Toda la información del fútbol base valenciano

La irrupción de Diego López obliga al Valencia CF a cambiar de opinión

COMPARTIR
, / 2675 0

La planificación deportiva del Valencia CF en el caso del primer equipo jamás será puesta como buen ejemplo de trabajo. Son muchos los ejemplos que refrendan esta situación de dirección deportiva que da una imagen poco profesional y de ir a “salto de mata”. En las últimas semanas, los chavales del Valencia Mestalla han sido la solución a la que recurrir para maquillar dicha nefasta planificación. Desde el fichaje de Mamardashvili, pasando por la gestión de Vicente Esquerdo o por los debuts fugaces de César Tárrega y Rubén Iranzo, hasta llegar a la explosión de jugadores como Javi Guerra o Diego López.

En el caso del delantero asturiano, el ex canterano de escuelas como las del Real Madrid o FC Barcelona, llegó procedente del club culé en verano de 2021 tras no renovar su contrato y firmando dos temporadas fijas con una Academia del VCF que ya le tenía en el radar desde hace varias temporadas. En ese contrato de dos años fijos, figuraba una cláusula que le podría prorrogar ese contrato por dos temporadas (junio del 25) más en caso de salir cedido en esta vigente temporada y por una temporada más (junio del 24) en el caso de no darse este escenario pero sí darse el de tener dinámica de primer equipo.

Esta temporada el rendimiento de Diego López ha sido un tanto irregular con el Valencia Mestalla a causa de las lesiones, pero su impacto con el primer equipo ha obligado al Valencia CF a recapacitar y plantear un escenario diferente. Es por eso, que según ha podido saber este periódico, hay programada una reunión entre las partes esta semana (jueves) para afrontar esa reunión. El Valencia CF quiere plantearle un escenario de renovación por dos temporadas fijas (hasta junio de 2025) en dinámica de primer equipo, con ficha de filial y un salario más cercano al filial que al primer equipo. El futbolista quiere seguir en el club pero quiere que si va a ser jugador de primer equipo, pese a lucir dorsal del filial, se le pongan unas condiciones económicas más cercanas al primer equipo.

El asturiano tiene equipos de Segunda División llamando a su puerta desde principio de temporada y, con lo demostrado en el escaparate que es el primer equipo del Valencia CF, no tendría problema en encontrar un proyecto en la élite. A punto de cumplir los 21 años, Diego aspira a poder seguir ligado al Valencia CF donde siempre se ha sentido a gusto y donde con su rendimiento sobre el verde ha conseguido convencer a un Rubén Baraja que ya no le ha dejado bajar a entrenar más con el filial y el ejemplo está en el pasado fin de semana donde el Valencia Mestalla se jugaba un partido trascendental contra la Peña Deportiva y pese a que el primer equipo ni siquiera entrenaba, no fue convocado con el filial.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.