Así va a ser difícil: el Valencia Mestalla arranca la temporada limitado

Con el freno de mano puesto. A diferencia de las últimas dos temporadas, el Valencia Mestalla ha arrancado este curso 23-24 con peores resultados pese a que las sensaciones no son ni mucho menos negativas. Es entendible tratándose de un año transitorio y de un año de cambios en la plantilla donde si nos ponemos a analizar, poco tiene que ver el once inicial de la primera jornada la temporada pasada con el once inicial de la presente. Desde la portería hasta el delantero, existen múltiples cambios que se han ido dando en los últimos meses después del cierre de mercado invernal y del estival ya perteneciente a este curso.

A todo eso, que es lo que dice la lógica, hay que sumarle un condicionante extra y que -bajo mi punto de vista- es de un impacto mucho más fuerte y es que, teniendo claro que la función de la Academia es dar frutos y jugadores al primer equipo, en el caso del Valencia CF parecen haberse tomado esto al pie de la letra. El primer equipo cuenta desde pretemporada con hasta 10 jugadores en dinámica de primer equipo que combinan entrenamientos, convocatorias e incluso minutos en Primera División: Nil Ruiz, Rubén Iranzo, Diego Moreno, César Tárrega, Yarek, Pablo Gozálbez, Hugo González, Mario Domínguez y Martín Tejón. Esto es lo que dificulta que durante la semana los partidos se puedan trabajar bien y evidentemente afecte al resultado. Y como nadie se queja, pues ya lo hago yo.

Evidentemente no es culpa ni de Rubén Baraja, que tiene que completar listas y aprovechar todo lo que pueda del filial, ni tampoco de Miguel Ángel Angulo, que demostró que es un buen entrenador las dos últimas temporadas y que ahora poco puede hacer ante esta situación. Mi crítica, si cabe, es hacia la confección de la plantilla del primer equipo que está provocando un efecto dominó por el cual el primer perjudicado es el Valencia Mestalla pero que esa reacción es en cadena hasta el Juvenil Nacional pasando por el Juvenil División de Honor de Paco Cuenca. En la Academia del VCF han tenido que hacer malabares este verano para poder cuadrar las fichas y licencias de cada equipo y pese a ello, sigue habiendo dificultad para disponer de los jugadores cada fin de semana.

El filial valencianista ha arrancado la temporada hace cosa de un mes aproximadamente y en su haber tiene logrados dos empates, una victoria y una derrota cosechada el pasado fin de semana en Santa Eulalia ante la Peña Deportiva sin jugadores de la importancia de Pablo Gozálbez, Hugo González, Mario Domínguez o Rubén Iranzo. Este próximo encuentro será el sábado a las 18h en el Antonio Puchades y el primer equipo viajará el mismo día a Sevilla para enfrentarse al Real Betis. Veremos de cuantos futbolistas puede disponer el técnico asturiano del filial de cara al partido ante la Cerdanyola.

Autor / 659 publicaciones

Área Valencia CF. Periodista y amante del fútbol. Me gusta contar cosas. Especialista en fútbol base. ¡De la cantera a la élite!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *