Toda la información del fútbol base valenciano

El ‘Jefecito’ Mascherano ya es el jefe: ‘Comenzar mi carrera como entrenador en el COTIF es muy lindo’

COMPARTIR
, / 106 0

Era entrenador cuando todavía ejercía como jugador y el paso al banquillo ha sido enormemente natural, de una fluidez que a nadie ha chirriado. Javier Mascherano dirige a la Argentina que jugará hoy la final del prestigioso COTIF. Sigue la estela de otros técnicos como Scaloni o Aimar que también se curtieron en l’Alcúdia. Y él llega con ideas muy claras pero sobre todo con una simpatía, una paciencia y una educación exquisita que sobresalen por encima de su imponente experiencia. Todo indica que marcará una época en los banquillos.

¿Cómo valoras tus primeros meses en el cargo de seleccionador y, sobre todo, la participación del equipo en el COTIF?

Estamos muy contentos por la oportunidad. Tuve la suerte de tener una carrera muy linda ligada a la selección como jugador. Ahora, comenzar mi carrera como entrenador en este lugar tan especial es muy lindo también. Me siento muy cómodo y querido aquí. El resto es trabajar e ir aprendiendo sobre la marcha. La predisposición de los chicos está siendo fantástica. El objetivo es ir sumando jugadores. Nuestra obligación es competir, representar a la selección en este y en otros torneos, pero no olvidemos que trabajamos para formar jugadores, que mejoren y ellos, en el futuro, acaben jugando con la selección mayor.

El objetivo del sudamericano sub-20 del próximo mes de enero está marcado en rojo en el calendario ¿Cómo ves al equipo de cara a esa cita? Sobre todo, teniendo en cuenta que a este plantel aun le faltan algunos jugadores que están haciendo la pretemporada con sus equipos.

El hecho que no vengan unos, da la oportunidad a otros que también valoramos muchísimo. Tenemos el deber de ver a todos los chicos de nuestra categoría y muchas veces no significa que, porque un chico no juegue en Europa o en el primer equipo, no sirva. Es obligación nuestra tratar de equivocarnos lo menos posible y al final el fútbol tiene que ver con los gustos. Con lo que uno pretende plasmar dentro del campo. Muchas veces vamos acomodando las piezas a esas sensaciones.

El COTIF siempre ha sido un escaparate muy valorado en Argentina. Empezar aquí, donde otros han empezado una carrera exitosa, tanto en el campo como en el banquillo… ¿Cómo es para ti el COTIF?

Primero, volver a España siempre es especial. No había vuelto a España desde que me fui de Barcelona, hace ya cuatro años y medio. Estar aquí dossemanas es volver a encontrarme con amigos con los que pude vivir un tiempo maravilloso. Ha sido una gran alegría.  Sabemos del prestigio de este torneo y tenemos la oportunidad de plasmar nuestras ideas aquí. Entendemos que el fútbol son ideas que los jugadores deben plasmar. El fútbol es suyo. Nosotros, los entrenadores, generamos un contexto, los animamos a que hagan las cosas correctamente, pero la decisión en el campo es suya. Ahora les toca a ellos y por ello les damos, cada día, la confianza para que puedan jugar.

Estamos viendo una Argentina sólida, férrea, pero, también, con chispa en ataque. Mucha calidad de la mano de hombres como Brian Aguirre, Juan Gauto o Valentín Barco. Pablo Aimar, más de una vez, ha dicho que es muy importante que los jugadores potencies el ser diferentes, que encaren, que sean descarados ¿Tú también lo piensas?

Sí, por supuesto. Tenemos la suerte de que los entrenadores que estamos en juveniles tenemos una misma idea en común. Cada uno con sus matices, pero estamos alineados. Creemos en el talento del futbolista argentino. Muchas veces somos nosotros mismos los que dudamos del futbolista, pero creemos que lo ideal es darle al futbolista el contexto perfecto para poder potenciarlo. Eso hacemos. Somos generadores de contexto, tratamos de animarlos, potenciarlos y ponerles a jugar en posiciones donde se sientan útiles, libres, con confianza. Y luego darle esa libertad para la creatividad. Si algo tenemos los argentinos es, sobre todo eso, creatividad. No sé si es un don o algo que va con nuestra manera de vivir, pero hay que potenciarlo.

¿El Mascherano entrenador es diferente del Mascherano jugador? ¿En qué ha cambiado?

Sí, claramente. Soy mucho más calmado que cuando jugaba. Soy menos impulsivo, menos sanguíneo. Tener frialdad para decidir cosas. La edad también te va dando experiencia y muchos recursos para transmitirlo luego al banquillo, y, en esa experiencia, trato de quedarme con lo mejor de los entrenadores que he tenido en mi carrera. Todos extraordinarios. A partir de ahí, he generado una idea propia y la he transmitido a los jugadores para que la puedan imprimir en el campo.

Usted es un ejemplo de ello. Debutó antes en la Selección Absoluta de Argentina que en el primer equipo de River Plate ¿Cómo se gestiona que jugadores tan jóvenes como Alejandro Garnacho o Luka Romero ya hayan debutado con la selección mayor, pese a su corta edad?

Tratamos de acompañarlos, de darles herramientas. Está claro que nos pone muy contentos el presente que están teniendo. No hay nada más lindo para un entrenador que ver a un jugador crecer. Eso no significa que crezcan por nosotros. Juegan ellos, crecen, se desarrollan. Está muy bien poder verlo porque es un guiño a lo que uno vio. Reafirmar cosas que uno va viendo. Nos ha pasado en el caso de Alejandro o en el caso de Luka, pero también con otros muchos casos. Los vemos en juveniles, o en la reserva, y les vemos cosas interesantes. Pero luego, el tiempo va poniendo las cosas en su lugar.

Texto y Fotos: COTIF / Toni Cerdà

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.