Toda la información del fútbol base valenciano

Olga San Nicolás (Valencia CF) celebró su debut en casa con victoria ante el Real Betis

COMPARTIR
, / 118 0

Olga San Nicolás debutó el pasado domingo en el Antonio Puchades para ser determinante en el triunfo blanquinegro ante el Real Betis (1-0). Entró en el arranque de la segunda parte por el esguince de tobillo que dejó fuera de combate a Asun Martínez y fue una pesadilla en banda derecha plasmando sus principales argumentos: verticalidad, explosividad, desborde y atrevimiento en el uno contra uno. A Paula Perea le costará olvidar el descaro constante de la joven blanquinegra.

Contra las verdiblancas, Olga (23 de marzo de 2005) se presentó por todo lo alto ante la fiel afición valencianista. Fueron sus primeros minutos en casa, pero no su estreno en la Primera Iberdrola ya que había sido titular en el comienzo de la competición en Zubieta ante la Real Sociedad.

Es la gran apuesta de la temporada de la preparadora Andrea Esteban, a la que conocía de sobra de la selección valenciana. A sus 16 añitos es el principal exponente de los talentos curtidos en la Academia del Valencia y uno de los reclamos a futuro del fútbol español junto a otras joyitas que vienen pisando fuerte como Vicky López (Madrid CFF, 26/07/2006), Carla Camacho (Real Madrid, 02/05/2005), Ornella Vignola (30/09/2004), Irene Miguélez (Villarreal, 05/07/2004), Vera Rico (Villarreal, 27/06/2004) u Ona Baradad (Barcelona, 16/04/2004).

Previamente fue una de las 12 canteranas que hicieron la pretemporada junto a las guardametas Nerea Pallás y Leire Herráez; la defensa Irene Guillem; las centrocampistas Saray López, Irune Cervera y Ainhoa Alguacil; y las delanteras Júlia Aguado, Ángela Sanchís, Judit Sánchez, Raquel Gil y Elena Gil. Olga ha participado en tres encuentros (dos fuera de casa contra la Real Sociedad y Levante, y el reciente en el Puchades frente al Real Betis) para un total de 96 minutos en lo que llevamos de temporada.

Siempre pegada a un balón, Olga San Nicolás comenzó a jugar en el parque y en el patio de su colegio. Con ocho años llegó al Valencia, en categoría benjamín, y su progresión ha sido meteórica, reventando los plazos habituales gracias a sus cualidades innatas y con unas ganas tremendas de seguir aprendiendo y escribiendo su historia.

Ahora tiene dinámica de primer equipo (luce el dorsal ‘26’ a la espalda y es la benjamina) y ficha de filial en Primera Nacional, donde es la jugadora franquicia y principal exponente para lograr el ascenso de categoría: el Valencia B, con 10 victorias en 10 partidos, es el único equipo de los 98 que compiten en Primera Nacional con pleno de triunfos. Un propósito paralelo a su crecimiento en la primera plantilla de Andrea y su contribución en la consecución del objetivo de la permanencia en la máxima categoría del fútbol femenino nacional. Entre los momentazos que ha vivido está la conquista de la Danone Nations Cup y el lujazo de disputar la fase final de 2017 en Nueva York.

Con humildad y confianza en sus posibilidades, las puertas de las inferiores de la selección seguro que volverán a abrirse. Ese es otro de sus desafíos. Su actuación contra el Betis es un punto de inflexión. En octubre de 2019 recibió la llamada de la sub-16, por aquel entones dirigida por Toña Is, para unas jornadas de entrenamiento en Las Rozas, junto a las también jugadoras de la Comunidad Valenciana Ainhoa Estévez ‘Bascu’, Clara Ferrer (Levante UD), Laura Martínez (VCF Femenino) e Irene Miguélez (Villarreal CF).

Fotos: VCF Femenino / Sefutbol

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.