Toda la información del fútbol base valenciano

La Fiscalía no está conforme con la sentencia sobre el niño que enfermó en Egipto y pide condenar a un responsable del Valencia CF por desatención

COMPARTIR
, / 1452 1

La Fiscalía ha pedido revocar la absolución de un responsable del Valencia CF al considerarlo responsable de un delito de lesiones imprudentes por no derivar a un hospital a un menor de 12 años, que acabó con una perforación en el duodeno, para que fuese tratado durante un torneo de fútbol infantil en Egipto.

El ministerio público ha recurrido ante la Audiencia Nacional la sentencia que condenó a 300 euros de multa y una indemnización de casi 20.000 euros a José Joaquín de los Santos, un enfermero del club, por mala praxis en el tratamiento farmacológico del niño, y absolvió por su parte al director técnico de la Academia del Valencia CF, Marcos Otero.

De la cantidad impuesta a De los Santos se consideró responsable civil subsidiario al club.

Por una parte, la Fiscalía pide en su recurso, al que ha tenido acceso EFE, agravar el castigo del primero al estimar que la imprudencia fue grave y, por otra, condenar a Otero en tanto “máximo responsable de la expedición” que tenía la capacidad para adoptar las medidas que podrían haber evitado las lesiones.

Los dos se sentaron en el banquillo hace unas semanas acusados de no atender debidamente al niño durante un torneo de fútbol disputado en Egipto en el verano de 2019. El menor comenzó a sufrir vómitos y diarreas persistentes y fue tratado con ibuprofeno, entre otros fármacos, lo que le provocó una úlcera duodenal que precisó intervención quirúrgica al llegar a España.

Unos hechos en los que, en opinión de la Fiscalía, también tuvo responsabilidad el director técnico de la Academia, quien, pese a su “posición de garante” y a que sabía que el otro acusado era ATS y no médico, “se abstuvo de tomar las decisiones que eran reclamadas por los padres”: derivar al menor a un hospital.

Critica el ministerio público que el Juzgado Central de lo Penal de la Audiencia cuestionase que los padres, que estaban alojados en otro hotel, pudieron haber llevado al médico a su hijo o regresado con él a España pues, dice el fiscal, “no puede achacárseles ninguna responsabilidad” dado que confiaron en los responsables del club, que les dijeron “que la enfermedad no era grave”.

“Al contrario, salvaron la vida de su hijo cuando los responsables del club se lo entregaron en el aeropuerto de Manises (Valencia) al regresar a Egipto”, sostiene el recurso, que insiste en que, como aseguraron los padres en el juicio, solicitaron en diversas ocasiones que les permitieran llevar al niño al hospital o a España.

El fiscal, que solicitó para ambos un año de inhabilitación para el cargo de directivo de entidad deportiva con menores, una multa y una indemnización, acusa a Marcos Otero de mentir cuando precisamente dijo que fue él quien ofreció a los padres que se llevaran al niño y “tal mentira -dice- denota su responsabilidad”.

Pide a la Audiencia Nacional calificar como grave la imprudencia de ambos acusados, y agravar así el castigo, dado que no atendieron “debidamente a un menor de edad en un país sanitariamente deprimido” y al considerar que su actuación “obedece a la más intolerable ausencia de diligencia debida”.

También solicita aumentar la indemnización a pagar al menor, quien, según se supo luego, sufrió una salmonelosis y “que estuvo a punto de morir”, y tener en cuenta “los daños morales que ni siquiera son valorados por la sentencia recurrida”.

Texto: Agencia EFE

Un comentario

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.