Toda la información del fútbol base valenciano

Un 24-0 en categoría Cadete… ¡con 18 goles del mismo jugador!

COMPARTIR
, / 3965 1

Cadete ‘B’ del Mislata CF esta temporada | Foto: B. Nelo / Mislata CF

El debate sobre la desigualdad existente en muchos de los grupos de fútbol base en la Comunitat Valenciana ascendió ayer sábado un nuevo peldaño tras la derrota encajada por el EF Deportes Júcar en su visita al Mislata CF ‘B’, en un choque que finalizó con un contundente 24-0 al final de los 80 minutos de juego.

Además de la enorme diferencia en el marcador, fue muy llamativo el rol desempeñado por uno de los atacantes del conjunto local, Álvaro Arias, quien finalizó el choque con unos increíbles dieciocho goles. Unos guarismos imposibles en un partido con un desarrollo ‘normal’, pero que se dieron en un compromiso con varios factores que influyeron en la gran diferencia vista tanto en juego como en resultado.

El jugador local Pablo se lesionó durante el partido, y aún así su equipo fue muy superior | Foto: Mislata CF

Los responsables del Mislata CF lamentaron que sobre el césped se viese una diferencia tan amplia: “Nuestro Cadete ‘B’ está formado casi íntegramente por jugadores de primer año. No hubo cambios en la plantilla para el partido, todo lo contrario: al haber un puente de por medio, nos presentamos con sólo doce jugadores al choque. Por culpa de una lesión –Pablo, fisura de peroné y rotura de ligamento-, tuvimos que jugar con diez prácticamente toda la segunda mitad, y aún así había mucha diferencia”, explica Jose Ramón ‘Bene’, director deportivo del conjunto mislatero.

El desarrollo del encuentro se vio marcado por el estilo de juego de ambos conjuntos; en particular, el hábito de sacar el balón jugado desde atrás y ubicar la línea defensiva en una posición muy adelantada por parte de la escuela visitante facilitó la tarea a los delanteros locales. “Casi todos los goles fueron con balones en largo y nuestros delanteros plantándose en el mano a mano contra el portero”, indica ‘Bene’, quien vio el partido en directo e incluso acudió al vestuario al descanso (ya con 13-0 en el marcador) para hablar con sus jugadores y buscar un remedio a tanta diferencia.

“Incluso los chavales al descanso comentaron la circunstancia. ¿Qué haces? Si comienzas a tocar la pelota sin buscar el ataque, los jugadores rivales podían sentirse molestos. Los propios niños nos preguntaron qué podían hacer para que la diferencia no fuera a más”, afirmó. Por eso, una vez finalizado el encuentro, desde las redes sociales de la escuela ni siquiera publicaron el marcador ni comentarios sobre el partido, cuando lo habitual es que cuelguen todos los resultados de sus equipos.

Desde el conjunto visitante, la versión es ligeramente distinta. Para empezar, se da la circunstancia de que su Cadete B y su Infantil B eran los únicos que disputaban partido este fin de semana, ya que el resto de la escuela había jugado el pasado miércoles ante la amenaza de tener muchas bajas en sus plantillas debido al ‘puente’ de la Inmaculada: “Pedimos el cambio de día para jugar el partido y no se nos concedió debido a que no había campo disponible. Por lo tanto, afrontamos el partido con los jugadores justos“, lamentó Gabriel Álvarez, técnico del EF Deportes Jucar.

A las bajas se les unió una mala lectura táctica del partido: “Tenemos muy bien trabajado la línea del fuera de juego, pero al estar tan cerca de la línea del centro del campo su efecto se diluyó y concedió facilidades a sus delanteros”, recuerda. Los dos clubes coinciden en describir la mayoría de tantos de manera similar: “Balones en largo y mano a mano con el portero”, insiste Álvarez. El único momento de ‘pausa’ en el choque llegó con la lesión del local Pablo, del que los visitantes pidieron el teléfono para llamarle tras el choque y conocer el alcance de su lesión. “Esperamos que se recupere pronto”, dijo el técnico.

Más allá de reconocer que el sábado sus muchachos no tuvieron un buen día en el campo (“entrenan a tope, pero no nos están saliendo las cosas en los partidos”), sí se mostró contrariado por el hecho de que las diferencias en el marcador fueran tan “abultadas”: “En una situación a la inversa, yo hubiese propuesto a mis jugadores tocar por ejemplo veinte veces el balón antes de marcar y quizá no buscar tanto el balón en largo… Ojalá a partir de la temporada que viene se regule algo mejor el nivel de los equipos en FFCV para poder competir todos con cierta igualdad“, concluyó.

Un comentario

  • Marta Lopez dice:

    Una vergüenza de equipo, una vergüenza de club y no sé pensar del entrenador. A partir de un número de goles (10, 14,..) ya se debe de pensar en el ánimo del contrincante y bajar el ritmo

    Estamos fomentado el juego limpio y se debe empezar por no avasallar y no humillar.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.