Mario Linares se viste de héroe para que el Villarreal ‘C’ tumbe al Ontinyent (2-1)

Mario Linares celebra su gol en el tiempo de descuento. Foto: Villarreal CF

El extremo cordobés anotó en el tiempo añadido para darle la victoria a su equipo que se coloca 10º (momentáneamente) con 36 puntos. Duelo de poder a poder con mucha igualdad. Álex Jiménez abrió la lata y el Ontinyent respondió en el segundo acto. Victoria con mayúsculas ante uno de los equipos punteros de la categoría

Mirando más abajo que hacia arriba, el segundo filial del Villarreal se jugaba mucho ante el Ontinyent. El playoff quedaba a 5 puntos (con varios rivales todavía por jugar) y había que intentar distanciarse del descenso que estaba a 4 dianas. Con 1 punto de los últimos 12 posibles, los de David Albelda necesitaban ganar para recuperar sensaciones y coger aire. Pero el contrincante iba a ser duro de pelar: el Ontinyent, tercer clasificado a 1 punto del Jove Español.

Los visitantes arrancaron bien. Sometiendo a un Villarreal ‘C’, con varios juveniles en el XI titular, los de Ontinyent tuvieron dos buenas ocasiones a los 5 minutos del inicio. Un disparo de Cobo y otro de Lluís Felipe que se marchó cruzado. El ritmo era altísimo y el Villarreal tardó en igualarlo 10 minutos. Los chicos de Albelda se hicieron con la posesión de la pelota. En una de las aproximaciones amarillas, Vique le sirvió un balón, de manera muy inteligente, a Richard que no pudo marcar debido a la gran parada de Cristian Martínez. El Ontinyent respondió a los pocos minutos con un gran contragolpe que no pudo finalizar Cobo. El partido se había convertido en un correcalles del que el equipo de Roberto Bas estaba saliendo más beneficiado.

Llegando al 30′, Giovanni García medía mal los tiempos y Pablo Francés se aprovechaba para cabalgar por la izquierda como si no hubiera un mañana. Su pase atrás lo bloqueó Álex Alcira para evitar el 0-1. Y del posible gol del Ontinyent, llegaba el 1-0 del Villarreal ‘C’. Una buena combinación entre Gio García y Richard desembocaba en una asistencia perfecta del lateral canario a Álex Jiménez que no perdonaba con la izquierda. Sorprendía el Villarreal al Ontinyent que estaba siendo superado en ese tramo final de la primera mitad. Trató de rehacerse del golpe recibido, pero los groguets se defendían con uñas y dientes liderados por un excelso Fran Tafalla. Quedaban 5 minutos y tenían que evitar a toda costa que los del Valle de Albaida se metieran en el partido. El descanso aparecía justo cuando los visitantes querían responder e igualar la contienda.

En el cómputo global, partido reñido con tramos de dominio para los dos. Álex Jiménez adelantó a los suyos después de un centro goloso de Giovanni García. Sin embargo, el Ontinyent no estaba dispuesto a irse de Vila-real con las manos vacías. La segunda parte aguardaba con mucho afán. Y es que el Ontinyent salió a por todas y, en apenas 3 minutos, iba a tener dos oportunidades. Primero, un córner que peinaba Alexandru sin encontrar a ningún compañero y después Diego Cambra se topaba con Adrián Suárez en el 1vs1. Padecía el equipo castellonense en los primeros compases del segundo acto que además tenía un contratiempo: Álex Jiménez se retiraba con molestias y dejaba su sitio a Mario Linares.

Se apretaba cada vez más la tuerca que hacía girar al duelo y Kevin Martel iba a tener el segundo en sus botas. Hinojosa ponía con música una falta cerca del área y el remate del central canario estaba a punto de encontrarse con el larguero. Albelda agitaba el avispero para reforzar el centro del campo y la delantera. Joan Ruiz y Unax del Cura, dentro por Vique y César Bonafé. Ahí el Villarreal ganó resistencia y velocidad a expensas de un Ontinyent que lo estaba intentando con la batería cayendo en picado. Mucho fútbol directo y balones largos que iban a dar sus frutos. Giovanni García se encantaba, Nico Cabanés le robaba la cartera y le ponía el gol en bandeja de plata a Víctor Revert que no fallaba. Error tremebundo del C que veía cómo en una jugada aislada le empataban el partido.

A falta de 20 minutos para el final, el Ontinyent olió la sangre como un tiburón en la playa. Se hizo con la pelota y hundió al Villarreal en campo propio. Los locales buscaban a Richard con mucha insistencia, pero el extremo, con mucha carga en las piernas, apenas podía esprintar. La única opción viable era que Unax se buscase la vida en los 1vs1. Las fuerzas fallaban y el equipo de Valencia veía que podía ganar el partido. Adrián Suárez tuvo un susto después de blocar un balón, caer al suelo y que el esférico tocase en el palo con Adrián apoyado sobre la línea. Mini infarto. Y ese susto se iba a convertir en alegría en el minuto 92. Hinojosa mandaba un buen balón en largo para Linares que se zafaba del central y fusilaba a Cristian con la pierna izquierda. Éxtasis y explosión de felicidad del banquillo groguet. El Villarreal estaba sufriendo en los últimos 15 minutos con un Ontinyent decidido a lograr la remontada que se vio sorprendido por un golazo de Linares. Tres puntazos de oro ante uno de los ‘cocos’ de la categoría.

Autor / 536 publicaciones

Área Villarreal CF. Periodista deportivo. Cubriendo al fútbol base, al bonito, al de verdad. Me leeréis por aquí con todo lo relacionado con la cantera del Villarreal desde el filial hasta los juveniles y más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *