El Villarreal ‘B’ muere matando en el José Zorrilla y consuma el descenso a Primera RFEF (3-2)

Foto: La Liga Hypermotion

Se ha intentado y eso es con lo que se tiene que quedar el equipo. Una sensación mala por cómo se ha dado el resultado en Pucela (es cierto que dependía de Mirandés y Huesca), pero dando una imagen muy buena en el penúltimo baile. Golpeó primero el conjunto vallisoletano, pero los goles de Lekovic y Tasende hicieron creer cuando la esperanza estaba desierta. Ese 2-2 y 3-2 dolieron. Y mucho. Pero hay que marcharse con la cabeza alta por haber dejado la puerta abierta hasta la jornada 41. Tras dos años en el fútbol profesional, el filial pierde la categoría y lo hace con orgullo y pundonor.

Quedaba una última bala en el cargador (a pesar de faltar otra jornada por jugar) y el filial no quería marcharse de 2ª División de cualquier manera. Sabía que lo tenía muy difícil porque debía hacer un pleno de victorias y que el Mirandés y Huesca hicieran lo propio pero con derrotas. Pucela podría marcar el jaque, pero había que dejárselo todo sobre el césped. Los chicos de Miguel Álvarez eran sabedores que ya no había más ‘bolas extra’ de partido y que esto era un «o gano o se acabó».

Había que jugársela

Y con muchas bajas y jugadores juveniles, el Villarreal llegó al José Zorrilla ante un Real Valladolid que se estaba jugando la 1ª plaza con el Leganés. No iba a ser fácil y los blanquivioletas lo iban a poner complicado desde el primer minuto. Con Tuhami y Escudero entrando como cuchillo en mantequilla en ese perfil izquierdo, los amarillos sufrían: Rodri tenía que correr mucho hacia atrás y Altimira se encontraba en un 2vs1 permanente. Le tocaba responder a un minisubmarino que trataba de defenderse con balón calmando, así, las aguas turbulentas que había provocado el equipo vallisoletano. Durante todo el encuentro, íbamos a tener un ‘face to face’ en toda regla: Javi Sánchez vs Jorge Pascual. El Villarreal jugaba mucho en largo buscando al ‘león’, pero el central madrileño lo ataba bien en corto para que no pudiera girarse. Y los ojos también estaban puestos en Cartagonova y en el Carlos Belmonte (lo que pasase allí repercutiría directamente en el filial). El Huesca se adelantó frente al Cartagena y eso todavía hizo más imposible la ‘misión imposible’.

El Valladolid le iba a meter el miedo en el cuerpo al filial vila-realense cuando Mamadou Sylla remataba al fondo de la red una falta de Monchu. Todo se caía como un castillo de naipes, pero el linier señaló fuera de juego del delantero. Un bálsamo en forma de aire inhaló a todo el banquillo amarillo que vió cómo su equipo se había salvado por los pelos. Y la sensación sobre el césped no era la mejor porque el balón apenas le duraba al equipo de M. Álvarez. Eso sí, lo recuperaba rápido, pero era incapaz de hilar jugadas de ataque o al menos salvaguardar la posesión. Ontiveros intentó sumir el ánimo de sus compañeros con un disparo fuerte desde la frontal que Jordi Masip detuvo sin complicaciones. Rodri destacaba en el centro del campo, a pesar de que el equipo estaba en un punto intermitente sin causarle estragos al Pucela. El tiempo pasaba y los groguets necesitaban un gol que les acercase al objetivo (porque dependían directamente de lo que pasara en los partidos del Mirandés y Huesca). Al descanso, poco se había visto sobre el feudo blanquivioleta: un gol anulado y más control del conjunto local. El filial, algo desaparecido y con el agua al cuello sabiendo que era la última oportunidad que tenía ante sí de seguir vivo.

El Albacete vencía en casa al Mirandés por 1-0 (uno de las cosas que se tenían que dar), pero el Cartagena debía echarle una mano al Villarreal ‘B’ remontándole al Huesca el 0-1 latente en el marcador. Solo se habían cumplido una de las tres premisas y la segunda parte arrancó igual que la primera: con un Valladolid llevando la voz cantante y un filial, sin miramientos, tratando de contrarrestar con fútbol directo. Eso llevó a muchas imprecisiones que solo hacían que alimentar el nerviosismo y desasosiego del ‘B’. Víctor Meseguer la iba a tener llegando desde atrás y rematando con la testa un balón ante el que Iker Álvarez estaba completamente desválido. Suerte que no cogió puerta. Y no llegaban buenas noticias desde el Carlos Belmonte porque Javi Martón y Jonathan Gómez remontaban para el Mirandés casi poniendo en jaque al Villarreal ‘B’ al que ya no le valía solo con ganar en Pucela. Estaba descendido en ese momento. Y la cosa se iba a poner más ‘negra’ con el gol de Raúl Moro que recibió un balón escorado dentro del área y, con un ‘latigazo’, batía a Iker. 1-0 para un Valladolid directo a por el título de 2ª División. Todo en contra: en Pucela y los otros dos frentes abiertos. Pero el Villarreal ‘B’ no quería irse de La Liga Hypermotion por la puerta de atrás e iba a buscar el empate con mucha insistencia. Collado rozó el 1-1 con un disparo de primeras en la medialuna. Eso ocurrió poco antes de ser sustituido por Víctor Moreno. Requena y Carlos Romero también dejaron su sitio a Gelardo y Ferrari. Todo al negro en busca de la igualada con 20 minutos por delante.

