Toda la información del fútbol base valenciano

UE Rocafort y Rocafort CF se fusionarán (al fin) un año después de la fecha prevista

COMPARTIR
, / 1199 0

Fotomontaje: Esportbase

Las fusiones, como fenómeno cada vez más extendido en el fútbol base de 2020 (basta con ver los ejemplos de Gandía o Vall d’Uxó este mismo verano), tienen siempre una serie de elementos que deben concordar para poder llevarse a cabo con éxito: el club A, el club B y el consistorio municipal o instituciones de la localidad. Todos deben estar en la misma página. En el caso de Rocafort, ha costado mucho poner de acuerdo a las partes; concretamente, la fusión entre las dos escuelas de la localidad al fin ha fructificado más de un año después de la fecha prevista.

El pasado miércoles 10 de junio, al fin se alinearon los astros. Rocafort CF y UE Rocafort alcanzaron un acuerdo para la fusión con el beneplácito del Ajuntament de Rocafort y firmaron la documentación pertinente. El club resultante se denominará Unión Deportiva de Rocafort CF a partir de este verano, y pondrá fin a muchos años de tensiones entre ambas entidades. Guillermo Gimeno, alcalde de la localidad, ejerció como bisagra y fue uno de los impulsores de que la fusión pudiese concretarse un año después de la fecha prevista.

La UE Rocafort, a través de un comunicado oficial, informó del acuerdo alcanzado el pasado miércoles: “Desde la UE Rocafort nos congratulamos por este hecho que culmina un proceso iniciado hace tiempo y que responde al anhelo manifestado por parte de una amplia mayoría de integrantes de ambos clubes que deseaban la creación de una sola entidad”, rezaba el texto. “A partir de este momento, nos ponemos a trabajar aún con más dedicación si cabe para iniciar la próxima temporada con este proyecto tan ilusionante”, proseguía la nota.

El intento frustrado de 2019

Hace más de doce meses, el proceso de fusión parecía inminente (entre Rocafort CF y lo que entonces se denominaba Sporting Rocafort, en la actualidad UE Rocafort) y contaba con el beneplácito de quien ejercía en ese momento como alcalde, el socialista Víctor Giménez. El proyecto estuvo sobre la mesa desde principios desde 2019 con el objetivo de optimizar recursos económicos y de infraestructuras en una Escuela Municipal de fútbol que englobase a ambos clubes y que tuviese el músculo financiero suficiente para poder becar a los niños. Todo debido a la reivindicación ciudadana de buena parte de las familias del municipio, que pedían una unión de este tipo que repercutiese en la formación deportiva y personal de sus hijos e hijas.

Todo se vino abajo en verano de 2019, a finales de la temporada deportiva. No se llegó a un acuerdo entre las partes. Esto coincidió con un proceso de transición tras la salida de Giménez y la llegada de la coalición PP-Ciudadanos a la localidad (con el ‘naranja’ Guillermo Gimeno como alcalde hasta 2021). A la postre, entre acusaciones cruzadas, la propuesta de fusión se vino abajo.

Así quedaría el nuevo UD Rocafort CF

Un año después, la situación ha sido bien diferente. Los cambios en el consistorio y la dotación presupuestaria en concepto de subvenciones han modificado posturas y limado asperezas hasta alcanzar la actual situación, en la que fue el propio Rocafort CF el primero en anunciar que el acuerdo estaba próximo a cerrarse hace dos semanas, el pasado 29 de mayo, haciendo público el borrador de las condiciones de la fusión proporcionado por el Ayuntamiento. En el caso del UE Rocafort, sus últimas reticencias fueron despejadas en la reunión del 10 de junio; a renglón seguido, hicieron pública su conformidad.

El nuevo UD Rocafort CF, gracias a la fusión, mantendrá la antigüedad del cuadro más longevo, por lo que podrá celebrar en 2021 su centenario de vida (el Rocafort CF fue fundado en 1921). También se mantendrán las categorías de todos sus equipos. El acuerdo obligará a todos los entrenadores a tener la titulación adecuada a su cargo, no permitirá a ningún directivo ejercer como técnico (y viceversa), y repartirá la junta directiva a partes iguales entre directivos de las dos entidades, que no percibirán retribución económica por su labor.

También mantendrá el conjunto femenino amateur y apostará por la captación de niñas y creación de más equipos femeninos de base. Cualquier niño o niña de la localidad, o de fuera de Rocafort, tendrá opción de inscribirse a la escuela. Las subvención recibida, según uno de los últimos borradores, rondará los 22.000 euros anuales. Las modificaciones respecto a escudo, equipaciones y becas se afinarán a lo largo del verano.

Desde las partes abogan por la prudencia y por seguir avanzando en los diferentes consensos en cada una de las áreas a definir. Falta poco para poder hablar de manera oficial de un proyecto de fusión que ha costado 18 meses de definir y que abre una nueva etapa en el municipio de l’Horta Nord.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.