El gol antideportivo del Twente desnuda al futfem español (y a la prensa que lo cubrimos)

El pasado sábado, el Levante Femenino cayó eliminado de la fase previa de la Women’s Champions League tras perder ante el FC Twente holandés por 2-3. Un partido que las granotas parecían tener en el bolsillo tras ponerse con una ventaja de dos goles (de Paula Tomás y Alba Redondo), pero que fue insuficiente para evitar la remontada del conjunto de Países Bajos.

Hasta aquí, un breve resumen de lo sucedido. Al menos, de los hechos relevantes: que, como dijo Alba Redondo tras la derrota, «el duro trabajo y esfuerzo de diez meses se fue al traste» para las levantinistas en apenas noventa minutos. ESPORTBASE, como medio de comunicación que apuesta por el futfem desde su fundación en 2015, está en su obligación moral y periodística de ofrecer esa mínima cobertura de un partido tan importante.

Vamos con las confesiones: no pude ver el partido en directo. Por dos motivos: el más personal, que tenía un compromiso personal en Albacete todo el fin de semana; y, a nivel profesional, por el hecho de que el partido no pudo verse en ningún canal televisivo ni local, ni autonómico ni nacional, ni siquiera a través de ‘streaming’. Las redes oficiales del propio club, que sí estaban presentes en Enschede, sólo informaron del ‘jugada a jugada’ del partido. De hecho, fue lo que seguí -a través del teléfono- para conocer el resultado del partido.

Y así llegamos al 2-1 de las holandesas:

Cualquier lector concluiría que se trataba de un gol ‘normal’. Sin nada a destacar. Así lo reflejaron las crónicas, todas sin corresponsales ‘in situ’ en el campo de juego. Pero resulta que el gol sí tenía ‘miga’. Y lo descubrimos 48 horas después, cuando el propio FC Twente subió a su canal de Youtube el resumen del partido:

Una aficionada colgó en sus redes sociales el susodicho 2-1, obra de Jansen, y entonces sí estalló el escándalo debido a lo antideportivo de la acción:

Como era de esperar, la indignación no tardó en recorrer el futfem español como la pólvora tras el evidente ejemplo de antideportividad de las holandesas, que aprovecharon la devolución de un balón que el Levante había echado por banda para que atendiesen a una jugadora lesionada del Twente para que Jansen recuperase el cuero sin oposición y batiese a Holmgren. Recordemos: corría el minuto 32 de la primera mitad, el Levante ganaba 2-0 con relativa comodidad y tenía el billete a la siguiente ronda de la previa de Champions en el bolsillo. El gol antideportivo de Jansen golpeó al conjunto de Sánchez Vera, que vio como Auée les empataba antes del descanso y, en el cara o cruz de la segunda mitad, Te Brake culminaba la remontada para el Twente con el 2-3 definitivo. Un absoluto escándalo.

Pero claro, eso sucedió el sábado. Hoy es lunes. Ya no hay nada que hacer salvo reflexionar. Ya no hay opciones de que el Levante Femenino ponga el grito en el cielo por lo sucedido. Al FC Twente no le otorgarán el premio al fair-play de la FIFA… pero dudo que les preocupe, porque han pasado a la siguiente fase. Vamos allá, por lo tanto, con un gol que nos deja a todos desnudos y sin defensa:

a) Deportivamente, a la defensa granota -con foco, para su desgracia, en Silvia Lloris- por relajarse en exceso.

Lo hicieron ante una aparente acción deportiva de las rivales y no prever que podían hacerles una jugarreta. El gol fue un mazazo para el Levante Femenino, el principio de una remontada que supondría su eliminación. Lo dijo el propio Sánchez Vera tras el partido: «Echamos fuera un balón por lesión. El otro equipo te lo devuelve mal, nos quedamos mirando, se aprovechan, marcan el 2-1 y nos sacan completamente del partido. (…) Hemos pecado de novatas en esto. Hay que reflexionar mucho. Es un partido que perdemos nosotras. Hay que competir 96 minutos y, si te duermes con los grandes, te alejan».

b) Institucionalmente, a un Levante Femenino que no hizo mención alguna de lo sucedido.

De hecho, a esta hora todavía no se ha pronunciado y no parece que haya a hacerlo de manera oficial. Y eso que su técnico sí hizo referencia a la jugada en cuestión en la ‘flash interview’ posterior al pitido final. De hecho, preguntas al club e internamente se considera que quejarse formalmente ante lo ocurrido no soluciona nada (es cierto). Pero, y esto es una simple opinión, eso sólo lleva a que acciones similares o idénticas se repitan en el futuro, aunque sea con otros protagonistas. Porque lo más normal, ante semejante escándalo, sería que el club agraviado colgase de manera inmediata el gol en sus redes sociales para presionar a la UEFA, a las árbitras, a los estamentos arbitrales y a quien hiciese falta para, al menos, dejar claro que este tipo de acciones antideportivas no pueden quedar impunes. Si no ante los estamentos del fútbol, si ante la opinión pública. Porque la acción es legal, pero también es moralmente reprobable.

c) Mediáticamente, a toda la prensa española.

ESPORTBASE es un periódico muy pequeñito, muy humilde y con pocos medios técnicos y humanos. Llegamos hasta donde podemos con lo que tenemos. Pese a ello, no rehuimos nuestra parte de responsabilidad: humildemente, pedimos disculpas por no haberle dado la relevancia que requería a lo sucedido en el partido entre Levante UD y FC Twente. Imagino que habrá muchos otros compañeros que se sentirán igual este lunes. Sólo podemos aprender de lo ocurrido y concluir, por enésima ocasión, que nos queda mucho camino por recorrer para que el futfem en la Comunitat y en nuestro país alcance la dimensión que merece y la plena igualdad con el balompié masculino. Porque no hubo ninguna mención de lo ocurrido ni el sábado por la tarde ni el domingo en ningún canal regional, autonómico o nacional, ni en radios ni en periódicos. Porque ni la Liga F ni la RFEF -que, obviamente, tienen las manos llenas estos últimos días- se han pronunciado al respecto. Porque ha tenido que ser un golpe de fortuna -una aficionada en redes- la que denunciase lo ocurrido. Porque en los últimos días hemos tenido el caso Rubiales hasta en la sopa, con monográficos a todos los niveles, y también se ha hablado largo y tendido de la huelga en Liga F… pero, dentro del verde, a un equipo español le ‘guindaron’ un partido en el extranjero de manera antideportiva y la mayoría nos hemos enterado, de rebote, dos días después. No es aceptable. Tenemos mucho que mejorar.

Fotos: Levante UD

Autor / 1851 publicaciones

Fundador y director de ESPORTBASE Media desde 2015. Periodista, educador y deportista. Tras una década con los 'mayores', descubrí lo satisfactorio que es inculcar valores deportivos y personales a los niños. Mi padre fue mi héroe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *