Toda la información del fútbol base valenciano

El regreso a casa del técnico Rubén Sellés tras 12 años de ‘éxodo’ en media docena de países

COMPARTIR
, / 370 0

Ha entrenado en Grecia, Rusia, Azerbayán, Dinamarca y Noruega. Con calor y a -18 grados. Ahora, después de recorrer miles de kilómetros y completar buena parte del mapamundi que lleva tatuado en el brazo, regresa a casa. A Valencia y a la Academia del Valencia CF donde ya trabajó hace más de una década. Rubén Sellés pone al servicio de los chavales del Valencia Juvenil B su experiencia y sus conocimientos de fútbol para ayudarles en su proceso formativo.

“Volver a casa después de 12 años trabajando en el extranjero siempre es una alegría y más trabajar para el club del que he sido siempre” explica Rubén Sellés a los medios oficiales del club con una sonrisa. En la mirada aprecia los cambios en positivo de una Academia más consistente que la dejó atrás hace algunos años, con algunas nuevas infraestructuras, pero con la misma filosofía: seguir siendo uno de los referentes de Europa en la formación de jugadores profesionales.

Rubén Sellés cuenta con la experiencia de haber trabajado en el extranjero en el fútbol profesional – en clubes como Aris de Salónica, FC Shinnik Yaroslavl, Neftçí Baku PFK, Qarabag FK, Stromsgidset o Aarhus GF- pero también en el proceso formativo. “En el último proyecto en Dinamarca 7 chicos del filial subieron a primer equipo, algunos de ellos debutando con la absoluta danesa o la sub, 21” explica Rubén. “Conozco el proceso de manera cercana y puedo ayudarles en todo lo que significa ser futbolista profesional y en todo lo que deben mejorar para llegar a ser futbolista profesional”.

El reto es ayudar en ese proceso formativo. Y en ese camino, Rubén intenta hacer que los chavales aprovechen cada segundo del proceso y, ya en edad juvenil, vayan asumiendo más consciencia de la responsabilidad que tienen sobre su futuro. “Trabajamos en un concepto en inglés que es extreme ownership (compromiso excepcional), que significa tener la responsabilidad y ser dueño de todo lo que hacemos y todo lo que podamos controlar. Desde el primer día se lo estamos inculcando a los chicos: ellos son responsables de lo que son y de todo lo que les rodea. Es algo sencillo: todo lo que puedas hacer bien, lo debes hacer bien. Y todo lo que dependa de ti, lo debes hacer al máximo. Creemos que con este concepto podemos ayudar a los chicos a que sean mejores personas, por supuesto, pero también a que puedan ser mejores profesionales” señala Sellés.

Los chavales del Valencia Juvenil B que dirige Rubén Sellés se enfrentan ahora a nuevos retos. La exitosa generación de 2004 que, con el cambio de categoría a juveniles y por ser de primer año, tendrán que adaptarse a nuevas circunstancias.

“Son unos chicos muy competitivos y trabajan muy bien en el día a día. Es una generación que ha sido exitosa. En años anteriores tenían una superioridad a nivel técnico, pero ahora esa superioridad con el resto de equipos se iguala por el tema físico, por ser uno o dos años menores que otros equipos de Liga Nacional Juvenil que tienen muchos jugadores de tercer año. Tienen ahora que adaptarse a otro tipo de juego, afrontar situaciones que hasta ahora no les ha tocado vivir y tenemos que hacer que estén preparados” destaca Rubén al tiempo que apunta uno de los aspectos que más han de trabajar desde el cuerpo técnico.

“El mayor reto es gestionar las frustraciones que puedan tener cuando se enfrentan a entornos que no están habituados. Equipos como campo reducido, césped artificial, juego directo… ese tipo de frustración de tener un partido dominado y que con un balón largo te marquen y te pueda generar momentos de pánico, tenemos que ayudarles a gestionar esas situaciones”.

El proceso de formación de los chavales del Valencia Juvenil B lo lleva de la mano de los técnicos de la Academia y del cuerpo técnico donde cuenta, entre otros, con el apoyo de Miguel Albiol. “Miguel es una pieza clave lo hace más fácil porque conoce todos los procesos, conoce la casa, ha salido de Academia, ha llegado al primer equipo, ha sido jugador profesional y es una pieza clave en el desarrollo de los chicos. Hay un grupo consolidado de jugadores, y eso lo hace más fácil. Algunos jugadores llevan años jugando juntos, desde Alevines y saben lo que significa el club a todos los niveles. Y así es más sencillo”.

Los chavales sueñan con seguir creciendo y en un futuro estar con el primer equipo. Sueño compartido con otros jugadores que van dando pasos poco a poco y aumentan la motivación. “Hay mucho jugador de Mestalla y División de Honor que han estado entrenando con primer equipo y eso hace que otros jugadores suban en el escalafón y los chicos ven que los procesos se acortan, que pueden estar ahí, y hace que deban trabajar mejor en el día a día porque en cualquier momento puede haber una llamada del escalafón superior” concluye Rubén.

Texto y Fotos: Valencia CF

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.