Toda la información del fútbol base valenciano

Cruce de acusaciones entre E1 Valencia y Avant Aldaia a causa de un presunto episodio de insultos racistas

COMPARTIR
, / 1339 1

Imagen de archivo en El Terrer | Foto: E1 Valencia

A través de un comunicado oficial, el E1 Valencia de Paiporta denunció este lunes una serie de “reiterados insultos racistas” realizados por un futbolista del Avant Aldaia a uno de sus jugadores en un partido de Primera Regional Juvenil disputado este domingo.

El choque, correspondiente a la jornada 2 de la competición, midió al E1 Valencia Juvenil ‘A’ ante el Avant Aldaia CDF ‘B’ en El Terrer en la jornada de ayer. Según denuncia el cuadro local, se tomó la decisión de retirar al equipo del partido en el minuto 44 de la primera mitad (cuando campeaba un resultado de 0-2 en el marcador) debido a los “reiterados insultos racistas” de un futbolista visitante a uno de sus jugadores.

Según pudo saber ESPORTBASE y tras contactar con fuentes presentes durante el partido, el presunto insulto en cuestión fue “mono de mierda” en varias ocasiones.

“Desde el club deseamos expresar nuestra más absoluta repulsa y rechazo a cualquier acto de índole racista o xenófobo, al tiempo que deseamos mandar todo nuestro apoyo al jugador del Juvenil que ha recibido dichos insultos”.

El E1 Valencia Paiporta indicó que siempre “va a velar por los intereses de sus jugadores y defenderá los valores propios de un deporte como el fútbol”. Desde el club paiportino se reiteró que “en caso de repetirse cualquier acto de índole racista y/o xenófobo en cualquiera de los partidos” que disputen equipos de su escuela “tomaremos la decisión irrevocable de retirar dicho equipo del partido, sea cual sea el resultado”.

Contundente respuesta del Avant Aldaia: “Lo negamos rotundamente”

La respuesta por parte del cuadro aldaiero no se hizo esperar. Un par de horas después del comunicado del E1 Valencia, el Avant Aldaia respondió a las acusaciones negando “rotundamente” cualquier episodio racista y avisando de que tomará “las medidas oportunas” ante acusaciones de este tipo.

En su nota, el conjunto visitante manifestó su rechazo y “repulsa ante cualquier atisbo, muestra o manifestación de racismo dentro y fuera de los terrenos de juego”. Además, incidió en que el cuerpo técnico de su Juvenil B y sus jugadores “niegan rotundamente las acusaciones vertidas en contra de ellos”.

Desde el club aldaiero se remitieron al acta oficial del partido e indicaron que el club “no tiene notificación vía acta arbitral de que tales hechos ocurrieran”. ESPORTBASE pudo verificar el acta del partido y, efectivamente, el árbitro no reflejó ningún insulto entre jugadores. “El Avant Aldaia no tiene conocimiento de ningún documento, vídeo o grabación sonora que demuestre los hechos de los que se nos acusa y que motivaron la retirada del partido del otro equipo”, agregaron.

De igual modo, el Avant iniciará “una investigación interna para intentar dar luz a esta acusación.” y “se pone a disposición del otro club para aclarar la situación si así lo requieren”. Sin embargo, apuntan que en su entidad “no se ha consentido ni consentirá cualquier acto de racismo” y, como punto importante, recalcan que tomarán “las medidas oportunas que nuestro gabinete jurídico nos aconseje para combatir cualquier tipo de acusación venga de donde venga y que no esté documentada o con las pruebas correspondientes”.

“El Avant Aldaia, como la inmensa mayoría de clubes de la Comunidad, puede presumir de tener alumnos, de distintas nacionalidades, razas y condiciones, motivo por el cual nos enorgullecemos.”

Un comentario

  • Lorat dice:

    Lamentable me parece que por salir en las noticias se haga esto, uno puede eregirse buenista o lo que le venga en gana, esta claro que en la sociedad que vivimos esas causas de raza, credo o sexo están de moda, y eso de racista, fascista o machista, vende. Pero no se puede un equipo tomar la justicia por su mano, para eso hay un arbitro que tiene que decidir y ponderar el castigo, suspender por mutu propio un partido no puede estar en manos de cualquiera de los equipos, obviamente en este caso lo suyo hubiese sido reprender al jugador que lanza el insulto y expulsarlo si prosigue en su actitud, si el arbitro no lo oye no puede castigar la acción y es lógico porque también el receptor de los insultos podría habérselo inventado para beneficiar a su equipo o por animadversión con el contrario. Espero una sanción ejemplar para el E1, como ellos dicen en su comunicado, para que otros equipos no hagan lo mismo y nos convirtamos en ofendiditos de manual o mentirosos patologícos.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.