Toda la información del fútbol base valenciano

El Levante logra un triunfo agónico ante el Rosenborg y estará en la segunda fase previa de la UWCL (4-3)

COMPARTIR
, / 123 0

El Levante consiguió un triunfo agónico ante el Rosenborg que le permite acceder a la segunda ronda previa de la UWCL. Se adelantaron las granotas, pero en el segundo tiempo el encuentro se convirtió en un intercambio de golpes que tuvo como desenlace una prórroga donde las levantinistas salieron victoriosas.

Arrancó el partido de forma inmejorable para el cuadro levantinista. A pesar de haber sufrido algún susto por parte del Rosenborg, el gol para el Levante no tardó en llegar.

Antes del primer cuarto de hora, en una jugada iniciada por banda derecha, llegó la diana que abría el marcador. Alharilla mandó un balón desde el perfil derecho que se fue envenenando y, Leire Baños aprovechó un balón muerto tras un mal despeje de la guardameta rival y con la punta de la bota envió el balón al fondo de la red.

Poco después de la alegría del gol, llegó un primer contratiempo para Ángel Villacampa. Una de las futbolistas fundamentales en la escuadra granota como Natasa Andonova tuvo que ser sustituida por Silvia Lloris antes del ecuador del primer acto. El ir por delante en el marcador, dio alas al conjunto de Orriols, que sumó dos oportunidades más por medio de un cabezazo de Lloris y otro disparo de Baños que no consiguieron encontrar portería.

El Rosenborg adelantó líneas en el tramo final de la primera mitad y eso provocó que la salida de balón de las levantinistas no fuera tan limpia. Las recuperaciones por parte de las noruegas eran cada vez más habituales y, en una de esas acciones de recuperación, cerca estuvo Utland de anotar con un disparo que se marchó desviado por encima del larguero. Sin mayores sobresaltos el encuentro llegó al descanso con un marcador favorable al Levante.

Cambió el rumbo del encuentro tras la reanudación. Del dominio levantinista con un control casi total de la posesión, se pasó a un ritmo algo más alocado, que beneficiaba a un Rosenborg con veneno a la contra. Pasaban los minutos y las noruegas estaban instaladas en el campo rival. Tras un córner, llegó el mayor susto del encuentro para las de Villacampa. Leine remató en área pequeña y el balón entró, pero la colegiada anuló el gol por fuera de juego.

Se quiso rehacer el Levante tras el sobresalto y, como de costumbre, Toletti generó una clara ocasión de gol con un disparo que se estrelló contra el larguero. Se notaba cansancio en las jugadoras del equipo valenciano, que no combinaban con la misma fluidez que en el primer tiempo, sino que tendían a caer en la precipitación.

El Rosenborg siguió insistiendo. Cada vez era más incisivo el cuadro noruego y tras un balón enviado desde la banda derecha, Utland aprovechó para empatar el partido. A pesar de ser un jarro de agua fría para las levantinistas, no se amedrentaron tras recibir el tanto del empate y, en un error en la salida de balón del Rosenborg, Toletti estuvo avispada para aprovechar su recuperación y volver a adelantar a las españolas.

Cuando parecía que el Levante estaba cerca de cerrar el encuentro, otra jugada similar a la anterior volvió a darle la opción de empatar el encuentro al Rosenborg. Blakstad empató con un cabezazo tras recibir un centro medido. El Levante pudo empatar en un saque de esquina que cazó Toletti, pero no atinó y no encontró puerta. Con el empate a dos el encuentro se fue a la prórroga.

En la prórroga el partido se puso cuesta arriba para el Levante. Las noruegas no dejaban salir con el balón jugado, el cansancio dejaba huella y el Rosenborg insistía en jugadas a balón parado. Cerca de llegar al descanso, un envío largo habilitó a Gio Queiroz, que no se puso nerviosa. Se enfrentó a la guardameta y, lejos de amedrentarse, la regateó para, posteriormente, mandar el balón dentro de la portería y poner el 3-2 en el marcador.

Nada más reanudarse la prórroga, Gio Queiroz volvió a aparecer con una obra de arte. Partió de banda izquierda, recortó a una defensa y, con un derechazo puso el balón en la escuadra. Parecía estar todo resuelto, pero el partido no daba tregua y el Rosenborg tampoco. Volvió a marcar Utland y puso un 4-3 que ponía el miedo en el cuerpo de las levantinistas.

En los minutos finales pudo pasar de todo. Las noruegas tuvieron ocasiones para empatar y el Levante para sentenciar, pero el marcador no se movió y, con mucho sufrimiento, el cuadro de Orriols logró una victoria vital.

El Levante estará en la segunda ronda previa de la UWCL tras superar este primer escollo. Lyon, Wolfsburg, Slavia, Manchester City o Rosengard son los posibles rivales que pueden tocar a la escuadra dirigida por Villacampa en el sorteo del próximo 22 de agosto.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.