Toda la información del fútbol base valenciano

El Levante cae de forma contundente ante el Atlético de Madrid en la final de la Supercopa de España (0-3)

COMPARTIR
, / 191 0
Foto: LUD Femenino

El Levante UD llegaba a la final de la Supercopa de España con el sueño de lograr levantar un título años después. En frente se encontraría a un Atlético al que parece que la llegada de Sánchez Vera le ha venido como anillo al dedo y que fue muy superior durante prácticamente todo el partido.

En los primeros minutos de partido ambos equipos estuvieron tanteándose. Ninguno de los dos arrancó con la decisión de ir en busca del gol, muestra del respeto que se tenían los dos conjuntos. La primera aproximación llegó algo antes de sobrepasar los diez minutos. Leicy Santos con un disparo desde la frontal trató de sorprender a Paraluta, quien detuvo el esférico con suma comodidad.

La primera opción clara para las de María Pry llegó poco después por medio de Toletti. Una buena combinación en la frontal del área atlética entre futbolistas granotas, habilitó a Sandie Toletti, que vio como su disparo era rechazado por Laia Aleixandri.

El partido tenía buen ritmo y con el paso del tiempo aparecían ocasiones en ambas porterías. Se pudieron adelantar las madrileñas tras un saque de esquina en corto que remató Tounkara con malas intenciones, pero otra vez Paraluta pudo desviar el cuero a córner. Se sentía cómodo el cuadro colchonero y así se palpaba en el trascurso del partido.

Antes de llegar al ecuador del primer acto, un centro raso de Ajara, que estaba percutiendo por banda derecha, llegaba a Deyna Castellanos para que con un disparo no excesivamente potente superara a Paraluta. Un Levante desbordado no podía ante el Atlético que iba una marcha por encima del equipo valenciano.

Sin tiempo a reaccionar tras el primer gol, llegó el segundo. Una de las clásicas carreras de Ludmila acabó con un centro de la brasileña que, Ajara solo tuvo que empujar para batir a Paraluta. Ajara, que debutaba en la final de la Supercopa, sumaba así un tanto y una asistencia en poco más de 20 minutos de partido.

Ajara estaba en su salsa y no paraba de generar problemas a una defensa granota que no encontraba la fórmula para pararla. Tanto fue así que a la media hora de juego, repetía la delantera y sentenciaba la final con el 0-3. En los instantes finales del primer tiempo trató el Levante de acortar distancias, pero la falta de acierto además de una buena intervención de Lindahl en el añadido del primer tiempo, lo hizo imposible. Con ese contundente marcador favorable al Atlético se llegó al descanso.

En la segunda mitad, con una renta muy amplia, las colchoneras salieron menos incisivas en ataque, buscando controlar el partido con tal de que el Levante no consiguiera hacer un gol que les pudiera dar vida. Por contra, las de María Pry buscaban la forma para reengancharse en el encuentro, pero les costó mucho poder generar ocasiones de gol.

En el último tramo del encuentro fue cuando las levantinistas empezaron a asociarse de manera más exitosa y lograron finalizar jugadas por medio de Estefanía Banini o Alba Redondo. Ambas jugadoras ingresaron al terreno de juego en el segundo tiempo y le dieron algo de aire a su equipo, pero eso fue insuficiente para lograr un tanto.

Al final, venció el Atlético de Madrid, que propuso más en ataque, con más firmeza y acierto y además, fue capaz de que el Levante no encontrara la forma de practicar su mejor fútbol, tal y como había hecho en partidos anteriores. De esta forma, el Atlético se proclama campeón de la Supercopa de España y el Levante tendrá que seguir esperando para levantar otro título en una ocasióm

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.