Toda la información del fútbol base valenciano

La sanción administrativa al FB d’Alcàsser que puede sentar precedente en Cadetes e Infantiles FFCV

COMPARTIR
, / 6019 1

Campo en Alcásser | Foto: FB D’Alcàsser

El fútbol base de la Comunitat Valenciana nos deja cada fin de semana infinidad de partidos con detalles de los que podemos aprender. Uno de ellos detalles corresponde a la normativa de las competiciones, que como todo el mundo sabe se modifica cada temporada por parte de las autoridades deportivas buscando refinar al máximo los parámetros de la formación y competición de los menores de edad. Un buen ejemplo es lo sucedido en el partido disputado entre FB D’Alcasser y Torrent CF en Segunda Regional Cadete hace un mes.

Vamos con los hechos: el partido disputado entre ambos equipos, correspondiente a la Jornada 1 del Grupo 6 de Segunda Cadete, finalizó en tiempo reglamentario con un marcador de 1-1. Un punto para cada uno. Hasta ahí, todo normal.

El Torrent CF reclama y llega hasta Apelación

A los pocos días, el Torrent CF presentó un escrito al Comité de Competición advirtiendo de que uno de los futbolistas del equipo local, concretamente su portero reserva, no había disputado ni un solo minuto durante el partido. Una reclamación que Competición estimó y que, a los pocos días, recibió respuesta administrativa en base a la reglamentación vigente: una sanción económica de 15 euros en caso de haber algún futbolista que no tuviese minutos en el partido.

En este caso, 15 euros de multa económica al Alcásser. El resultado del partido se mantenía inalterado (1-1). El propio Alcàsser admitió que el portero no había jugado al encontrarse “indispuesto” y con mareos, nunca ocultó lo sucedido.

En tiempo y forma, el Torrent CF volvió a reclamar, esta vez al Comité de Apelación. En su argumentación indicó que la no disputa de minutos por parte del portero local infringió la Circular de Competición número 19 en su Apartado 11:

“En las categorías de Primera y Segunda Cadete e Infantil, será obligatoria, durante la disputa del encuentro de que se trate, la participación de todos los jugadores en el acta arbitral“.

Y que este incumplimiento, a su vez, implicaba incurrir en alineación indebida prevista y sancionada en el Artículo 82 del Código Disciplinario FFCV:

“Se entiende por negligencia, la omisión de aquella diligencia que exija la propia naturaleza de la relación deportiva, de la afiliación deportiva y de la participación en las competiciones oficiales”.

Así lo entendió Apelación, que estimó la reclamación del Torrent. Por lo tanto, se pasó de una sanción netamente económica de 15 euros al FB D’Alcàsser a un nuevo castigo, dando el partido por perdido al cuadro local por alineación indebida (0-3) y con una multa accesoria de 9 euros para el club que incurrió en dicha “negligencia” al no dar minutos a todos los jugadores convocados.

Lo que hay que tener en cuenta para el futuro

Casos como el presente suceden prácticamente todas las semanas. Lejos de querer señalar con el dedo a uno u otro club -el Torrent está en su derecho de reclamar, el FB D’Alcàsser admitió desde el primer momento el error y lo achacó a que su portero suplente se encontraba indispuesto y no estaba en condiciones de jugar-, el caso debe servir para recordar la normativa actual y la manera en que este fallo de Apelación puede sentar precedente.

Desde la temporada 20-21, en todos los equipos de Segunda y Primera Cadete e Infantil FFCV es obligatorio que los 18 jugadores convocados -como máximo- tengan minutos en cada partido a través de la fórmula de cambios volantes ilimitados. Todos deben jugar al menos un minuto. La norma se modificó precisamente para que, en estos niveles de competición, los jugadores todavía en formación tuviesen la oportunidad de gozar de minutos y evolucionar, algo que no siempre sucedía con la anterior normativa que limitaba al número de participantes a once titulares y tres sustituciones.

En Cadete e Infantil Preferente y Liga Autonómica, la normativa es distinta: convocatorias de 16 futbolistas como máximo, con once jugadores titulares y posibilidad de cinco cambios durante el partido. Una reglamentación diferente que busca lo mismo: que ningún jugador se quede sin jugar. Aunque, en este caso y al haber un mayor componente de competitividad, se quiso dar mayor flexibilidad a los entrenadores que prioricen el resultado final sobre la formación, sin que haya obligatoriedad de que todos los jugadores tengan minutos.

Tal y como se había planteado la normativa a principios de temporada por parte de Competición, en Primera y Segunda el ‘truco’ para traicionar el espíritu de la norma era tan sencillo como jugar con los once, doce o trece jugadores de mayor nivel, ganar el partido y luego pagar la multa correspondiente (15 euros en caso de haber como mínimo un futbolista que no tuviese participación) sin que hubiese consecuencias a nivel de resultado. Algo que desde las propias autoridades deportivas en algunos casos consideraban incoherente y que había que frenar. “Se estaba poniendo precio a que un niño no jugase”, explicó una fuente a ESPORTBASE.

El precedente sentado por Apelación en el partido disputado el pasado 31 de octubre podría acabar con esa picaresca. La pérdida de partidos por alineación indebida (3-0 en contra) sólo es el primer aviso, dado que en caso de reincidencia podría incluso extenderse a la pérdida de puntos en la tabla clasificatoria y, en un caso extremo, llevar aparejado la advertencia de una posible exclusión de la competición.

El FB D’Alcàsser no buscaba saltarse la norma en este caso. Al contrario, fueron muy transparentes con lo sucedido y no le dan importancia a la pérdida del partido “porque somos una escuela deportiva municipal y, para nosotros, lo importante es que todos los chicos jueguen y se diviertan”. Les extrañó que el conjunto rival reclamase por via administrativa el empate sobre el césped, pero no le dan más importancia. El club admite a ESPORTBASE que el único error fue que ni su técnico ni su delegado comunicaron al árbitro la indisposición del portero suplente; si el colegiado lo hubiese reflejado en el acta, le hubiese liberado de la necesidad de disputar minutos y la reclamación del Torrent no hubiese sido estimada.

En conclusión…

  • En Primera y Segunda Regional Cadete e Infantil, los 18 jugadores convocados deben tener minutos en cada partido;
  • En caso de indisposición de alguno de ellos, entrenador o delegado deben avisar al árbitro para que lo refleje en el acta (y luego adjuntar algún documento médico que acredite su indisposición);
  • El FB d’Alcàsser incurrió en una negligencia, pero en ningún momento actuó de mala fe;
  • La reclamación del Torrent es legítima, incluso tratándose de una categoría de menor competitividad como Segunda Cadete;
  • Apelación puede sentar precedente por lo ocurrido y, en el futuro, reemplazar las multas económicas -por infringir la normativa- por pérdida de partidos y puntos al incurrir en alineación indebida.

Un comentario

  • Eduardo dice:

    Pues otra norma tonta más, porque eso de jugar un minuto no le sirve ni al equipo ni al niño, el problema es los Cholos Simeone que hay por los clubes, que humillan a los nanos sin darles explicación alguna de porque juegan menos o en algunos casos nada, los clubes hacen plantillas de 20-22 nanos para hacer caja y luego todas las semanas hay 8 ó 9 nanos que se van frustrados, con la única explicación de por que yo soy el entrenador, si la federación quisiera arreglarlo debería hacer firmar a los clubes con cada uno de los jugadores un compromiso de tiempo de juego de cada uno de sus jugadores en categorías de 1era y 2da, y el control de esto, so pena de que si no cumplen el jugador se podrá ir del club y le tendrán que devolver hasta el último céntimo, por no haber cumplido con su caracter formativo.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.