Toda la información del fútbol base valenciano

Las normas en el deporte base: un basamento clave en la dinámica de equipo

COMPARTIR
, / 922 0

Hace unos días, cenando con unos amigos, escuché a su hijo mayor quejarse porque los viernes faltaban a entrenar la mayoría de sus compañeros de equipo. Pensemos cómo afecta al desarrollo del entrenamiento cuando un jugador llega tarde o no se presenta, por eso el establecimiento de normas es un aspecto clave para el adecuado funcionamiento de la actividad.

En este contexto, no es muy difícil deducir que a ciertas edades, el deporte empieza a competir con otros intereses y que hay que saber gestionar de manera inteligente esta atribución, o de lo contrario se verá afectada negativamente la dinámica interna del equipo .

Algunos aspectos clave son:

  • El equilibrio entre nivel de competencia y días de entrenamiento.
  • El compromiso que adquieren los deportistas.
  • ¿Deben participar los deportistas en la toma de decisiones del equipo?.
  • Las consecuencias por el no cumplimiento de las normas.
  • Planteamiento de excepciones.
  • Los aspectos cualitativos del entrenamiento.
  • Coda final: puedes prohibir o limitar el uso del teléfono móvil y regular las publicaciones en las redes sociales.

1. El equilibrio entre nivel de competencia y días de entrenamiento

Fundamentalmente las normas de un equipo, deben estar adaptadas al nivel competitivo de los deportistas. En este sentido, hay que saber establecer el compromiso que se debe exigir a los deportistas:

  • Todo exceso conduce a la ineficacia.

Eso le pasó a Roberto, que durante el verano había asistido a varios Cursos de formación y pensó que para desarrollar todos los contenidos que quería enseñar a su equipo, necesitaba entrenar 4 días a la semana. Lo malo es que era el entrenador de un equipo benjamín y su idea creó un abismo entre los padres de sus deportistas y el club.

Tras una reevaluación, optó por establecer un compromiso más realista y su equipo pasó a entrenar 2 días semanales.

  • Un mínimo muy mínimo.

Miriam aceptó el reto de dirigir al equipo juvenil regional de su Club, pero su inexperiencia no le hizo valorar bien el nivel competitivo de su equipo ni las necesidades que tenía esta liga. Entrenar dos días a la semana, cuando además algunas deportistas no podían asistir a todos los entrenamientos, era “demasiado poco” para poder competir. Las tres derrotas seguidas con marcadores abultados, le hizo valorar la necesidad de re enfocar el tema del volumen de entrenamiento mínimo para poder competir a determinado nivel.      

2. El compromiso que adquieren los deportistas

El deporte bien utilizado es un enorme desarrollador de determinados valores, por ejemplo la responsabilidad que asume el deportista al aceptar un compromiso con su equipo.

  • La importancia de los padres.

En las etapas iniciales de formación, sin unos padres mínimamente motivados y que actúen de forma coordinada entre ellos, difícilmente sus hijos podrían cumplir con el compromiso de asistir regular y puntualmente a los entrenamientos.

  • Ahora te toca decidir a ti y ser responsable.

María sabe que jugar en el equipo juvenil regional la obliga a entrenar 3 días a la semana más jugar un partido, cuidar la alimentación y el descanso, viajar…, pero al mismo tiempo entiende que debe dedicar más tiempo a sus estudios si quiere tener nota de corte para estudiar Nanotecnología. Valorando los pros y los contras, finalmente ha decidido jugar en el equipo de fútbol de su instituto -entrenan un día a la semana y juegan la liga escolar-, y renunciar al club de toda su vida porque ella entiende que “si no puede cumplir con las obligaciones, piensa que no debe comprometerse”.

Pau, cree que aún tiene opciones de seguir progresando en su deporte y ha aceptado la oferta de un equipo juvenil de división de honor. Sabe que el nivel de exigencia es muy alto y va a tener que organizarse muy bien, estudiar en los desplazamientos, llevarse los apuntes a los hoteles, etc pero quiere jugar al máximo nivel.

3. ¿Deben participar los deportistas en la toma de decisiones del equipo?

“Si somos capaces de escuchar las sugerencias y aportaciones de las deportistas, estarán más implicadas con el equipo”

  • Normas del Club.

Cuando los Clubes son “fuertes” establecen las reglas de juego que todo el mundo, sobre todo los padres, parecen aceptar sin más.

También hay clubes que simulando un nivel de organización semi-profesional entregan a los jugadores un manojo de folios con toda la normativa del Club, filosofía y valores. En este sentido, sería conveniente dejar a los directores deportivos o entrenadores establecer la normativa de los diferentes equipos, con dinámicas que establezcan una mayor o menor participación de los deportistas.

