Toda la información del fútbol base valenciano

Una tanda de penaltis agónica le da el ascenso al Callosa Deportiva (1-1)

COMPARTIR
, / 224 0

Una prórroga para el recuerdo, una tanda de penaltis de infarto y una parada para la historia de un club. Así se podría resumir la primera final del playoff #Xàtiva2021, la que ha acabado con el Callosa Deportiva CF en Tercera RFEF.

Chiri, el portero del Callosa, detuvo el último lanzamiento de la tanda de penaltis a Zarca. Y con esa parada hizo historia para su club.

Todo tras un partido igualadísimo, en el que el Callosa puso el control del balón y el Ribarroja CF se la jugó a transiciones rápidas. Una final

La Murta registró un ambientazo para esta final, con más de 1.000 espectadores, de los cuales alrededor de 700 se desplazaron desde Callosa de Segura y 300 desde Riba-roja del Túria.

Primera parte con alternativas

El Ribarroja CF empezó más fuerte y sorprendió al Callosa. Su intensidad en la presión y las ideas claras en ataque le acercaron a la portería defendida por Chiri.

Pero al poco, el equipo dirigido por Roberto Campillo bajó el balón al césped de La Murta y empezó a dominar el juego.

Suya fue la posesión y las primeras ocasiones del encuentro. Víctor fue el hombre que más peligro generó para los callosinos.

El Ribarroja aguantó atrás, en bloque bajo y a la contra. Y así le llegó una de las mejores oportunidades que tuvo en esta primera parte, en la que Nico no aprovechó un buen balón cruzado. Se le escapó el control y la ocasión se fue al limbo.

Un larguero para empezar

El plan del Ribarroja CF para iniciar la segunda parte fue muy similar al de la primera. Sorpresa, velocidad y presión.

El equipo de Álex San Isidro sabe sus puntos fuertes y los ejecuta a la perfección. Las bandas, muy rápidas, acompañan las transiciones muy bien.

El Callosa, por su parte, continuaba queriendo el balón. No le molestaba, aunque el peligro acababa llegando a balón parado.

La estatura de Esau había que aprovecharla. Un balón alto, muy alto, al que solo podía llegar el nueve callosí, fue recogido y enviado al larguero de un fuerte cabezazo. Fue la oportunidad más clara.

San Isidro notó a su equipo cansado y ya en el 63 realizó un doble cambio. Zarca y Colom le dieron un aire nuevo a los de Riba-roja.

Zarca sobre todo, ya que tuvo una gran ocasión en su cabeza en el minuto 70. El remate le salió flojo.

La tensión fue en aumento conforme pasaban los minutos. Campillo parecía querer guardarse los cambios para el tramo final o para una posible prórroga.

Y como siempre se apura a los últimos minutos para tener una buena, el Ribarroja trazó una buena jugada por banda derecha, con un centro medido al segundo palo y un remate de Segarra que se fue arriba por poco. Ese era el gol del ascenso del Ribarroja CF en el 88 que no fue.

Y con mucho cansancio en las piernas, el partido se fue a la prórroga. Y ahí, en la lotería, el Callosa salió premiado.

Prórroga y gol milagro

En mitad de una prórroga muy nivelada, marcada por el cansancio de todos los jugadores y con la tensión de un ascenso en juego, apareció el gol de Esau.

El delantero de Guadalajara aprovechó un fallo en cadena de la defensa del Ribarroja CF para plantarse en un mano a mano con Ángel.

El delantero del Callosa no perdonó. Envió una media vaselina que superó al portero y le dio la ventaja a su equipo.

Pero aún quedaba un mundo, sobre todo viendo la voluntad de hierro del Ribarroja CF. Los jugadores del conjunto del Camp de Túria no estaban dispuestos a darse por vencidos.

Y comenzaron a asediar la portería de Chiri, ocasión tras ocasión. Con un incisivo Dani, que tuvo carril por la izquierda.

Y de tanto insistir, llegó el gol milagro. Fue en el 119. El gol de Zarca. Y el resto ya lo puso Chiri, con su parada que le da el ascenso al Callosa Deportiva.

Texto y foto: FFCV

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.