Toda la información del fútbol base valenciano

, / 2456 0

‘Atontados por el fútbol’: ¿Y tú, qué tipo de padre futbolero eres?

COMPARTIR

Existen cientos de obras literarias centradas en el fútbol, en el juego, sus técnicos, su metodología… pero muchas menos ponen el foco sobre los padres y acompañantes, cuyo papel es clave en el desarrollo de cualquier futbolista desde su más tierna infancia. Así, sus hábitos, manías, vicios, comportamientos… suelen quedar fuera de los análisis tradicionales.

Buscando elaborar una serie de perfiles sobre los padres ‘futboleros’ nació ‘Atontados por el fútbol’ (Editorial Samarcanda, 2015), escrito por Alberto Martín Barrero y José Ignacio Navarro Díaz, licenciados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y en Psicología, respectivamente, además de poseer ambos el título de Técnico Deportivo en Fútbol.

ESPORTBASE quiso hablar con el psicólogo deportivo José Ignacio Navarro (Sevilla, 1974), para conocer algo más de cerca esos perfiles de padres que, con una gran dosis de ironía, desglosan ambos autores en sus páginas.

atontados-futbol-portada

Portada del libro

ESPORTBASE: El título es ‘Atontados por el fútbol’. ¿Es un ‘spoiler’ de lo que vamos a extraer del libro?

JOSE IGNACIO NAVARRO: Es un reflejo de todos, nosotros los primeros. El fútbol nos aturde, nos pasamos horas preocupados por el rival de nuestro equipo benjamín, de los niños, con los entrenadores obsesionados con la táctica para ganar y subir un puesto o dos, con padres que hacen sacrificios laborales para ir al partido o llevar a su hijo al entrenamiento… El fútbol nos ‘atonta’.

EB: O sea, todo viene de un exceso inexplicable…

JIN: Lo que más le preocupa a los padres son sus hijos. La actividad deportiva del niño se ha convertido a día de hoy en un contexto en el que los padres se han hecho su hueco: nuevos amigos, nuevas relaciones, nuevas ilusiones… Uno de los perfiles, el ‘Padre del Crack’, cree que su hijo siempre es el mejor. Pero si todos los padres piensan lo mismo, llegamos a esa situación de ‘atontamiento’. Son un reflejo de las expectativas que tenemos. Eso incluye a los técnicos, que creen que ganando un título en fútbol base le van a venir mejores ofertas.

EB: El estudio de campo sobre los perfiles de padres ha durado dos años. ¿Cuál ha sido su mayor descubrimiento?

JIN: Mientras recogíamos los datos, nos llamó la atención que la tipología de padres -a la que le dimos un tono humorístico, para darle ligereza- se repetía independientemente de la categoría, lugar, provincia, contexto social… Siempre vas a encontrarte con un ‘Padre del Crack’, en Sevilla y en Valencia. La ‘Madre Mi Niño Bonito’, que no deja madurar a su hijo cadete y es una figura de apego insana, que le dice todo lo que tiene que hacer, se ve en cualquier campo. La repetición de las conductas en todos los contextos reforzó nuestra idea.

EB: ¿Proyectan demasiado los padres en su hijos deportistas sus ilusiones frustradas?

JIN: Que un padre refleje en su hijo sus expectativas frustradas es, para nosotros, sólo una parte del análisis. El padre frustrado es sólo uno de los perfiles, al que llamamos ‘Padre Jugador Retirado’. Quiere que su hijo llegue a donde él no pudo, antepone el fútbol a la educación de su hijo, si tiene fiebre le permite no ir al colegio pero el entrenamiento es sagrado… Hay muchos padres cuya ceguera respecto al futuro de sus hijos no proviene de la frustración, sino de otros factores. El ‘Padre del Crack’ no está frustrado, piensa de verdad que su hijo es el mejor. Sería mejor hablar de expectativas irreales.

atontados-libro-001

Jose Ignacio Navarro, en la presentación del libro en Valencia: Foto: J.I. Navarro

EB: ¿Cuántas tipologías han incluido?