Lekovic y Tasende hicieron creer

Y en un saque de esquina, la esperanza iba a volver a aparecer, aunque fuera a cuentagotas, cuando Lekovic se revolvía dentro del área, ante muchos jugadores del Valladolid y anotaba el 1-1 con la zurda. Se venía arriba el Villarreal que era consciente que este resultado no le servía para mantenerse con vida. Lo seguía intentando, era un ‘pico y pala’ constante. Con todo buscando el 1-2 que le dejase con la conciencia tranquila, el equipo de Pezzolano tuvo el gol de la victoria por medio de Luca Rosa que estrelló su chut contra la muralla amarilla. Y eso lo iba a condenar un Villarreal completamente desatado. Un contragolpe dirigido por Maspi lo iba a frenar, de buenas a primeras, Tasende que, tras asociarse con Rodri en una baldosa iba a remontar el encuentro con un disparo cruzado. La alegría era inmensa en el banquillo groguet que veía cómo la victoria estaba cerca. Al poco, el Valladolid reclamó un penalti por una mano de Espigares (que había entrado al campo por Tasende), pero el colegiado no vio nada (y el VAR tampoco). El partido estaba más vivo que nunca y los pucelanos pusieron las tablas con un remate de cabeza de Meseguer que Iker Álvarez introducía con la espalda. Jarro de agua fría para los amarillos que estaban con la soga al cuello después de haber remontado. Los locales no querían dejarlo ahí y el palo se iba a topar con un disparo de Iván Sánchez. El destino quiso que el Villarreal ‘B’ se marchase de la forma más cruel posible de La Liga Hypermotion con una mano de Lekovic que revisó el VAR y decretó el colegiado. En el último minuto, el Valladolid tenía en su mano ser campeón de liga y ascender a Primera ante un filial completamente hundido por todo lo que había ocurrido. Mamadou Sylla no falló, aunque Iker estuvo cerca de pararla, y el Valladolid ya era equipo de La Liga EA Sports.

Un capítulo final, muy amargo

Las caras de Iker, Carlos Romero, Pascual, Altimira y compañía lo decían todo. El filial había hecho lo más difícil, pero se iba a marchar de vacío de Zorrila con un descenso durísimo a Primera RFEF. Había que morir matando y Geralnik la tuvo. Su disparo se estrelló contra el poste después de que ejecutara un lanzamiento fantástico desde el balcón del área. Ahí estuvo el ascenso directo del Pucela que ya celebraba su regreso a Primera División. No hubo tiempo para más y tampoco para menos. Dejándose el alma, el Villarreal ‘B’ perdió la categoría en un partido de mucho nivel y siempre dando la cara. La mala fortuna le acompañó, todo lo contrario que al Valladolid. Ha sido una temporada dura, pero el trabajo y esfuerzo de jugadores y cuerpo técnico ha sido inmaculado.

FICHA TÉCNICA

Real Valladolid: Masip; Luis Pérez, Javi Sánchez (Stanko Juric, 78′), César Tárrega (Boyomo, 46′), Escudero (Lucas Rosa, 72′); Lucas Oliveira, Víctor Meseguer, Monchu; Raúl Moro (Biuk, 73′), Anuar (Iván Sánchez, 57′) y Mamadou Sylla

Villarreal ‘B’: Iker Álvarez; Altimira, Pau Navarro, Lekovic, Tasende (Espigares, 88′); Requena (Gelardo, 67′), Rodri Alonso, Carlos Romero (Víctor Moreno, 68′), Ontiveros (Geralnik, 79′); Collado (Ferrari, 68′) y Jorge Pascual

Goles: 1-0 (Raúl Moro, 61′), 1-1 (Lekovic, 76′), 1-2 (Tasende, 86′), 2-2 (Víctor Meseguer, 90′)

Árbitro: Miguel Sesma

Incidencias: Partido correspondiente a la cuadragésimo primera jornada de La Liga Hypermotion disputado entre Real Valladolid y Villarreal ‘B’ en el Nuevo José Zorilla.

Autor / 589 publicaciones

Área Villarreal CF. Periodista deportivo. Cubriendo al fútbol base, al bonito, al de verdad. Me leeréis por aquí con todo lo relacionado con la cantera del Villarreal desde el filial hasta los juveniles y más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *