Toda la información del fútbol base valenciano

Manos arriba, esto es un atraco al Valencia Mestalla

COMPARTIR
, / 358 0

Máxima indignación y enfado en el seno de un Valencia CF Mestalla que en la matinal del pasado domingo se vio claramente afectado por una paupérrima actuación arbitral. Los de Miguel Ángel Angulo acabaron sucumbiendo (0-1) en el Antonio Puchades por culpa de un gol de la UE Sant Andreu que en ningún caso debió haber subido al marcador porque la pelota, rematada por Antonio Pelegrín, siquiera rozó la línea de la portería valencianista.

Todo ocurre cerca de la hora de juego. Un jugador del conjunto ‘cuatribarrado’ prolonga al área pequeña tras un córner y Pelegrín, libre de marca, empuja a portería. Nil Ruiz, haciendo gala de sus reflejos, se estira y atrapa en dos tiempos -y con algo suspense- la pelota. Para sorpresa de todos, cuando el meta del VCF Mestalla se levanta y se dispone a sacar, el árbitro (el castellano-manchego Moreno Osuna) pita y señala gol, lo que provoca las protestas de todo el banquillo valencianista, que reclamaba airadamente que el balón no había entrado.

El meta valencianista, jugador que se caracteriza por su absoluta calma sobre el campo, salió corriendo a “comerse” al linier y los futbolistas del filial valencianista se echaban las manos a la cabeza por la decisión tomada. Fue tan inverosímil la jugada que ni los propios jugadores de la UE Sant Andreu, que al atrapar Nil Ruiz volvían a campo propio para evitar el avance valencianista, celebraron el gol hasta que no se disipó la melé que formó todo el VCF Mestalla alrededor del árbitro y su asistente. Tal y como se puede ver en los vídeos adjuntos en este artículo, el balón en ningún momento cruza la línea de gol.

Lo cierto es que la acción, por el barullo que se formó en el interior del área y la multitud de piernas que había tras el saque de esquina, era difícil de ver tanto para el colegiado como para su asistente (Sultán Usman Ayodele). El primero titubeó unos segundos, e incluso levantó el brazo en señal de que continuara el juego, pero acabo dando validez a la jugada al ver las indicaciones del linier, que no dudó en decretar el gol. Y todo ello ¡sin estar en línea con la jugada y tapado por el cuerpo de Nil Ruiz!

Pese a que su VCF Mestalla salió gravemente perjudicado, porque la realidad es que ese gol acabó siendo clave en el marcador final y supuso la derrota del filial valencianista, el propio Miguel Ángel Angulo trató de echar un capote al equipo arbitral afirmando en rueda de prensa que “no ha sido una acción sencilla” y que “todo el mundo se equivoca”, aunque también sentenció que, tras revisar las imágenes y ver que el balón no entró, era un error grave del árbitro.

Xavi Molist, técnico de la UE Sant Andreu, también fue sincero en el post-partido y reconoció que la suerte estuvo de su lado porque “en las imágenes se ve que, claramente, el gol no entra”. Un gesto que, pese a que no devuelve ningún punto a un VCF Mestalla que perdió el encuentro y pasará el parón navideño en los puestos de descenso, honra al entrenador catalán en unos tiempos en los que la evasión de la verdad están a la orden del día.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.