Toda la información del fútbol base valenciano

Benifairó clama contra el racismo: ‘Lo de ‘España no es un zoológico’ nos avergüenza a todos’

COMPARTIR
, / 244 0

Medio centenar de vecinos de la pequeña población de Benifairó de Valldigna (que cuenta con menos de dos mil habitantes) salió este lunes por la tarde a la plaza del ayuntamiento a concentrarse tras los lamentables incidentes acaecidos poco más de 24 horas antes, en el que varios futbolistas del UD Oliva fueron gravemente insultados con expresiones racistas por un grupo de jóvenes ultras durante su partido en el campo del pueblo ante la UE Benifairó.

Expresiones como “mono”, “España no es un zoológico” y cánticos de carácter franquista tienen al municipio abochornado y avergonzado. A lo largo del domingo se pidió colaboración ciudadana para identificar a los jóvenes que provocaron el altercado y que obligó a la Policía Local y Guardia Civil a personarse en la instalación deportiva para poder finalizar el choque en condiciones. También provocaron desperfectos en una valla del recinto.

El alcalde de Benifairó de la Valldigna, Josep Antoni Alberola, lo resumió con mucha contundencia: “Fue una vergüenza. Un grupo de impresentables ha dejado a Benifairó en ridículo”, dijo durante la concentración este lunes por la tarde. “Es gente ultra que no sabe ni entiende lo que es el deporte. Nos han dejado en evidencia“, agregó.

Indignación en la UE Benifairó por insultos racistas en el pueblo a un jugador de la UD Oliva (lunes 29 de marzo de 2021)

El presidente de la UD Oliva, Vicente Mayiol, indicó en Las Provincias que las provocaciones habían comenzado incluso desde el calentamiento. “Lo más suave que le dijeron fue ‘mono’. Ya nos habían advertido otros equipos como el Cullera o el Alzira de que algunos ultras de Benifairó hacían los partidos muy tensos, pero nunca imaginé que llegaran a este nivel de racismo”, recordó el dirigente.

El grupo de 10 o 15 jóvenes “se agarraban a una valla e imitaban a los monos, todo para herir a Shyllon Tunde“, el principal objetivo de sus iras. El propio futbolista añadió en el citado medio que llevaba “dos días sin dormir” después de lo sucedido.

Según el ayuntamiento, la Policía Local tiene identificados a los agresores y se cursarán ante la Guardia Civil las quejas correspondientes “sea por odio o por racismo”.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.