Toda la información del fútbol base valenciano

Argentina debuta con empate ante el Rukh de Ucrania (0-0)

COMPARTIR
, / 46 0

Fútbol, ocasiones, intensidad, calidad…el partido lo tuvo todo, menos goles. Empate a cero entre Argentina y el Rukh de Ucrania en su debut en el COTIF 2022. El choque fue uno de los que más expectación levantó durante la semana en la fase de grupos, y no era para menos, con los alicientes que arrastraban ambos equipos: unos con la intención de convencer a Javier Mascherano para formar parte de la lista del Campeonato Sudamericano Sub-20 que se celebrará el próximo mes de enero en Colombia y otros ultimando su puesta a punto para competir en Europa. Los ucranianos, por cierto, saltaron al campo arropados por banderas de su país, gesto reconocido por toda la grada ante la difícil situación vivida en su país. Una vez presentados, turno para los himnos y comienzo del partido. 

Mascherano quiso que su equipo impusiera su ley sobre el juego desde el primer minuto, y así fue. La albiceleste dominó la posesión con combinaciones de gran velocidad en la zona media, mientras que el Rukh no podía hacer otra cosa que cerrar espacios y aguantar con una presión muy intensa, aunque sin éxito. En los primeros compases del encuentro, los ucranianos persiguieron sombras. Argentina estuvo mejor plantada, más intensa e incisiva por ambas bandas, con hombres como Juan Gauto o Brian Aguirre, aunque sin acierto de cara a portería. Sin embargo, el Rukh, con un físico imponente, consiguió intensificar la presión y a punto estuvo de adelantarse en el marcador por medio de Marko Sapuha, que no acertó a rematar un balón en el corazón del área argentina. 

Los de Mascherano no se hicieron esperar e instantes después, en el minuto 15 de partido, Brian Aguirre materializó la mejor jugada del partido. Una arrancada eléctrica por banda izquierda que dejó atrás a 3 jugadores ucranianos y que solo la brillante actuación del portero del Rukh, Dmytro Ledvii, pudo evitar la ventaja en el marcador. Era el ecuador de la primera parte y el partido era un regalo para el espectador: toque, presión y ocasión para ambos equipos, solo faltaban los goles. 

Pero la sensación era que no tardarían en llegar si la Argentina de Mascherano seguía desplegando el juego asociativo y directo que estaba demostrando sobre el césped de Els Arcs. Otra jugada por la izquierda, marca de la casa, de Brian Aguirre y un pase atrás de Nico Paz que no encontró rematador agitaron el partido a favor de la albiceleste, que tuvo en sus bandas auténticos puñales. Sin goles se llegó al descanso, pero con el pensamiento de tener unos interesantísimos 40 minutos por delante.

A la vuelta de vestuarios, aviso para Argentina. Una rápida jugada del Rukh acabó con un potente tiro desde la frontal de Pastukh con una gran parada de Federico Gomes al palo largo y el rechace lo cazó Nepeipiiev para mandar la pelota a la red. Gol que fue anulado por fuera de juego, pero que dejó claras las intenciones y el peligro ucraniano sobre la meta argentina. 

Argentina no podía relajarse, y no lo hizo. Cada vez que la pelota pasó por los pies de Brian Aguirre pasaron cosas. Regates, desbordes, disparos, centros, jugadas maradonianas…. El de Newell’s es de esos jugadores diferentes por los que merece la pena pagar una entrada. Pero ese ritmo frenético de la primera parte se frenó en la segunda y el Rukh equilibró el encuentro que, por momentos vio trabada en el centro del campo la circulación de balón. 

Las fuerzas ya flaqueaban en la recta final del partido y lo que antes eran internadas y jugadas individuales, ahora eran tiros desde la media distancia, centros perdidos y pases al rival. Así se llegó al final. Mucho empuje y poco acierto en un partido, que fue de más a menos, dominado por Argentina, pero en el que el Rukh tuvo también muchas alternativas para llevarse la victoria. 

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.