  • Normas del entrenador: Estilo de liderazgo autocrático.

Juan terminó de redactar las normas con la aplicación de Canva en formato PDF y se las envió a sus deportistas en un mensaje por el grupo de WhatsApp con el epígrafe: Normas temporada 2002-23.

  • Normas del equipo: Estilo de liderazgo participativo.

Sandra quiso establecer unas normas y las consecuencias por su no cumplimiento al inicio de la pretemporada, y ocupó una sesión para ello entregando un borrador a sus deportistas para que hicieran las aportaciones que consideraran oportunas. Después, hicieron una puesta en común y ella fue guiando la sesión hasta que entre todos llegaron a un acuerdo por consenso para establecer las normas del equipo.

4. Las consecuencias por el no cumplimiento de las normas

“No es disciplina, es orden”

  • Recaudando dinero para la cena de navidad.

Hoy hay cena del equipo, sufragada a costa de las multas por llegar tarde a los entrenamientos y partidos, es decir, algunos deportistas “se están comiendo sus propiasmultas” con la excusa de trabajar la Cohesión social. ¿Podría haber otra forma de dar salida a esta recaudación de dinero?.

  • Ya que pones multas, ¿exponencial o geométrico?.

Andrea vió un documental en HBO donde un jugador de la NBA siempre llegaba tarde a entrenar excediéndose en sus alardes, porque dado el dinero que ganaba se podía permitir pagar las multas por sus retrasos. Así que ella hizo unos cálculos y con lo que le daba su abuela más lo que tenía ahorrado, podría representar perfectamente el papel de “mala” y presumir -como hacía el jugador de la NBA- de su indisciplina ante sus compañeras de equipo.

  • Simbólico pero en favor del equipo.

Pedro tiene el rol de titular y es el máximo goleador del equipo pero hoy ha llegado tarde, así que al finalizar el entrenamiento le toca recoger los balones, las picas, las vallas y los petos.

  • El momento de la verdad.

Llegado el derbi y partido más importante de la temporada, Gabi tiene exámenes globales y en su familia siempre han priorizado los estudios sobre el deporte así que esa semana únicamente va un día al entrenamiento. Las normas del equipo especifican que para ser convocado debes ir al menos un día a entrenar y para jugar de titular no puedes faltar ningún día de la semana. Gabi es el máximo goleador de la categoría…, ¿el entrenador debe aplicar o saltarse la norma?.

5. Excepciones

También es conveniente establecer pautas para algunos deportistas que por causas estables y justificadas, por ejemplo una futbolista que tenga prácticas de laboratorio en el Instituto, no pueden cumplir con el compromiso semanal o para momentos concretos de la temporada.

  • María los miércoles no puede llegar al entrenamiento con su equipo y entrena con el equipo de segunda división.
  • Juan solo puede entrenar los martes y jueves, así que realiza entrenamientos compensatorios con trabajo individual físico y perfeccionamiento técnico.

A veces es interesante saber anticiparse y gestionar momentos donde los estudios exigen más energía a los deportistas y ajustar los entrenamientos, mucho mejor que resignarse a ver el campo vacío repitiendo la coletilla “es que mañana tienen exámenes”.

  • Semana con una carga lectiva alta: el entrenador puede plantear un entrenamiento voluntario y realizar otro entrenamiento conjunto con todo el equipo. 3 ejemplos:

Pedro decide acudir porque “así se despeja”, siempre ha compatibilizado bien los estudios y el deporte, incluso ahora en 2º de Bachillerato. Sus notas de la primera evaluación así lo confirman.

Hay que tener muy en cuenta, que no es un entrenamiento “para pasar el rato”, por eso es importante realizar un trabajo planificado, por ejemplo un entrenamiento individualizado de técnica individual donde se trabaje un objetivo prioritario.

Por el contrario, Gemma ha tomado la decisión de no ir al entrenamiento y aprovechar la tarde libre para hacer un trabajo de geopolítica, China-EEUU, con sus compañeras de clase.

Eva y Juan no han acudido a ningún entrenamiento voluntario del equipo, sus calificaciones indican un descenso en su rendimiento escolar mientras sus padres se están planteando que dejen el deporte. Paradójicamente, hay compañeros que nunca han faltado a ningún entrenamiento y han aprobado con buena nota todas las asignaturas. Quizás el deporte no sea la causa y si finalmente abandonan el fútbol, pueden perder una fuente de gratificación y de socialización importantes para su equilibrio emocional.

