Toda la información del fútbol base valenciano

El Rukh y su físico se impusieron a la voluntad de la UD Alzira (2-0)

COMPARTIR
, / 18 0

Era un encuentro decisivo y a pesar de lo que podía parecer, tenía historia. Finalmente cayó del lado ucraniano, por lo que el Rukh tiene ya opciones claras de estar en las semifinales tras ganar 2-0 a los alcireños, que el año pasado los apearon del COTIF. 

El UD Alzira necesitaba conseguir sus primeros puntos en la edición 2022. El Rukh ucraniano, por su parte, buscaba refrendar la buena imagen ofrecida frente a la selección nacional de Argentina, que le valió para empatar contra uno de los favoritos del torneo. Los de la Ribera apearon a los ucranianos el año pasado en semifinales gracias a un gol anotado de chilena en los últimos estertores del encuentro. Había mucha tela por cortar. 

El partido comenzó sin dominador claro. Los dos equipos apuestan por estrategias similares, basadas en una presión en bloque y salidas fulgurantes. Se luchaba en cada centímetro del campo. Iba a ser la tónica de los 87 minutos de duración de la cita. Fueron los ucranianos lo que lo intentaron primero. En el minuto 13 del partido, el “7” amarillo -Nepeipiiev- intentó conectar una media chilena tras una serie de rechaces e indecisiones, pero su balón se marchó arriba. El mismo jugador lo intentaba instantes después en una contra fulgurante iniciada por su portero con un delineado saque de puerta. Con dos pases, los ayer visitantes lograban que uno de sus atacantes se quedara solo ante la portería rival tras la indecisión de los centrales alcireños, pero no lograron perforar la red.

Eran momentos en los que el partido se embarullaba tras varias faltas consecutivas por parte de ambos bandos. El árbitro dejaba jugar.  Sin embargo, los eslavos eran mejores a los puntos. En un combate de boxeo eran vencedores. Sus jugadores se mostraban más incisivos, más físicos, más correosos, percutiendo desde ambas bandas. Aunque sin lograr estrenarse en el marcador.

Por parte del Alzira, Luengo -que dispuso de una ocasión muy clara antes del descanso- y Xente se mostraban como los jugadores con más personalidad. El árbitro decretaba la vuelta a vestuarios y el electrónico seguía intacto. No había nada decidido en un tenso partido.

Llegan los goles

Pascu Domingo, técnico del Alzira, apostaba por un quíntuple cambio al inicio del segundo tiempo, con el claro objetivo de incrementar pulsaciones y acelerar la presión. En el 45′ Xente no lograba conectar un gran pase filtrado y minutos después llegaba el primer gol de los ayer visitantes. Guijarro derribaba a Nepeipiiev, que lograba superar a Valdueza en el 47′.  En el 49′ Luengo la volvía a tener, pero el portero ucraniano atajaba el balón de nuevo. Se sucedían las ocasiones, el envite ganaba en intensidad. Los de la Ribera eran conscientes de que el resultado suponía su eliminación y ponían toda la carne en el asador. Incluso, la grada reclamaba un penalti inexistente sobre Miguel Moreno. Una y otra vez, los ayer locales lo intentaban. El asedio era constante, pero Ledvii se mostraba como un guardameta de garantías.

El 19 del Rukh -Pastukh- remataba a bocajarro en el 70′, pero se encontraba con la respuesta de un solvente Valdueza, aunque el árbitro había decretado fuera de juego. En el 76, Tesliuk lograba anotar el segundo para los suyos con un tiro cruzado, sentenciando el partido. Los amarillos intentaban dormir el choque, que llegó al final sin cambios en el electrónico. El Rukh se sitúa en lo alto de su grupo con un juego similar al del año pasado. Son un bloque fuerte, rocoso y disciplinado al que es muy difícil coger en un descuido. Su victoria -ante un más que digno Alzira- ha sido justa tras un justo y tenso partido.

Texto y foto: COTIF

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.