Toda la información del fútbol base valenciano

El quinteto del ‘Dragón’: Cañizares repasa las cinco mejores paradas de su carrera

COMPARTIR
, / 400 0

El exguardameta Santiago Cañizares, que militó en el Valencia, Real Madrid, Celta y la selección española, entre otros equipos, analizó para Efe, en el Día del Portero Español de la RFEF, las que considera que fueron sus cinco mejores paradas en su dilatada carrera profesional

Considerado uno de los porteros más relevantes del fútbol español, desarrolló la mayor parte de su carrera en el Valencia, en el que militó 10 años y logró dos Ligas, dos Copas del Rey, una Supercopa de España, una Copa UEFA, una Supercopa de Europa y dos subcampeonatos en Liga de Campeones como artífice destacado en todas ellas. Se retiró en 2008 con casi 700 partidos en competiciones oficiales de clubes y cuatro Trofeos Zamora al portero menos goleado de la Liga.

Además, Cañizares fue internacional absoluto con España en 46 ocasiones entre 1993 y 2006 y con la que disputó tres fases finales de los Mundiales y otras tantas Eurocopas. Fue oro olímpico con el equipo nacional en Barcelona’92.

Aunque le fue difícil escoger cinco paradas de sus más de quince años como profesional, Cañizares (Puertollano, 1969) rememoró estas cinco acciones bajo palos:

1.- 02.05.2001. Leeds-Valencia. Elland Road. “Fue una buena parada y a la vez importante, porque era la ida de la semifinal de la Champions y el partido acabó 0-0 y un 1-0 complicaba la vuelta. Era al principio del partido y un balón aéreo que cazó Dominic Matteo en el segundo palo y que saqué sobre la línea. A día de hoy creo que fue gol, aunque no lo puedo asegurar”, recordó Cañizares de aquel duelo que fue arbitrado por el italiano Pierluigi Collina.

2.- 15.01.2006. Valencia-Osasuna. Mestalla. “Fue un remate de cabeza picado y tuve que meter la mano abajo. Aunque no recuerdo bien a qué jugador se ha hice, fue una intervención en un duelo que ganamos 2-0 a Osasuna y que algunas crónicas compararon con la mítica parada de Gordon Banks a Brasil en el Mundial del 70, aunque salvando las distancias por el escenario y por hacérsela nada menos que a Pelé. Está considerada la mejor parada de la historia se los Mundiales”, apuntó Cañizares, que considera que fue una acción de “técnica y reflejos”.

3.- 20.04.1994. Final de la Copa del Rey. Real Zaragoza-Celta. Vicente Calderón. “Recuerdo que era cerca del minuto 10 de partido y resolví un mano a mano con Paquete Higuera. Era un tipo de acción que a mí me costaba mucho hacer por mis condiciones de portero. Yo no era muy bueno en esos lances de uno contra uno, pero en aquella ocasión resolví bien su intento de driblarme. La pena fue que al final se nos escapó aquella final”.

4.- 17.11.1993. España-Dinamarca. Ramón Sánchez Pizjuán. “Aquel fue el partido que cambió mi vida. Entré al campo a los 13 minutos por la expulsión de Zubi. Era mi debut con la absoluta y teníamos que ganar para ir al Mundial de Estados unidos. Era un duelo vital. Curiosamente, las dos mejores paradas que hice en aquella acabarían siendo anuladas por fuera de juego, pero creo que lo importante de aquel histórico partido fue la sensación de seguridad que transmití al resto fue y de que todas mis acciones eran correctas”.

5.- 11-04-2011. Valencia-Chelsea. Mestalla. “Más que una parada de este partido tengo grabadas dos a Lampard y Drogba. La primera fue un remate frontal de cabeza en el que peinó el balón y que tenía una doble dificultad, primero de llegar al balón y segundo salvar la pelota ante la presencia de varios jugadores para sacarla por encima del larguero. A mí, esa destreza en esas acciones me gustaba mucho”, narró Cañizares. “En la de Drogba, su remate de cabeza no fue muy rápido pero la dificultad estaba en que iba muy alto, a la escuadra y había que llegar allí arriba. Lo malo fue la caída porque tuve que ir muy arriba y caer al suelo dolió lo suyo. Era en abril, cuando los campos están ya más duros”, recuerda entre risas al recordar la jugada de un partido que “lamentablemente perdimos en el último minuto”.

En su repaso a estas acciones, ‘Cañete’ aseguró que las paradas que más le gustaban era las de los remates de cabeza en las que había que reaccionar sobre la línea, y de este estilo también recuerda una con el Valencia en el Santiago Bernabeu a remate de Iván Helguera.

“Reconozco que a mí me costaba mucho reaccionar cuando me driblaban en el mano a mano, pero en los remates de cabeza tenía mucha intuición y reaccionaba muy rápido. Eran acciones muy bonitas que a mí me resultaban más fáciles”, afirmó.

Texto: César Toldrá / Agencia EFE

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.