6. Los aspectos cualitativos del entrenamiento, buscando la excelencia

“Lo determinante es el día a día”

  • El poder del entrenador: ¿qué pasa en el entrenamiento?.
  • Entrenamientos ABC.

Xavi realiza siempre un entrenamiento muy parecido, apenas cambia los contenidos, suele utilizar pocos balones, no refuerza ni corrige a sus deportistas y siempre termina con “un partidillo” que ocupa la mayor parte del tiempo.

Los entrenadores deben valorar la importancia de una adecuada carga psicológica en el entrenamiento, para fomentar la motivación y la atención del deportista.

  • La Motivación del entrenador.

Andrea empezó la temporada llena de energía, sin embargo, los resultados negativos han afectado a su estado de ánimo y ya no prepara los entrenamientos, no dedica tiempo a comunicarse con sus deportistas, hace lo justo, ya no corrige y va cambiando de ejercicio de forma autómata. Una de las cosas que más le alivia es el final del entrenamiento y poderse ir a casa.

  • La adherencia al entrenamiento.

3 dilemas clave:

  • ¿Solo cumplir o intentar progresar?
  • ¿Qué pasa con “los días malos”?
  • ¿Cuándo hay entrenamiento físico, “me escaqueo”?.
  • El entrenamiento invisible.

En niveles de formación más competitivos, tan importante es el entrenamiento en la cancha como las actividades que realiza el deportista antes y después del entrenamiento, como son las horas de descanso o la alimentación.

También es clave para el rendimiento, que los deportistas tengan espacios o aficiones que impliquen la desconexión mental de la actividad deportiva para no sobre-funcionar y poder tener siempre “cargadas las pilas”. Por ejemplo, actividades distintas al fútbol “en mi tiempo libre me gusta dedicar tiempo a crear cosas nuevas”.

7. Coda final: puedes prohibir o limitar el uso del teléfono móvil y regular las publicaciones en las redes sociales

Es un error asumir de forma acrítica que nos debemos plegar “a los tiempos”, y permitir que el teléfono móvil esté siempre presente en la dinámica de un equipo. Muy al contrario, su presencia y uso debería estar, aunque sea mínimamente, regulado estableciendo límites a su uso porque puede tener efectos perjudiciales sobre variables psicológicas clave como la atención (al ejercer de distractor), el estrés (presión añadida en el prepartido) o la cohesión social del equipo (comunicación superficial momentos compartidos) y dificultar la desconexión mental y el descanso “al estar los deportistas siempre conectados” en el pre-partido o en el postpartido.

  • Vestuario: ¿recinto sagrado?.
  • Los jugadores lesionados acuden al entrenamiento y en lugar de estar atentos al entrenamiento llevan 30’ riendo a mandíbula batiente viendo vídeos en Tik Tok. Cuando en algún ejercicio les toca descansar a algunos de sus compañeros, éstos se unen a la fiesta afectando a su nivel de atención y a la calidad del entrenamiento.
  • Comidas y cenas del equipo. Aprovechar estas dinámicas para fortalecer la cohesión social del equipo donde primen las interacciones cualitativas como la comunicación, el conocimiento mutuo…, en lugar del meme y la retransmisión del evento.
  •  

Redes sociales.

El sábado hay un derby regional y las redes sociales “se están calentando” cuando Juan, jugador del equipo juvenil, accede a la petición de uno de sus amigos y realiza un comentario denigratorio sobre el color de la piel del delantero centro, máximo goleador de la competición, del equipo contrario. Al rato, tiene cientos de retuits y la polémica ha saltado a Radio Marca que se ha hecho eco de la noticia, obligando a su club a realizar un comunicado pidiendo disculpas.

Para amortiguar estas prácticas, se pueden realizar algunas actividades, por ejemplo, la Real Sociedad instruye, desde el departamento  de comunicación del Club, en el uso adecuado de las Redes sociales desde el fútbol formativo.

TERMINANDO…

“Creo en el orden antes que nada y por encima de todo”

Seguramente como entrenador alguna vez te hayas sentido maltratado por decidir organizar la actividad, y resulta que desde que Xavi Hernández ha regresado al Barça, imponiendo unas normas a futbolistas profesionales, lo que realmente eras es un pionero.

Que el ruido mediático no nos impida ver el bosque y la importancia que tiene una buena organización para el buen funcionamiento del equipo, donde las normas son la primera piedra del edificio para una eficaz dinámica deportiva.

J. Enrique Rincón
Psicólogo experto en Psicología deportiva
https://www.psicoaching.net/equipo

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.