¿Qué hacemos con los grupos de Whatsapp en fútbol base?

Las nuevas herramientas que hace unos años ni siquiera podíamos casi imaginar, se han vuelto prácticamente imprescindibles en el funcionamiento actual. Un ejemplo de ello es el Whatsapp, por medio del que es habitual que en los equipos deportivos de base se creen grupos en el que padres y madres se comuniquen y opinen en principio sobre temas relevantes relacionados con la actividad deportiva de sus hijas/os. Pero no siempre es así.

Tal es el caso de un ficticio (o quizás no tanto) equipo alevín de fútbol-8 donde alrededor de 30 padres y madres participan de alguna manera (ejemplos extraídos del libro Mamá, Papá, ¡Quiero ser futbolista!”, ed. Librofutbol):

Por ejemplo, Mari Loli es aquella madre que le gusta poner fotos de cuando se va de marcha, sus comidas y sus cenas. Cuando esto ocurre, Andrea le sigue el juego con comentarios, fotos y algún video. Se unen en ocasiones Martín y Valeria. Cuando pasa esto, es más que probable que el número de mensajes se dispare y se dejen de atender a otros que pueden ser importantes porque “el bosque no deja ver los árboles”.

Manuel ya se ha salido dos veces del grupo, porque no estaba de acuerdo con alguno de los comentarios que se habían hecho y, como una manera de mostrar su descontento, se autoexpulsaba del grupo. En estas dos ocasiones, en el entrenamiento siguiente, dos madres y un padre se acercaban a él para comentarle cosas como “no te enfades, vuelve a meterte en el grupo, va que no es para tanto”. Y lo volvían a meter.

También está Jaime, que es ese padre que es capaz de analizar a los rivales para ofrecer estadísticas de goles, resultados, jugadores… parece que está obsesionado en conocer a los rivales del equipo de su hijo y de mostrar a los demás padres y madres sus conocimientos sobre el fútbol, por lo que de manera más o menos frecuente envía esa información al grupo. Además, y aunque no tiene titulación, ni ha sido nunca entrenador, se muestra a los demás como ese entendido de fútbol al que todos tienen que hacer caso. Y claro, hay otros padres y madres que se lo creen y que dicen a sus hijos qué hacer en el campo según el criterio de Jaime, porque, según ellos, “sabe más que los entrenadores”.

Y más. Podríamos poner muchos ejemplos más, muchos de ellos que les sonarán a aquellos padres y madres que lean este artículo.

Ahora bien, ¿son adecuados todos los comportamientos en un grupo que está pensado para mejorar la comunicación entre padres y madres para beneficiar el funcionamiento de los/as deportistas?

Obviamente, hay comportamientos que son mejores y peores, en función de los objetivos del grupo. En general, cuando se participa en este tipo de grupos, hay una serie de recomendaciones y puntos clave a tener en cuenta para participar de manera adecuada de forma que la comunicación sea buena y fluida para todas las personas involucradas:

  • Cuando envíes un mensaje, fomenta el respeto y la cordialidad en los participantes del grupo.
  • Elige bien los mensajes a utilizar, pensando en los objetivos del grupo y no únicamente en los tuyos en particular: manda los mensajes necesarios y no los intrascendentes.
  • Piensa siempre en el beneficio de los/as deportistas: recuerda para lo que está creado el grupo.

Y, sobre todo, céntrate en lo importante.

Un grupo de whatsapp puede ser una muy buena herramienta de comunicación que genere buen clima y que sea esa parte importante necesaria en el desarrollo personal y deportivo de los/as deportistas. Pero también puede ser todo lo contrario.

Por ello, es necesario que todas las personas que participen entiendan esto y que colaboren a que todo funcione mejor.

David Peris Delcampo
@dperisd
Presidente Federación Española de Psicología del Deporte
Presidente Associació de Psicología de l’Esport de la Comunitat Valenciana (APECVA)
Profesor de la Universitat de València
Entrenador N3 TDS de Fútbol y Futsal
Psicólogo Experto en Psicología del Deporte

Autor / 50 publicaciones

Psicólogo experto en Psicología del Deporte apasionado por el mundo del fútbol y el fomento de un deporte de calidad. Tengo el título de Entrenador Nacional de Fútbol y también el de Fútbol Sala y, desde hace más de 25 años, trabajo ayudando a deportistas, entrenadores, dirigentes, padres y madres… a que gestionen los aspectos psicológicos del deporte de la mejor manera. Soy el presidente de la Associació de Psicologia de l’Esport de la Comunitat Valenciana y Presidente de la Federación Española de Psicología del Deporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *