Toda la información del fútbol base valenciano

El grave conflicto entre el Biensa CF y sus jugadoras

COMPARTIR
, / 1147 0

Se viven días convulsos en el Biensa CF. Desde las últimas semanas existe un conflicto entre jugadoras del primer equipo y el filial con la entidad. Todo surge cuando varias de las jugadoras que formaban parte del club en la temporada 19-20 deciden marcharse a jugar a otros equipos. En el momento en el reclaman su ficha federativa, se encuentran con que tienen un contrato prolongado hasta 2022 cuando ellas niegan rotundamente haber firmado nada.

Así lo cuentan jugadoras como en este caso, Mar San Francisco, una de las jugadoras afectadas y que indica que su contrato expiraba al término de esta temporada anterior y ahora tenía la idea, como muchas otras compañeras, de marcharse a otro club. “Cuando vamos a reclamar nuestra ficha, nos encontramos con que se ha prolongado hasta 2022”, comenta la futbolista.

El problema se agranda cuando el club exige el pago de 300 euros a cada jugadora para poder recuperar su ficha. Así lo comenta San Francisco: “El Biensa nos exige 300 euros por jugadora para poder abandonar la entidad y fichar por otro equipo”.

Volviendo a los inicios, las jugadoras afirman haber mantenido varias reuniones con personas del club, tanto antes como después de ser conscientes de la problemática. San Francisco habla de una reunión con el director deportivo del Biensa en el mes de junio en la que se les transmite que no habría problemas en el caso de que quisiesen abandonar el equipo de cara al próximo curso. Por este motivo, las jugadoras llegan a la Federación a reclamar su ficha y se encuentran con la sorpresa. Las fichas se encuentran prolongadas hasta 2022 con una firma falsa que en ningún caso coincide con las firmas de las jugadoras en sus documentos de identidad.

A partir de aquí, se suceden varias reuniones entre jugadoras y directiva en las que la postura del club es clara tal y como argumenta Mar San Francisco: “El primer año que acudimos al Biensa, obviamente firmamos para obtener la ficha. El club se escuda en esa firma y consideran que al haber firmado esa vez, pueden utilizar nuestra firma siempre que quieran para ampliar nuestro contrato”. Además, la futbolista añade que en ningún caso ha dado su consentimiento para que nadie utilice su firma.

En la última reunión celebrada hace algo más de una semana, el club emitió a las jugadoras su decisión final, comunicándoles así que para que ellas tengan la opción de jugar en otro equipo el próximo curso, tendrán que abonar una cantidad de 300 euros, algo que indigna a las jugadoras: “Nos quedamos a cuadros al enterarnos. Para nosotras jugar es un hobbie y competimos a nivel regional. Pagar esa cantidad, siendo la mayoría niñas que no trabajan, es mucho dinero”, apunta Mar. 

Según cuenta la futbolista, un total de 12 jugadoras se han visto envueltas en esta situación, aunque añade que con el paso de los días, se enteraron de que el club permitió que dos chicas de la plantilla recuperaran su ficha sin abonar la cantidad establecida en un principio. En definitiva, unas diez futbolistas tienen la intención de abandonar el Biensa: “cuatro jugadoras queremos marcharnos al Faura y el resto tienen la intención de jugar en el Canet”. 

A día de hoy, las futbolistas han puesto el caso en manos de asesores legales y, además, como cuenta Mar, han mandado un escrito a la Federació Valenciana de Fútbol explicando el caso para “intentar arreglar todo sin llegar a mayores”, concluye la jugadora.

En definitiva, la situación que se vive en el club saguntino es de lo más rocambolesca. Inmersos en el mes de agosto, son muchas las jugadoras que están expectantes por ver qué ocurre con un futuro que ahora mismo, está sin definir a causa de este conflicto.

 

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.