Fillol González: el ‘clásico’ del silbato que acompaña al COTIF desde sus inicios

Es uno de los clásicos del torneo, casi tanto como el mero hecho de acercarse a l’Alcúdia a disfrutar del fútbol cada verano. Año tras año y desde hace cuatro décadas, el silbato de Vicente Fillol González viene resonando en Els Arcs en el periodo estival. Fillol es el árbitro más veterano del COTIF, con mucha diferencia respecto a los demás: cumplió nada menos que 62 años el pasado mes de junio.

Fillol tira de memoria para explicar a ESPORTBASE sus inicios, que datan de 1979. Nacido en Moixent, es residente de Xàtiva y sus cuentas son claras: «Llevo 44 años como árbitro», confirma orgulloso. Y el COTIF es una de sus citas predilectas: «Al COTIF le tengo un cariño especial, porque la Delegación de Xàtiva empezó arbitrando el torneo en sus primeros años», agrega.

Su anecdotario en estos cuarenta años da para mucho. Nos recuerda, sin ir más lejos, una sucedida a mediados de los noventa, en un FC Barcelona – Real Zaragoza en Els Arcs. «El capitán del Barça era Jordi Cruyff, jugaba De la Peña con ellos… Ha llovido mucho desde entonces. Yo estaba en la grada, con un bocadillo y como espectador. El árbitro, que venía de Castellón, se confundió de día y no llegó. Me hicieron bajar de la grada, cambiarme y pitar aquel partido, que acabó 5-0 para el Barça», rememora.

Tras 44 años vinculado al arbitraje, en l’Alcúdia hay pocos que no le conozcan, especialmente entre Eliseu Gómez y los miembros más veteranos del COTIF. Fillol es un tipo singular que departe igualmente con entrenadores, jugadores sub20 o con niños del COTIF Promeses, donde ha centrado su actividad en los últimos años.

Mucho antes fue juez de línea en Primera División en la época en la que los árbitros elegían a sus asistentes. «Yo tenía amistad con García Carrión y con Bayarri Ribelles, que en gloria esté. Tuve la oportunidad de estar en Primera como juez de línea varias temporadas», expone. Como colegiado principal, llegó a arbitrar en Tercera División.

Para el setabense, ha llegado un punto en el que sus visitas a Els Arcs son más placer que trabajo, y más en fechas en que no todos los árbitros pueden -o quieren- renunciar a días veraniegos para vestirse de corto. «Me gusta venir todos los años a colaborar, a arbitrar y a ver partidos. Además, el arbitraje en el Promeses me encanta por su inocencia: los niños tan pequeños no tienen maldad, no tienen la picardía que puedes ver en cadetes o juveniles. Además, hay mucha calidad, como hemos visto hoy en varios equipos. Es un encanto. Alguna vez, eso sí, puedes molestar a algún padre o madre, pero eso va en el sueldo», ríe.

Fillol ha vivido infinidad de reformas en Els Arcs, modificaciones en el formato del torneo sub20, la expansión nacional e internacional del COTIF y, este año, el nuevo impulso que ha recibido el COTIF Promeses Istobal: «Cuando empezó el torneo no había fútbol-7 como ahora. Recuerdo hace un par de años una final entre Sevilla y Villarreal en Alevín, tenían una calidad tremenda y fue una gozada».

A su juicio, el techo de la competición de fútbol base todavía está por descubrir: «El COTIF se mueve mucho y bien para conseguir grandes equipos. Tampoco sé dónde está el límite para el torneo porque año tras año la calidad de equipos y jugadores es superior», concluye mientras se dispone a arbitrar su siguiente encuentro. En el 40º Aniversario del COTIF, que se celebrará en 2023, seguro que Fillol es una de las figuras -merecidamente- reconocidas.

Autor / 1848 publicaciones

Fundador y director de ESPORTBASE Media desde 2015. Periodista, educador y deportista. Tras una década con los 'mayores', descubrí lo satisfactorio que es inculcar valores deportivos y personales a los niños. Mi padre fue mi héroe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *