Toda la información del fútbol base valenciano

La directiva del CD Acero desmiente ‘categóricamente’ los rumores de una fusión

COMPARTIR
, / 228 0

La afición del Club Deportivo Acero acumula ya varios meses de turbulencias después del cambio de directiva al frente del club. Algo que, como viene ocurriendo varias temporadas, ha disparado una rumorología que sus responsables quisieron atajar este martes mediante un comunicado oficial en el que quisieron “desmentir categóricamente” todos los rumores sobre una hipotética fusión con otra entidad.

Concretamente, la nota desmiente “de forma rotunda todos los rumores que hay respecto a cualquier fusión con otros clubes de la zona”, al garantizar que la nueva directiva “está comprometida con el proyecto presentado a los socios con una apuesta de futuro en la formación de nuevos talentos y crecimiento deportivo”.

Además, el Acero avisa de que tomará “medidas legales contra todas aquellas personas que están lanzando bulos y mentiras continuas con el fin de sacar un rédito personal y/o político“, ya que consideran que esas personas tratan “de manipular al resto de socios, afición y simpatizantes”.

El comunicado concluye diciendo que “todos los estamentos del club están trabajando en recuperar la grandeza” histórica del Acero “tanto institucional, deportiva y social”, con la finalidad de “situar a este club centenario al nivel que se merece”.

Dos meses de agitación en el Puerto

El 10 de noviembre de 2023, el club anunció cambios en su cúpula tras la marcha de Juanma Gil como cabeza visible. La nueva presidenta, Ana Ivars, fue recibida con cierto recelo por parte de la hinchada acerera al no tener vínculos previos con la entidad y ser residente en Alicante. Su mano derecha como vicepresidente es Jesús García.

Un par de días antes, la plantilla del primer equipo había denunciado dos meses de impagos de sus sueldos, “una dejación total” en varias parcelas y denunciaban sentirse “abandonados” por la directiva, responsable de un “funcionamiento deficiente” del club.

Dos semanas después, el 27 de noviembre, un nutrido grupo de socios -que superaba ampliamente el 10% exigido por los estatutos de la entidad- forzó la convocatoria de una Asamblea Extraordinaria que la nueva directiva encabezada por Ivars convocó en un horario no demasiado cómodo para los asistentes: el lunes 18 de diciembre, día laborable, a las 15:30 horas.

Celebrada dicha asamblea, los nuevos responsables definieron ante los socios presentes la situación de las cuentas como “caótica” y que el club atravesaba una situación “crítica”, al tiempo que les pedían un voto de confianza tras haberse puesto al día económicamente con las deudas de la primera plantilla a finales de noviembre. También tienen en marcha, entre otros proyectos, una remodelación de sus oficinas en fase de finalización “y muy pronto, jugadores socios, padres y simpatizantes tendrán su nueva sede para uso y disfrute de sus instalaciones”. Sin embargo, sus intentos por apaciguar la situación social no ha evitado que el futuro del club siga siendo pasto de la rumorología, que han tratado de atajar a través del comunicado de este martes.

Foto: CD Acero

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.