María Cabrera: de la presión de ser tenista a ayudar a deportistas como psicóloga

Con más de una década a sus espaldas como psicóloga del deporte, María Cabrera Bolufer inició a principios de febrero una nueva etapa como responsable del departamento de psicología del Apolo Pinedo. Con muchos años de experiencia trabajando la mentalidad y psicología con deportistas de élite y escuelas deportivas, repasamos su momento actual a nivel profesional y algunas de las cuestiones de actualidad dentro del mundillo.

EB Radio: escucha aquí la entrevista a María Cabrera (19 de febrero de 2024)

ESPORTBASE: La última vez que hablamos en ESPORTBASE Media fue hace casi ocho años. ¿Qué tal le va a María Cabrera?

MARÍA CABRERA: ¡Ocho años! Pues muy bien, pasé unos años en Australia trabajando, luego regresé, llevo tres años otra vez en Valencia y muy contenta, siempre al pie del cañón y con varios proyectos en marcha.

Precisamente hace pocos días anunció que se incorporaba al departamento de psicología del Apolo Pinedo, pero no es la única iniciativa en marcha…

Así es. Continúo con mi proyecto individual con consultas personalizadas en las que trabajo el aspecto mental con deportistas, hasta programas grupales con deportistas y jugadores focalizados en cómo competir a nivel mental, cómo sacar nuestra mejor versión, gestionar la presión, motivación… Un programa muy enfocado a aquellos que están compitiendo y quieren mejorar su fortaleza mental.

Fue usted tenista en sus inicios, ¿verdad?

Así es, y ahí empecé a ver lo que es el alto rendimiento y cómo la mente puede jugarte tanto buenas como malas pasadas. Y la importancia que tiene, para la competición, poseer herramientas que permitan sacar nuestra mejor versión en momentos de bajón o de mucha presión, a pesar de las adversidades.

Al contrario de los deportes de equipo como el fútbol, el tenista de competición tiene muchos momentos de soledad, de tener que lidiar con problemas en solitario.

Si, como dices la diferencia es que la responsabilidad recae, para lo bueno y lo malo, en uno mismo. Durante un partido hay muchas situaciones: momentos buenos, malos… y sobreponerte a ellos es una labor en solitario, porque apenas permiten presencia al entrenador. En el deporte colectivo la responsabilidad se diluye un poco entre todos los compañeros, aunque todos tienen sus objetivos y deben rendir al máximo.

¿Cómo transiciona usted desde el tenis a colaborar con clubes de fútbol de Primera y Segunda, o con escuelas como el E1 Paiporta o CF San José hace diez años?

Una de las cosas que me empujó a empezar a trabajar en el fútbol es la importancia de los valores en este deporte a nivel grupal, lo que consigue el vestuario a la hora de potenciar un jugador. Siento que un equipo nos hace mejores porque somos seres sociales. He vivido siempre muy de cerca el fútbol por motivos familiares, y trabajar en equipos me motivaba mucho.

Estudié mucho sobre ello e investigué: detecté que había un vacío y que se necesitaban profesionales de la psicología del deporte para complementar a padres, jugadores, entrenadores, directivos… Había que cubrir ese espacio, y recuerdo aquellos inicios trabajando en varios clubes a la vez porque el sueldo era mínimo: Silla, Picassent, E1 Paiporta, Paterna, San José… Ese trabajo me encantó, y por eso años después he vuesto a colaborar con un club.

¿Ayuda a confirmar análisis en el cara a cara con un deportista el poder acceder al entorno deportivo y familiar en el seno de una escuela de fútbol, por ejemplo?

Por supuesto que sí. Es súper importante, una gran ventaja. Entiendes muchos comportamientos del jugador y es más sencillo ayudar o detectar lo que necesita ese jugador. A nivel profesional pasa igual y cada jugador está dentro de un ‘sistema’, con una familia, con su representante…

Y en el trabajo individualizado, ¿cómo contactan los deportistas por usted?

Suelen venir a través de terceros, o cuando encuentran información a través de Internet. Vienen recomendados porque ya saben cómo trabajamos. Las disciplinas son muy diversas (atletismo, ciclismo, jugadores de pádel), aunque últimamente llevamos más deportistas de fútbol y tenis. Estoy abierta a cualquier disciplina porque gran parte de las variables son las mismas: todos necesitamos concentración, motivación, gestión de la presión… Y añado el agradecimiento a todos los compañeros que trabajan conmigo: nutricionistas, fisios, médicos… porque un deportista requiere de muchos especialistas.

¿En qué consiste su Programa Grupal de Entrenamiento Mental para Deportistas?

Llevo mucho tiempo trabajando a nivel individual con deportistas, y te das cuenta de que casi todos tienen los mismos problemas y necesidades. Por ello nace esta idea, que entre ellos puedan escucharse, compartir y escuchar sus experiencias, y poder entrenar juntos de manera muy práctica cada una de las variables que considero fundamentales para tener una buena fortaleza mental de cara a la competición.

Es una experiencia más grupal, un curso de ocho módulos con una variable que trabajamos en cada uno: concentración, motivación… Todo de manera muy práctica para ejercitarnos de forma grupal y poder compartir experiencias muy enriquecedoras. Cuando ves que a un deportista de otra disciplina le pasa lo mismo que a ti en un partido, te sientes muy identificado y en cierta medida comprendido.

Hace poco vimos a una jugadora de élite (Anna Torrodà) dejándose el deporte para cuidar de su salud mental. ¿No cree que es un gran avance la forma en que se está dando prioridad al bienestar psicológico del deportista de élite?

Sí y me gusta mucho, porque durante muchísimo tiempo se han enmascarado este tipo de problemas de salud mental con lesiones, cuando en realidad no las había. Ahora se habla abiertamente de ello. También es cierto que, en casos puntuales, se alude a la saluda mental cuando quizá la problemática sea otra cuando hay una falta de motivación, por ejemplo.

Los psicólogos del deporte estamos muy satisfechos de que cada vez haya menos etiquetas y menos estigmas respecto a la salud mental, pero también hay que acertar con los diagnósticos.

Autor / 1851 publicaciones

Fundador y director de ESPORTBASE Media desde 2015. Periodista, educador y deportista. Tras una década con los 'mayores', descubrí lo satisfactorio que es inculcar valores deportivos y personales a los niños. Mi padre fue mi héroe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *