El Villarreal Juvenil A se despide de la Copa del Rey con mucho orgullo (3-4)

Hasta aquí. La aventura del Villarreal Juvenil A en la Copa del Rey llegó a su fin después de caer en la prórroga contra el Deportivo de la Coruña por 3-4 en un partido espectacular. Probablemente uno de los mejores duelos en esta temporada de División de Honor.

El equipo amarillo entró algo dubitativo al partido a pesar de ponerse por delante muy pronto. En el minuto 4, Luis Quintero frotó la lámpara y filtró un gran pase a Christian Ferreres que le regaló el gol a Mario Linares. Sin embargo, el conjunto groguet se achicó y el Deportivo ganó muchos metros. De ahí que, llegando a la media hora de juego, Mendes pusiese el empate a 1 aprovechando un rechace dentro del área tras una parada de Adrián Suárez.

Unos minutos después, Villaverde se coló como ‘Pedro por su casa’ en el área del Villarreal e introdujo el balón por debajo de las piernas del portero canario. Lo remontaba el conjunto gallego en apenas 3 jugadas y al Villarreal le tocaba remar. Antes del descanso, Dani Requena, que volvió dar una exhibición, tuvo la igualada tras un remate a bocajarro que desviaba Hugo Lemos.

La reanudación le vino de perlas al equipo de David Cifuentes y ‘Reque’ iba a conseguir marcar el 2-2 al poco de empezar la segunda parte. El ‘box to box’ granadino aprovechó un bal´on muerto en la frontal para cambiar de ritmo en la medialuna y cruzar el balón. De nuevo empate y las espadas seguían en todo lo alto. Llegando al minuto 60, Unax del Cura entraría al terreno de juego convirtiéndose en uno de los protagonistas del duelo.

El bilbaíno tuvo la primera ocasión al minuto de pisar el césped del Mini Estadi con un disparo cruzado que rechazó Hugo. Poco después, el colegiado señaló un penalti claro a favor del Villarreal después de que Vilela derribase a Ferreres dentro del área. Unax, que llevaba 10 minutos sobre el campo, no falló y remontó la contienda. Parecía que los de La Plana lo tenían en la mano, pero el Deportivo de la Coruña iba a poner el 3-3 5 minutos después del tanto de Unax.

Un balón, que venía del cielo, fue cazado por Baldomar que batió a Adrián Suárez en un remate inapelable. El equipo gallego no se rindió y encontró el antídoto al veneno del Villarreal que era Unax del Cura. 3-3 en un partido para el recuerdo. En esos 15 últimos minutos, hubo un par de intercambio de goles donde el Villarreal tuvo dos ocasiones clarísimas en las botas de Unax. Una que fue determinante en el devenir del partido: un gol mal anulado que habría supuesto el 4-3.

El Depor quería ganar metros, pero sabía que, a la espalda, Unax lo podía machacar. Muchos balones en largo y disputas en duelos individuales que ganaban los groguets en la mayoría de ocasiones. Las piernas pesaban y olía a prórroga.

30 minutos por delante para determinar a uno de los semifinalistas. David Cifuentes quemó todas las naves que le quedaban y dio entrada a Lean Duarte y Miguel Cuadros. Al poco de empezar el tiempo extra, Pablo Pérez se marcó una jugada individual espectacular y asistió a Kevin que anotó por el palo de Adrián. Palo durísimo para el Villarreal que había rozado con la yema de los dedos la victoria.

Marcos Moreno fue el último cambio del submarino. Otro delantero para lograr la épica. Muchos balones colgados y dos ocasiones claras (una de Quintero y otra de Unax), pero sin premio final. El Villarreal Juvenil A murió en la orilla, pero con la cabeza bien alta.

Foto y texto: Villarreal CF/ Xavi Jorquera

Autor / 536 publicaciones

Área Villarreal CF. Periodista deportivo. Cubriendo al fútbol base, al bonito, al de verdad. Me leeréis por aquí con todo lo relacionado con la cantera del Villarreal desde el filial hasta los juveniles y más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *