Toda la información del fútbol base valenciano

Ideas y posibles soluciones para evitar marcadores de 0-31 en Benjamines como el de este fin de semana en Villaverde

COMPARTIR
, / 1156 1

Foto: Eduardo Valcarcel

A estas alturas pocos aficionados al fútbol base quedan por enterarse del marcador de 0-31 que uno de los equipos Benjamines del Real Madrid endosó este sábado al SAD Villaverde. El club local, visiblemente indignado, comentó lo sucedido en un tuit que se volvió viral en cuestión de minutos, suscitando infinidad de reacciones y opiniones tanto a favor como en contra.

Los condicionantes del partido también son de dominio público: el Villaverde San Andrés está compuesto por Benjamines de Primer Año (8 años), mientras que prácticamente todo el conjunto Benjamín del Real Madrid estaba conformado por chavales de Segundo Año (9). El choque apenas duró 40 minutos -dos partes de veinte-, pero aún así al conjunto merengue le dio tiempo a anotar 31 goles, a un promedio de más de tres tantos cada cuatro minutos. Rubén Pulido, delantero madridista, anotó nada menos que once de los goles de su equipo; Nicolás Trigo marcó otros diez.

Independientemente del debate generado en torno a semejante marcador -unas opiniones se mostraban escandalizadas por lo abultado del mismo, otros abogan porque la mayor muestra de respeto al rival es la de “no quitar el pie del acelerador” en ningún momento-, lo interesante cuando se producen casos así en fútbol-7 (en la Comunidad de Madrid aún se practica esta modalidad, que hace años pasó a ser fútbol-8 en otros lugares como la Comunitat Valenciana) es tratar de extraer ideas, conclusiones o aprendizajes capaces de mejorar el juego.

Es lo que quiso hacer en una reflexión personal el técnico Eduardo Valcárcel, entrenador y director de la escuela de la Federación Española de Fútbol. Valcárcel, que tiene su propia historia de superación detrás -perdió una pierna en un accidente cuando todavía no había cumplido los dos años-, profundizó en las circunstancias que rodean a los partidos con “mucha diferencia” entre equipos y destacó el trabajo que se realiza en la RFEF en este ámbito.

“Tenemos claro que deberían estar prohibidas las goleadas y se debe hacer siempre todo lo posible porque no sucedan”, expone el técnico.

Estas son las medidas que propone su equipo de trabajo cuando las diferencias en el marcador superan los 5 goles de ventaja:

  1. Cada vez que el equipo que va por delante roba un balón en cualquier lugar del campo, se debe comenzar -volviendo hasta el portero- para poder iniciar la jugada de ataque
  2. Obligar a que toquen todos los jugadores del equipo antes de chutar a gol
  3. Jugar solo con la pierna menos hábil de cada futbolista, incluso al chutar a portería
  4. Esperar replegado en medio campo hasta que el rival llegue, dejándole salir del suyo para poder pasarse el balón entre ellos y así hacerles sentir más participes del juego
  5. Retirar jugadores en el partido, jugar con uno menos (6 vs 7 o 7 vs 8)
  6. Intentar jugar a un solo toque todo el rato
  7. Que se intento anotar el gol sólo mediante el remate de cabeza

Además, Valcárcel propone que se cambie la normativa en categorías Prebenjamines y Benjamines y que “el arbitro solo pueda apuntar hasta 10 goles en un acta”, siendo el resultado máximo de 10-0. Una medida que ya se emplea en algunas federaciones territoriales en nuestro país.

Un comentario

  • Ramón dice:

    Esta situación se da cada fin de semana. Hoy mismo en prebenjamines ( 6 años ) jugando contra niños de Segundo año ( 7 años ) el entrenador local insistía a sus jugadores que presionaran la salida del balón a pesar de que ganaban por más de ocho goles de diferencia. Este es el ejemplo de donde está el fallo. Ese entrenador no es capaz de transmitir valores a sus jugadores ya que carece de ellos.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.