Toda la información del fútbol base valenciano

Un joven Valencia Femenino quiere resarcirse en la vuelta a la competición

COMPARTIR
, / 352 1

Foto: VCF Femenino

La temporada 19-20 realizada por el Valencia Femenino fue decepcionante. Así lo reflejan los números. Tras 21 partidos disputados, el cuadro dirigido en primera instancia por Irene Ferreras y que, posteriormente pasó a las manos de José Bargues logró sumar solo 17 puntos, traducidos en tres victorias, ocho empates y diez derrotas. El equipo acabó en puestos de descenso y la suspensión de la competición benefició a las valencianistas para evitar un final de temporada agónico peleando por la salvación.

Ahora, en pleno mes de agosto las ilusiones están renovadas, al igual que una plantilla que ha sufrido hasta 12 cambios con respecto a la del curso anterior. Van Den Berg, María Pi, Nicart, Flores, Gaitán, Gio, Beristain, Coleman, Curtin, Mari Paz, Carol y Calligaris son las jugadoras que han abandonado la entidad valencianista, además de Vreugdenhil, quien rescindió su contrato en mitad de la campaña 19-20.

En el lugar de estas jugadoras han llegado otras con la intención de poder aportar aire renovado y fresco a las que ya estaban. Jugadoras muy jóvenes como Candela Andujar, Kerly Real, Anna Torrodà o Carla Bautista se suman a las también jóvenes Berta Pujadas, María Jiménez, Asun Martínez o Enith Salón que ya estaban en plantilla la temporada anterior.

Además, con tal de dar equilibrio a la plantilla, han llegado también jugadoras con más experiencia como Iina Salmi, Ellen Jansen, Noelia Gil, Esther Martín y Shannon Woeller. Futbolistas como Salmi, Jansen y Woeller son una incógnita, ya que afrontan su primera experiencia en Primera Iberdrola. 

La media de edad de la nueva plantilla es una de las más bajas de toda la Primera división. Más todavía si se añaden a jugadoras del filial que están trabajando con el primer equipo como Empar Ibáñez, Nerea Pallas o Laura Pascual, además de Júlia Aguado que tendrá dinámica de entrenamientos ‘A’ durante toda la temporada.

Con la marcha de jugadoras que lideraban el vestuario en años anteriores como Mari Paz Vilas, Nicart, Gaitán o Gio, coge un peso importante Marta Carro, una de las jugadoras veteranas de la plantilla, que acumula varias temporadas en la entidad valencianista y que, tras regresar a los terrenos de juego en el mes de febrero, apunta a ser una de las futbolistas importantes para Bargues. Además de Carro, jugadoras como Bea Beltrán o Pujadas serán también capitales a pesar de su juventud, puesto que ambas poseen experiencia en la categoría y en el club.

Aunque -en principio el 5 de septiembre- arranque una nueva temporada, la exigencia para esta plantilla va a ser máxima. La presión por mejorar los números de la pasada campaña va a existir desde el inicio y solo cosechar buenos resultados desde el momento en el que eche a rodar el balón, liberaría a unas jugadoras que necesitan pasar una temporada tranquila.

Un comentario

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.