JIN: En el libro hay cuarenta tipos de padres, madres y entrenadores. Por ejemplo, la ‘Madre Twitter’ utiliza las redes sociales para darse importancia respecto a la actividad de su hijo y de su equipo. O el ‘Padre Maldini’, que se conoce al lateral o delantero de cualquier equipo Prebenjamín de memoria. En este último caso no puede hablarse de frustración, sino de obsesión. Cada tipo de padre esconde sus propias miserias.

EB: Cada vez hay más igualdad entre fútbol femenino y masculino, entrenadoras y entrenadores… ¿Han notado que hay igualdad también en los tipos de padres y madres?

JIN: Cada vez las situaciones se equiparan más. Hay muchos perfiles de madre: ‘Madre Twitter’, ‘Madre Mi Niño Bonito’, ‘Madre Barbie busca a Ken’… Esta última es interesante: mujeres de cierta edad que encuentran en el fútbol base de su hijo la pasarela de poderse mostrar a los demás, sentirse atractiva, maquillarse, lucirse ante círculos sociales… Son mujeres que han estado mucho tiempo en círculos caseros, y se ven con cuarenta años con ganas de lucir su atractivo. Se preparan para los partidos de su hijo como si fueran finales de la Champions. O la ‘Madre Mira Esa’, sentada en la grada y criticando todo junto con sus amigas: “Mira esa… Mira esa…”. Decimos que es como un aquelarre, se juntan dos o tres y critican a todo lo que se mueve.

Intentamos que el libro nos haga reír pero que ofrezca una mirada profunda a comportamientos que debemos modificar para beneficio de nuestros hijos.

EB: El panorama no parece demasiado alentador…

JIN: Nuestro objetivo no es criticar, ni mucho menos. Es ver esas situaciones y tener la capacidad de modificarlas. Es un libro para hacer introspección, para que pensemos en las veces que nos comportamos como uno u otro padre. A veces, me comporto como el ‘Padre Coche’, que usa el coche como habitáculo para hacer un aparte con el niño y decirle lo que debe hacer, a quien debe entrarle o no… y el niño ve el coche como un potro de tortura. Todos hemos sido así alguna vez. Intentamos, a la vez, que el libro nos haga reír pero que ofrezca una mirada profunda a comportamientos que debemos modificar para beneficio de nuestros hijos.

atontados-libro-002

Tertulia de presentación en Valencia | Foto: J.I. Navarro

EB: ¿Cuál es la situación más alucinante que han vivido en los dos años de estudio de campo?

JIN: Hemos visto de todo. En Sevilla hace mucho calor, y vimos una vez a una abuela meterse en el campo con total normalidad en pleno partido para darle agua a su nieto. En el apartado bochornoso, los ejemplos de ‘Padre Matón’ con padres agresivos, que todos conocemos y tenemos en nuestros clubes. Hemos visto escenas lamentables entre padres y técnicos, con los niños jugando en medio. A esa gente hay que apartarla o mejor, reconducirla y educarla.

EB: ¿Es el fútbol de niños, por desgracia, un deporte en el que los niños son lo menos importante?

JIN: Lo ideal sería poner al niño en el centro. En esas categorías compiten, no tiene nada de malo. Lo importante es saber competir, educar para competir. No hay lugar para el juego sucio, pérdidas de tiempo, etc. Ahí se meten los intereses de los mayores de por medio, y no aporta nada a la formación del niño.

EB: ¿Y cómo arreglamos el fútbol base?

JIN: Todos tenemos que poner de nuestra parte. Entrenadores, padres, clubes… Entre todos. Lo importante es formar a los educadores: padres, madres, entrenadores, federaciones, árbitros… Esa es la cuestión, gastar dinero en formación y profesionalización. Sólo hay que ver lo que ha hecho Islandia con la subvención de los títulos de entrenador, todos tienen el Nivel 3. Tenemos que enseñar a los niños, no frustrarles.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.