Toda la información del fútbol base valenciano

Levante UD, Alharilla, el fútbol femenino… y el COTIF

COMPARTIR
, / 13 0

Crecer o ver la evolución de alguien o algo que te llena o que te apasiona es parte del camino cuando crece tu interés por ello. No recuerdo cuando me interesé por el fútbol femenino. Sí que me viene a la mente algún partido de futfem visto en la extinta cadena de televisión de MARCA. Sí que rememoro la primera vez que en directo vi  al Levante Femenino, mi equipo, en acción. Sus resultados llevaba años consultándolos los lunes, ya fuesen por su web o algún periódico deportivo. Lo que nunca podré olvidar es que, las primeras veces que las vi en directo, la jugadora que más me impresionó fue María de Alharilla (Porcuna, 1990). Una jugadora que corría la banda, quizás sin una velocidad endiablada, pero sí con una técnica y unos recursos por encima de las rivales, que llamaban mucho la atención. Si la pelota estaba en sus pies algo ocurría.

En 2012 el COTIF empezó su andadura en la competición femenina del torneo. Y… ¿quién fue la más destacada en Els Arcs? Sí, ella, Alharilla. En un formato de cuatro equipos (Levante, Valencia, Marítim y Mislata) el equipo granota se alzó ganador de aquella edición inicial en la que María fue elegida mejor jugadora (¡menuda sonrisa esboza en esa foto que ha quedado para el recuerdo!). Ese mismo año fue el de la llegada de la jugadora jinense al equipo que ahora capitanea.  El 5 de julio de 2012 el club anunciaba de forma oficial su llegada y en unas declaraciones posteriores aseguraba estar “escasa de títulos”. Si bien es verdad que el COTIF no es un título oficial, sí tiene un gran valor a nivel nacional e internacional. Poco más de un mes después levantaba el entorchado en l’Alcúdia. El primero para su equipo, el más laureado del torneo con tres triunfos finales.

Mucho antes de poder lucirse en el torneo ribereño su forma de jugar y su gran rendimiento ya habían llamado la atención en otros lugares. Las primeras carreras las dio en campos de tierra. Se enfundó con orgullo la camiseta del Atlético Jinense  para posteriormente dar el salto a Primera con el Real Jaén, que asumió la estructura del club femenino. Para entonces, en 2009, ya había recibido la llamada del combinado nacional. En su tierra, Andalucía, disputó su primer partido con La Roja. Su estrenó con la camiseta de España, a sus 18 años, fue en El Arcángel de Córdoba el 24 de octubre de 2009 ante Austria (2-0) jugando un minuto.

Abandonó su Jaén natal pero no se separó de Andalucía. En el Sporting de Huelva completó dos grandes temporadas, de 2010 a 2012, con 60 encuentros disputados y 28 goles anotados que le valieron la llamada del que se puede decir que es el club de su vida, el Levante.

El Levante, Alharilla y el fútbol femenino, de alguna forma, son cosas que van ligadas para mí. En 2018, con un torneo mucho más crecido y con una Alharilla con un peso muy específico en el equipo, el  Levante jugó en Els Arcs por última vez y ganó la final gracias a un 1-0 frente al Madrid CFF. ¿Quién marcó? Alharilla. Recibió dentro del área y tardó milésimas en armar la pierna y perforar por la escuadra una red que hasta ese momento había sido impenetrable durante toda aquella cita.

Ese gol me trajo muchos recuerdos, se paró el tiempo, me teletransportó a unos inicios ya un poco lejanos pero no invisibles en el tiempo. El paso de los años ha hecho que esas tres patas (la jugadora, el torneo y yo mismo) crezcamos. Cada uno a su ritmo. Su figura, su juego, sus movimientos, sus goles… siempre unidos a mí.

Texto: Raül Barberà / COTIF

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.