El Villarreal ‘C’ cierra temporada en Tercera RFEF superando por la mínima al Athletic Torrellano (1-0)

Un gol de Mario Linares, en la primera media hora, le dio el triunfo al equipo groguet para poner punto y final a la campaña en Tercera RFEF. Un sabor agridulce ya que el playoff de ascenso se ha quedado a 4 puntos (a falta de que jueguen los rivales). Muchas caras nuevas este año con juveniles incluidos en dinámica y rachas de resultados dispares que han sido el principal talón de Aquiles.

El segundo filial amarillo y el Athletic Torrellano ponían el broche a la temporada en Tercera RFEF. Separados por un punto ocupando 9ª y 10ª posición respectivamente, los dos querían ganar para acabar el año de la mejor forma posible, a pesar de no haber logrado el objetivo. Con las novedades de Dani Budesca y Javi Aznar, laterales del Juvenil A, en el XI titular, las hostilidades se igualaron en los primeros compases. Ninguno quería precipitarse, aunque los acercamientos se daban por parte del Villarreal ‘C’ que tuvo la primera ocasión en las botas de Linares. Hinojosa se asoció al primer toque con el cordobés que no encontró portería.

Y tras unos 20 minutos de inoperancia, una presión iba a desembocar en el primer tanto del partido. Álex Iglesias se equivocaba en la entrega, Adrián Ruiz recuperaba y le servía en bandeja de plata el gol a Mario Linares que no fallaba. Esa diana incipiente no hizo más que agitar la coctelera amarilla que fue a buscar arriba a un Torrellano algo desubicado tras el gol encajado.

Con Joan Ruiz y Adrian Ruiz en la base, los de Albelda estaban bien asentados sobre el césped y ahí es donde aparecía Hinojosa para lanzar contragolpes que amedrentaban al equipo azulón. Sin complejos, Budesca y Aznar corrían la banda, aunque a la espalda sufrían un poco. Estaban creciendo con el paso de los minutos justo a la vez que el Athletic tenía su primera ocasión con un disparo que desbarató Kike Bartual.

Se crecía el equipo alicantino que iba a tener un gran susto llegando al descanso: Richard le ponía un balón perfecto a Pau Cabanés que no lograba mantener el equilibrio en el 1vs1 y no podía golpear. El Villarreal estaba rozando el 2-0. Poco después un tiro de ‘Hino’ que se fue muy alto. Apurando al máximo, los groguets no lograron poner tierra de por medio y el Athletic respiró aliviado con el descanso.

Pasó relativamente poco en el inicio del segundo acto con un Villarreal ‘C’ dominante, pero paciente. Hinojosa fue sustituido por Carlos Segura. Un cambio con una intención clara de aguantar la pelota y tener posesiones largas. Se estiraría el equipo visitante en busca del empate generando problemas en la salida de balón del conjunto vila-realense. Demasiadas imprecisiones en la zona defensiva que alentaron a un Torrellano que gozó de una buena oportunidad a balón parado, pero Álex Chico no logró enganchar bien el esférico.

Seguían pasando los minutos y Albelda movió ficha con tres cambios: Vique, Álex Jiménez y Ludo Bienvenu entraban por Joan Ruiz, Mario Linares y Budesca. Con un resultado tan apretado, el entrenador valenciano quería que su equipo llegase a los minutos finales con una resistencia notable para evitar que el Athletic tomase el control.

Los de Edu Albacar no querían dar el partido por perdido y seguían intentándolo, aunque ya las fuerzas comenzaban a fallar. Vique le dio al C eso que tanto necesitaba: viveza para pelear todas las disputas y hacer que el Athletic perdiese los metros que había ganado. Unax tuvo una gran opción de contragolpe, con el Torrellano volcado, que él mismo desbarató tropezándose. Los últimos compases se jugaron en la portería de Kike Bartual que tuvo que vio cómo Fidel ejecutaba la última ocasión del partido. No cogió portería y así terminó el partido y la temporada 23/24. Un Villarreal ‘C’ que acaba en la 9ª posición con 46 puntos (12 victorias, 10 empates y 12 derrotas), lejos del playoff, pero con el buen sabor de boca del triunfo final.

David Albelda, en los micrófonos de Villarreal CF TV, hacía una pequeña reflexión sobre el encuentro. «Veníamos los dos equipos con los deberes hechos, pero había que hacer un partido serio. Hemos dado alternativas a gente del juvenil para que empiezan a aprender lo que es esta categoría. estamos satisfechos con el partido».

El técnico de La Pobla Larga hacía hincapié en la presión de su equipo que ha tenido como resultado el gol de Mario Linares además de darle importancia a este último triunfo: «Vine a mitad de temporada. ha habido momentos duros, pero en líneas generales el equipo ha dado la cara y buenas sensaciones. Esta categoría los forma mucho porque es un aprendizaje brutal» concluía David.

Autor / 537 publicaciones

Área Villarreal CF. Periodista deportivo. Cubriendo al fútbol base, al bonito, al de verdad. Me leeréis por aquí con todo lo relacionado con la cantera del Villarreal desde el filial hasta los juveniles y más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *