Hazaña del Levante Femenino en casa de un Barça que no ganó ochenta partidos después (1-1)

El Barça empató a uno ante el Levante UD y, por primera vez tras ochenta partidos oficiales en el Estadio Johan Cruyff, perdió puntos en un partido en el que se avanzó con un gol de Salma Paralluelo, pero que Alba Redondo igualó en el segundo tiempo.

El cuadro de Sánchez Vera plantó una organizada trinchera en el campo de guerra azulgrana; ese terreno dónde las de Jonatan Giráldez están acostumbradas a golear pero en el que, esta vez, tuvieron que afilar sus armas ante un trabajado combinado y en el que, aun así, la suerte no les sonrió.

Su sólida tercera posición en Liga F habla por sí sola; las valencianas, que no tuvieron miedo a salir con el balón jugado y estuvieron atentas sin él, formaron un muro de contención en el medio campo, y pese al dominio de las catalanas, aguantaron con aplomo las habituales, pero menos asiduas de lo normal, embestidas de su rival.

La superioridad culé se plasmó al descanso con un solitario gol en el marcador. Ese margen por la mínima, que fue obra de Paralluelo en el min.21 y que fue fruto de un envenenado centro que acabó batiendo a la meta rival, fue el único tanto de las azulgranas, pese a remar y remar hasta el último suspiro.

Al Barça le costó sorprender, de hecho, fue el Levante quién al retomar el segundo tiempo, inquietó primero. Las granotas no tuvieron miedo de presionar a las locales y, valientes, se instalaron en zona intermedia.

De aquí lo que parecía imposible; Érika González robó en tres cuartos para asistir a Alba Redondo, que con astucia le ganó la espalda a Paredes y besó la portería del fortín azulgrana. Así, en el min.55, las tablas se presentaron en el marcador y la incredulidad en las caras de las culés, que pese a no encontrarse cómodas y pecar de inefectivas, fueron superiores.

Este equipo persigue lo que le pertenece, y la victoria, que hasta ahora parecían intrínsecas a su fútbol en casa, fue su perdición hasta el silbido final. Las de Giráldez insistieron e insistieron, con su pleno de victorias en Liga F como objetivo en el horizonte y con la meta de no perder la condición de invictas en su casa: dónde nunca habían perdido ni siquiera empatado.

Sin embargo, la búsqueda incansable de su premio fue en vano. Las azulgranas aceleraron en un último tramo de partido en el que la defensa levantina y Andrea Tarazona bajo palos se manutuvieron infranqueables. Las locales intentaron girarse ante un rival que las obligó a jugar de cara, y aunque tuvieron los goles –y el triunfo- en la punta de los dedos, el Levante hizo historia en su visita a la ciudad condal.

Así, el esfuerzo de las azulgranas por mantener el récord no fue posible, pero su primera posición en Liga F, a diez puntos del segundo, el Real Madrid, no peligra. El próximo reto –y una nueva oportunidad de quitarse la espina clavada- ante otro rival de categoría: el Atlético de Madrid el domingo a las 13:30h, también en su –casi- fortín.

Ficha técnica:

1 – Barcelona: Cata Coll; Lucy Bronze (Marta Torrejón, min. 86), Irene Paredes, Ingrid Engen (Pina, min. 73), Ona Batlle; Aitana Bonmatí, Keira Walsh, Patri Guijarro; Graham Hansen, Salma Paralluelo (Vicky López, min. 73), Mariona Caldentey (Ari Arias, min. 86).

1 – Levante UD: Andrea Tarazona; Antonia Silva, María Méndez, Núria Mendoza, Silvia Lloris; Daniela Arques (Ángela Sosa, min. 74), Leire Baños, Paula Fernández, Paula Tomás; Alba Redondo (Gabi Nunes, min. 90), Érika González.

Goles: 1-0: Salma Paralluelo, min. 21; 1-1: Alba Redondo, min. 55.

Árbitro: Beatriz Cuesta Arribas.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 14 (aplazada) de Liga F disputado en el estadio Johan Cruyff ante 3125 espectadores.

Texto: Agencia EFE / Foto: Levante UD

Autor / 9720 publicaciones

Tu periódico de fútbol y deporte base de la Comunitat Valenciana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *