Toda la información del fútbol base valenciano

Villarreal ‘B’: no todo es lo que parece

COMPARTIR
, / 683 0

Ayer iba camino de casa y se me ocurrió escribir sobre el Villarreal ‘B’. Esta semana hacemos parón de “El talento que viene” y nos centramos un poco en lo que le está pasando al equipo de Miguel Álvarez. 3 derrotas seguidas que hacen saltar todas las alarmas de Miralcamp. Hasta las del campo Nº5. Todo lo que había ganado o tenía, parece haberse esfumado de golpe. Es algo que puede parecer que no tiene explicación, pero todo tiene un porqué.

Desde su visita maldita a Valdebebas, hace un mes aproximadamente, el Villarreal ‘B’ ha sufrido un bajonazo. Se ha caído y lo mejor que le pudo pasar es el parón. El Madrid Castilla bajó al filial groguet a la tierra. Le hizo ver que la derrota llega, aún cuando piensas que eres superior a cualquier rival. Y no es por ser ventajista, pero esto tarde o temprano iba a llegar.

En julio-agosto, la planificación no fue del todo adecuada, en mi opinión. Varias posiciones por reforzar, jugadores que debían haber salido y fichajes que están pasando completamente desapercibidos. Es la realidad del nuevo Villarreal ‘B’ que ha cogido un bache como la Catedral de Burgos de grande. Los fichajes no están dando el callo, salvo Del Moral, a ratos. Nikita Iosifov aparece 1 vez y desaparece 5. Lo mismo que Iker Goujon y Martín Pascual que ni siquiera juegan.

Es cierto que el equipo tiene poquito fondo de armario y la calidad, con respecto al XI titular, es notable, pero si no aprovechas a los suplentes, el equipo se queda cort´ísimo. Y se está viendo. Migue Leal, Dela, Íñiguez, Carlo Adriano, ADM, Arana… Todos están agotados porque lo juegan todo y sus recambios naturales parecen no contar con Miguel Álvarez. El banquillo es fundamental en un equipo. Muchas veces solucionan partidos, pero en el caso del B, no está siendo de gran utilidad. Cambios a última hora y, además, sustituyendo a futbolistas que están en un gran estado de forma.

Lanchi y Aitor Gelardo están relegados a un segundo plano. Me parece que otro míster le daría la importancia que merecen. Porque ni siquiera han tenido un partido de titular para poder mostrar sus virtudes. Entre los dos no suman 40 minutos en 13 jornadas de liga. Y Gelardo ha rendido siempre a un gran nivel. Ya lo demostró en Linares. Para mí, por nivel y proyección debería ser titularísimo viendo el nivel actual de Del Moral. Aitor es de la casa. Lleva aquí muchísimos años y se ha ganado ser importante. Muy injusto lo que está pasando con el centrocampista.

Lanchi más de lo mismo. El año pasado ya demostró de qué pasta está hecho jugando en el B. No veo una comparación real entre Migue Leal y él. Por supuesto, esto es un punto de vista. Migue tiene ya 24 años y juega en un filial. Lanchi tiene 20 años, es rápido, hábil, etc. La diferencia es clara. Leal va asfixiado y Miguel Álvarez no le da descanso.

Antonio Pacheco irrumpió en las primeras jornadas con buenas actuaciones, goles y asistencias, y de la noche a la mañana, ha pasado a un segundo plano sin motivo alguno. El callosino, por nivel actual, debería ser titular, pero ese sitio lo ocupa Ahn o Nikita. Los dos jugando por debajo de lo esperado.

El equipo se está sosteniendo por Iker Álvarez, Dela, Arana y Pacheco (lo que juega). Un seguro de vida en la portería, un muro en defensa y un killer en el área. Es difícil sacar a alguno del once titular, pero tienen que descansar. Por salud.

Y sí, el Villarreal ‘B’ ganó el sábado al Linense en un partido que tuvo de todo. La expulsión decantó el partido, pero el equipo de Miguel Álvarez pudo haber sido bastante más superior. Es cierto que fue mejor en la segunda parte, pero no ganó el partido hasta casi los últimos 10 minutos. Lo positivo: se ganó después de tres derrotas dolorosas. El equipo coge aire, pero hay que ver la realidad de las cosas. Estuvo invicto durante 9 jornadas, pero sufriendo muchísimo en partidos como el del Andorra o Betis Deportivo. Al César lo que es del César. El B dominó muchos partidos y el marcador lo reflejó, pero quizá nos estábamos precipitando.

Hay cosas buenas, por supuesto. Pero también, aspectos a mejorar. El otro día, en Cádiz, el B se encontró con un penalti (claro) en un momento del partido en el que estaba siendo algo inferior al Linense.

Pero creo que la asignatura pendiente de Miguel Álvarez sigue siendo la gestión de la plantilla (aunque suene feo decirlo). Ya en verano, la planificación deportiva fue, bajo mi punto de vista, insuficiente. Se fichó cuando no eran necesario teniendo a jugadores en el C más que preparados. Jugadores de la actual plantilla, quizá, deberían haber salido para seguir mejorando. Hasta 5 futbolistas del Villarreal ‘B’ llevan jugando mínimo 5 años en 2ªB. Es una locura.

Al menos para mí, tener 22 años o más y estar en un filial es un completo despropósito. Pero al fin y al cabo, el Villarreal es quien lo decide y es por una razón. Además, se marchó Álex Millán cedido, se subió a Forés, pero el equipo anda cortito en la parte de la delantera. Con Jackson, Arana y Álex (y más jugando al 4-4-2), el equipo iba a necesitar un delantero centro más. Gianni vino a última hora. A ultimísima. 3 porteros en la plantilla. Dos de 19-20 años y otro de 29 años. Creo yo que la solución habría estado en subir a Jaime Durán cuando Filip e Iker estuviesen en compromisos internacionales.

Nos vamos del tema. Miguel Álvarez es un entrenador fantástico y ha llevado al filial casi a lo más alto, pero la gestión de minutos este año está dejando mucho que desear. El mismo XI prácticamente todos los partidos. Dela, Migue Leal, Carlo Adriano, Alberto Del Moral, Arana, Tasende… jugándolo todo. El aspecto del banquillo está siendo clave. Muchos partidos se solucionan en los últimos minutos

Lógicamente, Miguel tiene su prototipo de XI titular, pero todos los futbolistas merecen una oportunidad. Y viendo cómo está el C, Gelardo sería de gran utilidad allí, a pesar de bajar 2 categorías.

Nadie le va a restar mérito a lo que está haciendo el B. 28 puntos y líderes en una Primera RFEF dificilísima, pero veamos las cosas más allá de la frontera. Escarbemos un poco.

La formación es lo importante en los equipos filiales, más allá de conseguir ascender (que también es importante) y los chicos quieren jugar. Porque pasarse toda una temporada viendo los toros desde la barrera debe ser duro.

Ha sacado la nariz de debajo del agua el Villarreal ‘B’ y esperemos que esta maña racha se haya cortado. El equipo va sobrado de talento. Hay que estar orgullosos de los que tiene el Villarreal en casa y llevan casi toda la vida aquí peleando muy duro.

A modo de conclusión, decir que el filial está haciendo cosas muy grandes, pero hay aspectos donde chirría. Valoremos más a los chicos 100% cantera y no tratemos de buscar fuera. Eso, al menos, hago yo

Fotos y texto: CanteraGrogueta/ Xavi Jorquera

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.