Toda la información del fútbol base valenciano

Torrent y Paterna CF convierten un incidente entre padres en una lección de ‘fair-play’ de sus Querubines

Dos escuelas de Valencia trabajaron conjuntamente para impedir la violencia en el fútbol base.
COMPARTIR
, / 5253 1

El vídeo que todos han visto es lo suficientemente explicativo: un partido entre Querubines del Paterna CF y Torrent CF, disputado el fin de semana del 4 y 5 de marzo y en cuyo tramo final, cuando se señaló un penalti que supuso el definitivo 1-1, se acabó armando un escándalo sobre el césped mientras los pequeños jugadores, de apenas cinco años, no daban crédito.

La historia, pese a lo lamentable del suceso, tiene sin embargo final feliz.

Empecemos por el principio. Como es sabido, las categorías Querubín (4 y 5 años) no están federadas, por lo que aquellas escuelas que disponen de equipos en estas edades compiten en Ligas organizadas precisamente por algunos de esos clubes, como es la coordinada por el CDJ Manisense. En dichas competiciones el aspecto precisamente competitivo es lo menos importante: lo fundamental es ‘romper mano’, enseñar a los pequeños las reglas elementales del juego y los aspectos técnicos y tácticos de base para seguir progresando. Por eso, entre otras cosas, se permite a los técnicos que estén dentro del campo dando instrucciones a los chavales.

Al no ser una competición federada, por regla general el arbitraje se deja en manos del equipo local, asignando a un técnico o entrenador al que se le presupone buena fe para ejercer de colegiado. En el caso del Torrent CF, por ejemplo, su director deportivo Toni Jareño indicó a ESPORTBASE que tienen asignado a un entrenador “que siempre arbitra los partidos de Querubines”, al conocer extensamente la edad formativa de los jugadores y ser muy instructivo con sus decisiones.

En el partido que nos ocupa, Paterna CF y Torrent midieron fuerzas con el padre de un futbolista actuando como árbitro. La cosa no debería haber pasado a mayores, pero la señalización de un penalti en los últimos minutos y el gol del empate propiciaron que entre los padres de unos y otros saltaran chispas, con algún empujón e insultos mientras los jugadores apenas podían entender lo que estaba sucediendo. Unos hechos que lamentablemente se repiten muy a menudo en los campos de la Comunitat, aunque es poco habitual verlo en un partido de niños de 5 años.

LOS CLUBES ACTUARON DE INMEDIATO

Los responsables de Paterna CF y Torrent CF gozan de una excelente relación desde hace tiempo. Por eso, lo ocurrido pilló a ambas direcciones deportivas por sorpresa, ya que por desgracia ninguno de ellos se encontraba presente en el partido entre los querubines de ambas escuelas. El primer paso: pactar entre ambas partes la necesidad de sentarse a hablar con los padres de los jugadores para concienciarles de la mala imagen que dieron ante los pequeños durante el tumulto.

Los querubines del Torrent, con la pancarta hecha a mano | Foto: Torrent CF

Jareño y sus colaboradores indicaron a los acompañantes de los jugadores del Torrent que “no puede volver a ocurrir” algo igual. Además, establecieron un protocolo según el cual, en caso de que en el futuro se de un nuevo caso de un árbitro que sea un padre del equipo contrario, el equipo no jugará “precísamente para prevenir potenciales situaciones como esta”.

En la misma línea actuó el Paterna. Desde su coordinación se informó a ESPORTBASE de que las medidas que se han adoptado, pese a ser de carácter interno, obedecen a la línea de condenar y estar en contra “de toda forma de violencia”. “En un club como el nuestro, donde el principal objetivo es la formación en valores, no se pueden permitir hechos de esta índole“, agregaron dichas fuentes.

GESTO DE FAIR-PLAY PARA OLVIDAR LO OCURRIDO

Así, con ambos clubes tomando medidas y deseando, por parte de las dos entidades, “que un hecho aislado como este no se vuelva a repetir”, sólo quedaba aprender de lo ocurrido. Tanto Paterna como Torrent han trabajado en los últimos días en concienciar a sus pequeños y a sus familias de lo importante que es respetar al contrario.

En el caso del conjunto torrentino, además, se emprendió una bonita acción de ‘fair-play’ elaborando durante la semana junto a sus técnicos una pancarta con las firmas de los niños de todo el equipo, que mostraron este fin de semana antes de su partido en la Liga de Querubines del CDJ Manisense.

Un comentario

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.