El Villarreal ‘B’ acrecienta su mala dinámica en Ipurúa (2-0)

Un error entre Morro y Gelardo desembocó en el primer tanto del Eibar que dominó la primera mitad y esperó su momento en la segunda para cerrar el partido por medio de Corpas (penalti). El Villarreal se animó en el segundo acto, tras un primero muy pobre, pero fue con más corazón que cabeza. Las jornadas se van agotando y el equipo amarillo sigue inmerso en una mala dinámica que no le hace salir en puestos de descenso.

En Ipurúa, un campo gélido y que aprieta como pocos, el filial amarillo necesitaba sumar de 3 para salir del pozo oscuro en el que estaba metido. Y no empezó mal ante uno de los ‘cocos’ de la categoría. A los pocos minutos, Requena se topaba con un balón en la frontal (Luca Zidane había cometido un error en la salida de balón), pero no conseguía anotar. Rodri Alonso se situaba en el doble pivote, pero a una altura mayor que la de Aitor Gelardo. La otra novedad sobre el tapete era que Collado pasaba a la banda derecha y Requena actuaba como segundo delantero por detrás de Forés. Stoichkov empezó a aparecer entre líneas para quebradero de cabeza de la zaga amarilla.

La más clara la iba a tener Mario Berrocal que sorprendía a la defensa grogueta con un disparo contundente de empeine que, de puro reflejo, interceptaba Miguel Morro. Parada monumental para evitar el 1-0 y el Villarreal empezaba a tambalearse porque estaba teniendo poco control. Los pupilos de Miguel Álvarez solo podían contrarrestar a un poderoso Eibar a través del contragolpe. Ontiveros avisó con una cabalgada por el perfil izquierdo que terminó con un pisotón sobre Berrocal que desembocó en una amonestación sobre el marbellí.

Y tal como ocurrió ante el Elche, una entrega precipitada hacia el mismo protagonista, Aitor Gelardo, acabó en gol de Sergio León después de que Matheus se la cediese en boca de gol. Por segunda jornada consecutiva, el filial encajaba de la misma manera: asumiendo muchos riesgos en la salida de balón y acabando por perder la pelota en las cercanías del área. Aitor no estaba ‘en tensión’ ante la presencia de un rival y terminó por sucumbir. Llegados al descanso, el minisubmarino prácticamente no se había asomado por la portería de Luca Zidane. Un 1-0 justo se postraba en el electrónico.

El segundo acto presentó a un Villarreal ‘B’ mucho más presente en campo rival y que iba a avisar en el 47′ con un disparo lejano de Ontiveros. Poco después, tras un buen bloqueo de Forés, Tasende armaba la pierna, pero su disparo se marchaba por encima del larguero. Poco a poco, el filial amarillo empezaba a sentirse más protagonista y tener más balón. Collado también probó suerte desde fuera del área, pero sin peligro alguno para el guardameta armero. Eran minutos de cierta mejoría para el equipo vila-realense, aunque la SD Eibar estaba cómoda en el terreno de juego. El Eibar estaba agazapado esperando su momento e iba a tener el 2-0 con un doble remate, primero de Mario Soriano y luego de Aketxe, que repelía de maravilla Morro.

Miguel Álvarez movía ficha rápidamente siendo consciente que el reloj de arena iba a toda pastilla. Triple cambio. Pascual, Ferrari y Hugo Novoa, a la cancha, por Requena, Collado y Álex Forés. En el 72′ la montaña se iba a poner todavía más cuesta arriba cuando Leković derribaba a Stoichkov dentro del área después de un pase filtrado magnífico de Matheus Pereira. El colegiado no dudaba y señalaba los 11 metros. Corpas no fallaba, con un disparo ajustadísimo al que casi llega Miguel Morro, y anotaba el segundo. El Villarreal ‘B’, con muy pocas ideas durante todo el encuentro, se encontraba con un resultado con el que ya estaba conviviendo desde hacía varias jornadas.

Ontiveros sacó a relucir su varita y estuvo a punto de recortar distancias con una vaselina espectacular por la que tuvo que emplearse a fondo Luca Zidane. Una parada de matrícula que impidió al filial meterse en el partido a 15 minutos del final. Pau Navarro entró sustituyendo a Leković siendo el segundo partido con el B del joven central de La Vilavella. Pascual marcó tras un centro desde la derecha de Altimira, pero fue anulado por previo empujón del almeriense sobre Tejero. No le estaba saliendo nada al filial y el partido encarrilaba el minuto 90. Ya en el tiempo de descuento, el equipo visitante metió muchos efectivos en el área armera colgando balones constantemente. Fue en vano porque la defensa azulgrana estaba siendo inexpugnable. El B le puso ganas y empeño en la segunda parte, pero acabó claudicando por tercera jornada consecutiva.

Autor / 498 publicaciones

Área Villarreal CF. Periodista deportivo. Cubriendo al fútbol base, al bonito, al de verdad. Me leeréis por aquí con todo lo relacionado con la cantera del Villarreal desde el filial hasta los juveniles y más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *