Toda la información del fútbol base valenciano

Atlètic Beteró o la ilusión del principiante

COMPARTIR
, / 3403 1

Presenciar en directo una sesión de entrenamiento del CF Atlètic Beteró ensimisma al más pintado. Una veintena de niños de diferentes edades realizando juegos de posesión, rondos, jugadas de ataque y defensa, movimientos coordinados… A su lado, media docena de entrenadores no pierden detalle de lo que sucede. En un extremo del campo, un portero apremia a sus aprendices con instrucciones claras y directas. No quiere relajación. “¡Otra vez!”, exclama.

Cuesta creer que, hace poco más de seis meses, nada de esto existiese.

betero-reportaje-02El Polideportivo Municipal Virgen del Carmen – Beteró sirve como base de operaciones de un equipo que nació, oficialmente, el 27 de julio de 2015. Es uno de los clubes más jóvenes de la ciudad, y al frente hayamos a los técnicos Javier Raga, Santi Enguix y al experto en ‘coaching’ deportivo Cristobal Peris, que también ejerce como presidente del CF Atlètic Beteró.

“Todo empezó como la típica discusión en la banda”, rememora Raga. Querían hacer algo diferente, promover otro modelo formativo respecto al que veían a diario en otros clubes y escuelas. Buscaron un lugar donde asentarse (“cosa harto complicada, porque en Valencia capital faltan campos de fútbol-11 de césped artificial”) hasta hallar acomodo en Beteró. Los cuatro o cinco niños en el primer entrenamiento se fueron incrementando con el paso de los días gracias a su habilidad en las redes sociales y el boca-oreja, que funcionaron a pleno rendimiento en septiembre. Actualmente, cuentan con casi una treintena de fichas, dos sesiones de entrenamiento semanales (y una tercera optativa los viernes y centrada en la tecnificación), un equipo Benjamín (Grupo S1) y otro Prebenjamín (Grupo D1).

“Los niños suelen ser de la zona: Los Naranjos, Blasco Ibáñez, Manuel Candela, Serrería…”, comenta orgulloso Enguix. La charla discurre en plena sesión de entrenamiento en unas instalaciones municipales que, semanalmente, también acogen a otras escuelas (Imposibles del Levante, E-1 Valencia, proyectos de Fundación VCF…) y suponen el punto de encuentro con padres y entorno de los futbolistas. Precisamente las familias son un elemento fundamental para poder implantar la filosofía de la escuela: “Nuestro lema es ‘Hoy aprendemos, mañana competiremos’. Si han aprendido, los niños estarán en disposición de competir en categorías más altas. Les damos las herramientas para ellos, en la parte deportiva pero también en la parte de valores”, agregan.

betero-reportaje-05Para ello, confirman a ESPORTBASE que han incluido a los padres “en el ‘pack’ de la formación”. Quieren que den ejemplo. Los técnicos y dirigentes llevan a cabo reuniones periódicas donde se recalca la filosofía cien por cien formativa de club. Es clave marcar los objetivos reales a los padres. “Si tenemos que perder quince partidos para que los críos mejoren, estaremos quince partidos así. Si la idea de los padres no es esa, quizá no sea la escuela adecuada. Hay otras muchas escuelas donde sí que se prima la competición”, insiste Peris. El número de minutos mínimo -20 sobre los 50 que dura un partido- se cumple a rajatabla. “Si metes la presión al niño de conseguir resultados tan pronto, sólo conseguirás que el niño no se atreva con nada”, sentencia Enguix cuando marca la diferencia entre las categorías de fútbol-8 y de fútbol-11.

El ‘fair play’, evidentemente, es uno de los principales objetivos a inculcar. “Perdimos un partido 2-0 con los dos goles en posición dudosa, y un niño protestó por los fueras de juego. Su madre le dijo que, hasta que no le pidiese disculpas al árbitro, no se marchaban a casa. Le acompañé a hacerlo, estaba avergonzado. Le dio la mano y lo arregló”, comentan a modo de anécdota, recalcando que el papel de los progenitores está siendo “ejemplar”.

Tras poco más de medio año desde su fundación, la acogida de niños y padres está siendo muy buena. Las evaluaciones que se llevan a cabo de forma periódica ayudan a comprobar la evolución de los jóvenes deportistas: “Es una forma de que los padres vean que estamos encima de los niños”, explica Cristobal, que ejerce también labores de psicólogo en el club. En dichas evaluación se mide el progreso y una serie de parámetros: compromiso, compañerismo, esfuerzo, respeto por los demás… “Les exigimos a los entrenadores que estén encima de los niños para ver como evolucionan tanto a nivel técnico-táctico como en el aspecto psicológico”, agrega Raga. Para ello, los responsables deportivos tratan de visualizar todos los entrenamientos ‘in situ’, para poder comprobar los avances en la formación.

PSICOLOGÍA Y TECNIFICACIÓN DE PORTEROS

A la hora de destacar aquellas facetas diferenciales en la escuela, los técnicos recalcan el magnífico ambiente que se vive en el día a día. “Los dos equipos son una piña”, dice Raga, “vienen a disfrutar y lo hacen juntos”. El día del debut de la escuela en competición oficial fue especial: algunos de los niños nunca habían disputado un partido de fútbol federado. Hay derrotas, sí, pero cada vez los marcadores son más ajustados. La profesionalización en todas las áreas -todos los entrenadores son titulados- también se amplía a la faceta psicológica: “Un psicólogo debe ser uno más dentro del staff, “¿por qué no invertir un dinero en un psicólogo deportivo?”, se pregunta Peris. Ayuda a ver “ciertos aspectos que se dejan algo olvidados” y, como apoyo para padres y técnicos, se convierte en una nexo fundamental. “Puede ver cosas que, a nivel deportivo, quizá no veas”, reconoce Enguix.

betero-reportaje-04La presencia de un preparador de porteros también otorga, según sus responsables, un ‘plus’ a la escuela. Moreno, guardameta en activo que milita en Tercera División, “marca un factor diferencial” en la tecnificación y trabajo específico con los porteros de la escuela. “Se debería trabajar más al portero desde la base”, argumenta Raga.

Los inicios están siendo exigentes a nivel deportivo, como suele ocurrir en las escuelas de creación reciente. Sin embargo, las buenas vibraciones y la ilusión del ‘principiante’ se mantienen inalteradas. El Atlètic Beteró es un club vivo y con objetivos claros a corto y medio plazo: “Queremos doblar equipos de cara a la 2016-2017, y dar una salida de cara al fútbol-11 de aquí a dos años”, cuando sus ahora Benjamines de segundo año también hayan superado la etapa Alevín.

Un comentario

  • Jjsvina dice:

    Como padre de dos niños en este club hay que reconocer que han sido modestos los míster con el gran trabajo que están haciendo…..enhorabuena y así más que doblar, igual triplica is los equipos….bravo

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.