en el club como ‘El Chato’.

Precisamente, apenas unos días antes de conocer la resolución de Apelación, el GPS Atlético Museros quiso tener un detalle con su delegado, muy afectado por la sanción de la FFCV. En el club consideraban desproporcionado el castigo y, mientras se tramitaba el recurso en Apelación, le hicieron entrega de una placa conmemorativa para agradecerle su trabajo durante tantas temporadas en la entidad. Gracias al respaldo del informe policial confirmando que hizo todo lo que estuvo en su mano para detener a los que insultaban a los jóvenes futbolistas, ‘El Chato’ podrá seguir desempeñando su labor de ahora en adelante.

SE MANTIENEN LOS PARTIDOS DE CIERRE

Además, Competición decidió castigar a ambos clubes con el cierre de sus respectivos campos por un partido en base al acta del árbitro. Una decisión que Apelación ratifica, al recalcar que se confirman “íntegramente” los restantes acuerdos adoptados por el Comité de Competición “en todos sus extremos”.

Desde que hace dos semanas se conociese el castigo, La Creu – Pobla de Farnals mantiene su indignación por la pena para ellos, al considerar que no tuvieron nada que ver en los incidentes y que la decisión, salomónica, de castigar con un partido de cierre de instalación a cada uno de los equipos es “injusta” con su entidad. Sostienen que nadie de su club incurrió en actitudes xenófobas ni racistas.

Fuentes del club insistieron a ESPORTBASE en que el árbitro no obró con rigor al adjudicar los insultos a aficionados de su club, “cuando en realidad no sabía de dónde eran los aficionados”. El hecho de que Apelación haya declarado “desvirtuada” el acta del partido les da la razón, aseveran.

Por eso, aunque el recurso que presentaron en primera instancia no prosperó al estar fuera de plazo según la FFCV, La Creu – Pobla de Farnals seguirá insistiendo en los próximos días para no cumplir el partido de sanción, cuya fecha provisional es el domingo 14 de enero.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.