Toda la información del fútbol base valenciano

El arte en el Valencia Mestalla también acaba contrato

COMPARTIR
, / 92 0

El arte en el filial acaba contrato, y es que si la semana pasada informábamos en este periódico sobre la situación contractual de la defensa, ahora nos centramos en dos de los futbolistas más talentosos de la plantilla. Pablo Gozálbez y Pedro Alemañ acaban contrato a final de esta temporada, es decir, en junio de 2023. Esta temporada 22/23 es importante en la Academia y sobre todo en el filial. Después del descenso y posterior ascenso, el grueso de la plantilla cumple su tercera temporada en el Valencia Mestalla y eso suele ser el límite natural de la trayectoria de un futbolista del filial. Muchos de los contratos se revisaron cuando pasaban a amateur o antes de la pandemia, y eso hace que renovarles sea más difícil económicamente hablando o que sea ilógico, deportivamente hablando según la apuesta del primer equipo.

En el caso de Pablo Gozálbez, el mediapunta de la generación 2001, su contrato se vio revisado y extendido por última vez en febrero de 2021 hasta junio de 2023. En aquel momento terminaba contrato en junio del 22, pero tras ser de lo más destacado en el filial e incluso contar con participación en entrenamientos del primer equipo se decidió ampliar su vinculación.

Aquella renovación se firmó con una cláusula por la que, dependiendo de si subía al primer equipo, renovaba por tres años más. Es decir, hasta 2026. Vista la situación actual, esa cláusula está lejos de ejecutarse y este pasado verano Gozálbez estuvo ya cerca de marchar. Todo apunta a que, si nada cambia, en mi opinión este verano dará el salto a una categoría superior para seguir demostrando su fútbol.

El caso de Pedro Alemañ es distinto, el centrocampista este año cumple 21 años (generación 2002) y renovó en 2020 por tres temporadas más después de ser clave en el último juvenil que disputó la UEFA Youth League. Tras las últimas dos temporadas en el filial, Pedro se ha destapado como uno de los grandes talentos de la Academia, pero en el primer equipo no le llegan las oportunidades.

Ahora, terminando contrato en junio de 2023, es uno de los principales jugadores a seguir por otros clubes en España. El Valencia cree en él, pero la negociación por su renovación no está avanzada y es uno de los futbolistas que la próxima temporada podría marchar gratis. El caso de Pedro es curioso, porque al contrario que Pablo Gozálbez el ilicitano sí que ha hecho alguna pretemporada con primer equipo. En mi opinión trataría de renovarle para cederlo a una categoría superior y así no perder el control del futbolista.

Estos dos jugadores se unen, por tanto, a la lista de futbolistas que este periódico te ha desvelado que acaban contrato como son Fran Pérez, César Tárrega, Iván Muñoz o Joseda Menargues. Otras “patatas calientes” que tiene la Academia son los contratos de Javi Guerra o Facu González que terminan en junio de 2024.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.