Toda la información del fútbol base valenciano

El discurso es clave para seguir creciendo

COMPARTIR
, / 59 0

Tras una noche dura como la de ayer, toca dar una más que necesaria reflexión. Minutos después de confirmarse la eliminación de la selección española de la Eurocopa, Aitana Bonmatí dejó la que para mí fue la frase de la noche: “Soy muy ambiciosa. Con esto no me conformo porque creo que podemos y merecemos llegar mucho más lejos”.

Desde hace unos años, parte del panorama del fútbol femenino español vive en el conformismo y ahora explicaré el porqué de esta aseveración. En 2017 se cayó de forma decepcionante ante Austria, que era una selección inferior, y no pasó nada. Se entendía que todavía quedaban pasos por dar. Llegó 2019. Año de Mundial. No se empezó de manera brillante, pero el partido ante EEUU lo cambió todo. Parecía, ahora sí, la confirmación de que algo bueno estaba más cerca de suceder.

Desde ese 2019 hasta hoy, han aparecido una barbaridad de talentos brillando en las categorías inferiores. Donde, por cierto, a menudo España gana. Se han consolidado otras muchas jugadoras tanto en sus grandes clubes como en la propia selección absoluta. Un equipo español ha conseguido ganar una UWCL y… ¡Hasta hay una jugadora española que se proclamó Balón de Oro!

Todo eso hacía indicar que este podía ser el año. Pronto ese sentimiento se esfumó. Las lesiones de Jenni y Alexia hicieron que la sobreexcitación fuese sustituida por el abatimiento. Tras una fase de grupos discreta y con varias polémicas, se llegó a los cuartos de final. Esperaba Inglaterra, la anfitriona. Parecía un imposible, pero la clasificación a semifinales estuvo muy, muy cerca. Aunque, por desgracia, España se despidió, de nuevo, en la primera ronda eliminatoria de un gran torneo.

¿Cuál es el discurso de la corriente mediática? El mismo que en 2019. Ese discurso que nos hace pensar que el fútbol femenino español sigue creciendo. Algo que evidentemente, no es una mentira, pero es el mismo que nos hace creer que 2023, en un nuevo año de Mundial, puede ser el año. Y aquí, me van a permitir que dé mi más sincera opinión: Han pasado cinco años desde aquel Europeo de 2017 y no concibo que el discurso sea el mismo hoy que en aquella época.

Este bloque, a pesar de las bajas, demostró que tiene fútbol para imponerse a cualquiera. Para batir a cualquier selección que se ponga por delante. ¿Orgulloso del desempeño de las jugadoras en la noche de ayer? Por supuesto. Faltaría más. Pero no considero que haya que celebrar dar una buena imagen ante Inglaterra a día de hoy. Hoy, hay que pedir más. Porque ellas pueden dar más. Y no lo digo yo, lo ha dicho una futbolista como Aitana Bonmatí, que a día de hoy es una de las referentes a nivel mundial.

Que quede claro que en ningún caso se debe exigir ganar títulos como un Europeo o un Mundial, porque es algo de una elevadísima dificultad. Eso sí, sí que considero que se puede exigir que se palpe una evolución a la hora de medirse de tú a tú con las grandes selecciones y eso es algo que por una cosa o por otra, a día de hoy no se ha visto. Sin ir más lejos, ante Alemania no se pudo en una muestra de poderío teutón. Y, por desgracia, tampoco se pudo ni se supo gestionar un resultado favorable ante Inglaterra en los minutos finales. Es ese el motivo por el cual mi mente me sigue llevando a años atrás. Se van dando pasos, pero, ¿Cuándo se va a dar el paso definitivo para imponerse a esta clase de rivales a la hora de la verdad?

Siempre hay que estar orgulloso de crecer y ver eso reflejado sobre el verde, pero caer en el conformismo es peligroso, porque si algo ha demostrado el fútbol femenino estos años es que no espera a nadie. Quien analiza sus defectos y lucha por corregirlos es quien sigue creciendo a pasos agigantados. Y eso es lo que pido que pase con la selección española femenina desde ya pensando en los próximos años. Que se analice todo aquello que no funciona y se corrija para que dentro de cinco años no sigamos anclados en un discurso que alimente vagamente nuestras ganas de ganar y lograr algo importante en un gran torneo absoluto.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.