‘Miki’ vuelve a dejar la primera línea de los banquillos tras sus años en la SD El Pilar

Foto: FFCV

Fue un retorno breve, pero intenso: Eduardo García Belda ‘Miki’, leyenda sobre el parqué y en los banquillos del futsal nacional, anunciaba hace poco más de dos años su retirada de los banquillos de élite para pasar más tiempo con la familia. Meses después volvió al ‘ruedo’ en clave regional para entrenar al primer equipo de la SD El Pilar FS, en un proyecto muy personal que finalmente -y contra pronóstico- derivó a finales de la temporada 23-24 en un brillante ascenso desde T rcera a Segunda División B. Ahora, ha llegado el momento de despedirse de nuevo de la primera línea.

«Como ya sabéis, esta ha sido una temporada de éxitos que, estoy seguro, son solo el principio de una muy buena etapa que está por venir«, indicó hace unos días el mítico entrenador en sus redes sociales. «Mi función a partir de ahora estará detrás del banquillo: será mi amigo y muy buen entrenador, Javi Arnau, quien tome el relevo en el primer equipo», explicó respecto al que será su relevo.

Aunque su nueva labor está despojada de cargo oficial, ‘Miki’ será supervisor y colaborador de los equipos amateurs de la escuela.

«Se trata de una difícil decisión porque entrenar al Pilar me ha hecho muy feliz estos años, pero pienso que para el crecimiento del futsal pilarista, soy más necesario en este nuevo espacio«, agregó. ‘Miki’ acabó su mensaje recordando que «dejo a mis niños en las mejores manos y yo seguiré vigilándoos muy de cerca. Os quiero».

Uno de los últimos actos de servicio de ‘Miki’ al colegio El Pilar fue su rol clave en las negociaciones con el Jimbee Cartagena para establecer el acuerdo de colaboración entre ambos clubes, según el cual la SD El Pilar tendrá el músculo necesario a nivel económico y deportivo para afrontar con unas mínimas garantías la próxima temporada en el tercer escalón del futsal nacional.

Autor / 1954 publicaciones

Fundador y director de ESPORTBASE Media desde 2015. Periodista, educador y deportista. Tras una década con los 'mayores', descubrí lo satisfactorio que es inculcar valores deportivos y personales a los niños. Mi padre fue mi héroe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *